FÓRMULA 1

Verstappen empieza la guerra psicológica contra Hamilton

"Es bueno y quizás Dios está con él, pero él no es Dios", dijo en un acto en Londres. El neerlandés afronta 2020 con el objetivo de ganar el Mundial.

Lewis Hamilton y Max Verstappen, en el podio del GP de España de F1 2019.
JUAN MEDINA

Max Verstappen afronta 2020 como su primera gran oportunidad para luchar por el Mundial. Acabó el pasado curso haciendo poles y ganando carreras, dejó un adelantamiento sobre el hexacampeón para la historia en Brasil y espera que esa tendencia se mantenga este año, con Red Bull volcado para que así suceda aunque eso comprometa el monoplaza de 2021. Y la batalla por el título empieza en la guerra psicológica: si hace unas semanas, Mad Max acusaba la ventaja mecánica del británico ("Lewis no ha tenido los mejores compañeros de equipo en los últimos años. Si tienes el coche adecuado puedes vencer a todos"), ahora habla de sus cualidades como piloto en un evento en Londres.

"Lewis es muy bueno, sin duda uno de los mejores. Pero no es Dios. Quizás Dios está con él, pero él no es Dios. Si nunca tiene presión real, puede pilotar al 97 o 98 por ciento y así nunca se cometen errores. Pero si empezamos la temporada a dos décimas (de Mercedes), sí podemos aplicar esa presión y estoy deseando formar parte de esa batalla", resume el neerlandés en declaraciones que recoge la agencia 'PA'.

Con 22 años, Verstappen afronta su sexta temporada en la Fórmula 1, la quinta en Red Bull, una escudería con la que ha renovado hasta 2023 incluido. Es el centro del proyecto energético para volver a ganar Mundiales y recuperar la racha triunfal de principios de década, lograda junto a Sebastian Vettel. Suma ocho victorias, dos poles (él cuenta tres, pero fue sancionado en México) y 31 podios en 102 grandes premios y acabó 2019 en la tercera plaza de la clasificación, su mejor resultado de siempre. Ahora espera mejorarlo y eso pasa por encararse a Lewis Hamilton.