FÓRMULA E |

Pandemia 'eléctrica'

El coronavirus ha suspendido ya cinco ePrix y los tres únicos que se mantienen en el calendario están en peligro de cancelación por razones variadas.

Pandemia 'eléctrica'
Simon Galloway / Fórmula E
Formula E Coche Formula E

El mundo está detenido por el coronavirus. La pandemia está llevándose por delante la vida de miles de personas mientras más de un tercio de la población del planeta espera confinada en sus casas. Los calendarios deportivos han saltado por los aires y todas las competiciones intentan vislumbrar luz para poder recolocar sus eventos. El motor no es una excepción y F1 y MotoGP, por ejemplo, tienen diversos planes de actuación según el tiempo que dure el aislamiento y la imposibilidad de organizar carreras.

Daños colaterales que en el caso de la Fórmula E afecta... hasta casi el ensañamiento. El certamen eléctrico de la FIA, que celebraba su sexta temporada entre noviembre y enero, ve cómo su calendario está totalmente borrado. Con los ePrix de Arabia Saudí (doble), México, Chile y Marruecos ya disputados necesita una sexta prueba al menos,para oficializar sus resultados... pero el COVID-19 se lo está poniendo difícil. Con las citas de Sanya (China) ya cancelada y las de Roma, París, Seúl (Corea) y Yakarta (Indonesia) aplazadas a la espera de ver si alguna se puede recuperar, con la complicación añadida de montar circuitos urbanos por la influencia en el tráfico durante la preparación y celebración del evento, en el horizonte hay tres en pie: Berlín (21 de junio), Nueva York (11 de julio) y Londres (25 y 26 de julio).

Robin Frijns durante el ePrix de Nueva York de 2019.

En alerta. Además, las citas mencionadas corren peligro y no solo porque el confinamiento se alargue en el tiempo. En la capital alemana el emplazamiento es el aeropuerto de Tempelhof, un lugar que si Berlín aumentara la alerta sanitaria utilizado como hospital de campaña o lugar para atender a enfermos y afectados, como ya ocurrió con la crisis migratoria de refugiados en 2016. Nueva York es la ciudad el mundo con más casos de coronavirus y los expertos no vaticinan precisamente una mejora a corto plazo. ¿Y Londres? La capital británica, sede de Fórmula E Holdings, tiene por contrato cerrar la temporada, lo que ya de por sí limita los movimientos para alargar el calendario en el verano, pero es que hay otro problema.

El Centro de Exposiciones ExCeL, en los Docklands y ubicación de la doble carrera eléctrica final, se ha convertido en un centro de asistencia temporal para los londinenses que contraigan el virus. El Ministerio de Defensa británico lo está acondicionando para que en pocos días tenga 4.000 camas dispuestas en dos salones para ayudar a los hospitales. “Vamos a abrir un hospital temporal, el NHS Nightingale Hospital en el centro ExCeL en Londres. Con la ayuda de los militares y con los médicos del NHS, nos vamos a asegurar de tener la capacidad que necesitamos para que todos puedan obtener el apoyo que necesitan”, explicaba Matt Hancock, secretario de Salud.