F1 | AUSTRALIA

Carey responde a Hamilton: "Si el dinero manda, correríamos"

El campeón británico respalda la suspensión: "Esta es la decisión correcta, debemos poner la salud y la seguridad por delante".

Entre las voces más críticas contra la Fórmula 1 por poner en marcha el GP de Australia, posteriormente cancelado en Melbourne, se destacó Lewis Hamilton, seis veces campeón del mundo. El británico dijo en la rueda de prensa oficial que estaba "muy, muy sorprendido por la celebración de la carrera", y preguntado sobre cuál creía que era el motivo, fue duro: "El dinero es el rey". Chase Carey, CEO de la F1 y hombre fuerte de Liberty, respondió en Albert Park: "Si el dinero fuera el rey, no habríamos tomado la decisión de hoy. Las cosas han cambiado, tomamos la decisión de venir aquí pero la situación es diferente, día a día, incluso hora a hora y hemos debido evaluar eso y tomar la decisión adecuada. Teníamos que digerir mucha información para tomar la decisión correcta en el momento correcto, y creo que lo hemos hecho".

El piloto dio su opinión en las redes sociales tras la cancelación: "Desgraciadamente, esta es la decisión correcta. Todos queremos subirnos al coche y competir, pero debemos ser realistas y poner la salud y la seguridad por delante. La realidad es que este es un problema muy serio, con personas muriendo cada día. Muchos enfermos, o gente que aun sin estar enferma se verá afectada económica y emocionalmente. Nadie sabe a lo que nos enfrentamos, pero debemos tomar precauciones y mantener a tanta gente segura como sea posible. Sé que es decepcionante, el deporte nos une en tiempos difíciles, pero esto es lo correcto. Escuchen los consejos y cuídense. Espero volver a competir pronto".

Hubo prácticas diferentes en la parrilla. Por ejemplo, trascendió que Vettel y Raikkonen habían volado a casa por la noche vía Dubái, horas antes de que se conociera la cancelación de la carrera. Ningún piloto apareció por el circuito el viernes aunque hasta dos horas antes de los entrenamientos libres no se había confirmado la suspensión del gran premio. En cuanto a los equipos, McLaren y Ferrari retrasaron su llegada al trazado, igual que Pirelli. Ahora todos trabajan para recoger el material y regresar a casa.