MOTOGP

Crivillé: “Ojalá recoloquen Jerez en el calendario”

El primer campeón español de la clase reina lo primero que lamenta es “la situación general por el coronavirus” y recuerda para AS su reinado en el trazado andaluz.

Crivillé: “Ojalá recoloquen Jerez en el calendario”

Dos nombres históricos se le vienen a uno a la cabeza cuando piensa en Jerez como la catedral moderna del motociclismo mundial. Uno es el de Ángel Nieto, que desde que le perdiéramos da nombre al trazado andaluz. El otro es el de Álex Crivillé, auténtico Rey de Jerez en los años 90 con tres victorias consecutivas en 500cc (97, 98 y 99) y casi una cuarta que el bicampeón considera “robada” en 1996 por la invasión de pista que hubo, lo que aprovechó Mick Doohan para ganarle una prueba que tenía perdida. Él Noi de Seva hace ya tiempo que se retiró, pero es uno de los muchos que lamenta el aplazamiento ya oficial del GP de España, que estaba previsto para el 3 de mayo y ahora aún no tiene fecha nueva.

“Estaba claro que lo iban a aplazar, pero duele”, empieza diciendo, aunque dejando muy claro que “lo que más duele es la situación general y, de hecho, no se sabe en realidad cuándo empezará el Mundial… Yo, de verdad, firmo sí o sí que MotoGP pudiera empezar en junio en Barcelona. Jerez hubiera sido ideal, por ser la primera carrera en Europa y un escenario que para mí es muy especial, de los que mejores recuerdos me traen de mi carrera deportiva, pero las circunstancias mandan. Toca pensar en que se arregle la situación que vivimos y ya veremos luego. No hay más”.

Hablando de sus recuerdos de Jerez, el bicampeón (500cc y 125cc), señala: “Es un circuito que me encanta. Allí gané tres carreras seguidas y casi cuatro, porque una nos la robaron”. Lo que el catalán no recordaba es que él fue miembro del primer podio de un gran premio visto allí, al ser segundo por detrás de Aspar y por delante de Miralles en la carrera de 80cc de 1987. “Eso no lo sabía, pero es significativo de lo que Jerez iba a ser para mí. Corría con la Derbi como wild card”, dice.

Volviendo al presente, ve un calendario muy complicado: “No tengo ni idea de cuándo va a empezar MotoGP ni de si se podrá recuperar Jerez. Ojalá que Dorna pueda recolocarla en el calendario y podamos ir a Jerez. Son 19 citas las que hay por delante y no sé si podrán celebrar todas. Es complicado y eso ahora mismo no lo sabe nadie. Si se puede, bien, pero ahora mismo lo que toca es quedarse en casa y esperar. No hay más que estar confinados”.

En ese sentido, Crivi cuenta cómo pasa él su confinamiento: “Voy limpiando los monos, las motos, haciendo cambios y remiendos, y poca cosa más, porque tampoco se puede hacer mucho. Ah, y también algo de ejercicio físico”. Las motos que el primer campeón español de la clase reina conserva son “la Honda campeona de 500cc, la JJ Cobas, la Derbi, la del Criterium SoloMoto… Me paso el día mirándolas y subiéndome a ellas, lo que me hace que me acuerde de carreras. Cuanto más tiempo pasa, más importancia le das a lo que hiciste en su momento. Sinceramente, las de Jerez son las que mejor conservo en la mente. Era emocionante ir allí y ver a la gente con sus pancartas animando. Esas carreras y aquellos trofeos me llenan muchísimo”.

Al recordarle que él era en su momento el Rey de Jerez, sin perder la modestia y sensatez que le caracteriza, dice: “No es por echarme flores, pero yo creo que sí. Era una carrera en la que resultaba muy bonito partir como favorito y eso pasaba cuando llegaba Jerez. Era una pasada para mí correr en Jerez, salir como favorito y luego poder reafirmarlo ganando la carrera”. Inolvidable aquellas carreras de Crivi.