MOTOCICLISMO | SUPERBIKE

"La vida es mucho más importante que el deporte"

Álvaro Bautista, recluido en su casa de Talavera de la Reina, es rotundo: "Es una situación rara, pero que necesita de la solidaridad de todos".

"La vida es mucho más importante que el deporte"
Getty Images

Álvaro Bautista siempre se ha caracterizado por un discurso lógico, argumentado y de una persona con los pies en la tierra. Es un deportista de élite, pero el piloto de Honda en el Mundial de Superbike sabe que la prioridad en la situación actual es acturar con responsabilidad social y generosidad para con los demás. "Se trata de colaborar. Esto no depende sólo de ti, ya que es algo que se transmite por el contacto entre la gente y hay que aislarse lo máximo posible, sobre todo para evitar problemas con las personas que más les puede afectar, las personas mayores o de otros grupos de riesgo. Es una situación rara, pero que necesita la solidaridad de todos. Por supuesto que me gustaría estar haciendo una vida más normal, o estar en las carreras, pero a día de hoy es más importante la salud mundial que la competición deportiva, la vida que el deporte”, asegura a la web oficial del campeonato desde la reclusión en su casa de Talavera de la Reina.

El toledano de 35 años, actual subcampeón del mundo de SBK y campeón del mundo de 125cc en 2006, tiene tarea en casa que le permite mantenerse entretenido en estos largos días de cuarentena: “Como tuve a mi bebé hace casi tres meses, estoy muy ocupado. Estamos pendientes de ella y, dicho entre comillas, la situación me está viniendo bien para aprovechar y disfrutar de los primeros meses de mi pequeña. Dentro de lo malo, estoy disfrutando bastante en casa. Estoy descubriendo cómo va evolucionando y creciendo. Cada día es nuevo para mí con respecto a ella, o sea que por ese lado tengo el tiempo ocupado y lo disfruto mucho”.

Bautista, en acción con la Honda de SBK.

El problema de no poder salir a entrenar, Bautista lo tiene solucionado... aunque sólo a nivel físico: "En casa tengo algunas máquinas y digamos que voy saliendo del paso. Lo único es que resulta imposible practicar motocross, supermotard y todas esas actividades fuera de casa que solemos hacer. Es una situación nueva. Quizá nuestros abuelos sí vivieron alguna situación que podría parecerse, de verse forzados a estar en casa, por el tema de la guerra civil, pero para todos nosotros es una situación insólita". Y prefiere no ponerse fechas de vuelta: “La verdad es que ahora mismo no lo pienso. Ojalá empecemos lo antes posible, porque eso querrá decir que la situación está controlada y todo vuelve a la normalidad, pero hoy por hoy no pienso en si esa carrera se ha pospuesto o en ver cuál es la siguiente.

Por último, el piloto del HRC también hablo de lo deportivo, eso que ahora no se sabe cuándo volverá: "Es una moto nueva, y también lo es todo el equipo, que se hizo en muy poco tiempo, falta experiencia y hay mucho camino por recorrer, pero como se vio, la moto, la estructura y HCR tiene el potencial para poder luchar por buenos resultados, es cuestión de tiempo. Necesitamos tiempo para trabajar y poner todo en su sitio, y creo que cuando consigamos tener todo claro estaremos luchando delante. Ya en Australia, en la primera carrera, estuvimos en el grupo de cabeza y mostramos que tenemos potencial para estar ahí, peleando por ganar carreras”.