Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
Copa Libertadores

MOTOGP I GP DE TAILANDIA

Lorenzo sabía que sufriría con la Honda desde la pretemporada

El mallorquín vuelve a señalar la potencia y la falta de confianza en el tren delantero de la RC213V para justificar la desventaja que le separa de Márquez.

Lorenzo sabía que sufriría con la Honda desde la pretemporada

"Nunca he estado al 100% sobre la Honda". "No espero luchar por victorias ni podios lo que resta de año". "Tanto yo como el equipo esperábamos mucho más". Estos son algunos de los titulares que Jorge Lorenzo ha dejado en una entrevista en 'MotoGP.com' donde el mallorquín no rehuye ningún tipo de pregunta sobre su rendimiento en el campeonato.

Comenzando por su falta de competitividad a lomos de la Honda, Lorenzo admite que en la pretemporada ya comenzó a ser consciente que había algo no estaba bien en las curvas por la potencia extra que posee la nueva RC213V.

"Cuando probé por primera vez la moto anterior, la de 2018, me encontré muy bien con ella, pero en cuanto probé la moto nueva me di cuenta de que tenía un motor muy potente, pero había algo que no estaba bien en las curvas. Márquez de algún modo es capaz de gestionar y sacar provecho de esta potencia extra, pero el resto de pilotos Honda, por ejemplo Cal Crutchlow o yo, sufrimos mucho más que con la moto anterior, por eso tenemos problemas para ser competitivos. Marc está ganando con esta moto. Honda necesita seguir al piloto que está ganando, es lo más lógico, y el resto de pilotos tenemos que seguir esta dirección para pilotar la moto. No es lo mejor para mí, pero Honda necesita seguir al piloto que gana", afirma el tricampeón de MotoGP.

Cuando restan cinco carreras para que finalice el Mundial de MotoGP 2019 en Valencia, el español puntualiza que no espera luchar en estas pruebas por las victorias ni los podios, sino intentar mejorar su undécima posición de Le Mans y seguir aproximándose a la parte delantera de la parrilla: "No espero luchar por victorias ni podios, pero si puedo mejorar la 11ª posición que conseguí en Le Mans, y reducir la distancia con el vencedor de la carrera, estaré satisfecho. Tenemos que ser realistas, y los años de ganar carreras y campeonatos, por el momento, no es posible repetirlos. Tanto yo como el equipo esperábamos mucho más. La temporada hasta el momento está siendo todo lo contrario. Cuando empecé a mostrar cierta competitividad sobre la moto ocurrió lo de Assen, y todo empeoró. Es normal dudar después de haber acumulado varias lesiones importantes seguidas".

Jorge Lorenzo prosigue su perfil bajo de expectativas declarando que la fuerte caída de Assen le hizo volver a empezar de cero en todas las áreas, si bien reconoce que nunca ha llegado a estar al 100% sobre la moto japonesa: "Estaría 100 veces mejor de no haberme caído en Assen, porque después de tres meses olvidas completamente todo lo que has aprendido, tienes que empezar de cero en todas las áreas, a nivel físico pero también el modo de entender otra vez cómo pilotar esta moto. He tenido más lesiones, pero esta vez he necesitado dos meses para regresar a las carreras. Fue realmente duro. Mejoré un poco tres semanas después en Misano, pero en este momento todavía estoy muy lejos de los pilotos de arriba. Nunca he estado al 100% sobre la Honda, antes de la caída en Assen quizás estaba al 90%. Pero sin confianza en el tren delantero y con problemas físicos es muy difícil ser competitivo en el nivel que tiene ahora MotoGP".

Por último, Lorenzo agradece el apoyo que Alberto Puig ha exhibido en los últimos meses, algo que ha hecho elevar su compromiso de seguir luchando por volver a ganar: "El compromiso con el equipo se ha hecho más fuerte, también en mi cabeza, por eso decidí llamar a Alberto Puig y a Honda para confirmarles que mi compromiso con ellos seguía siendo fuerte. Alberto sabe de motos, sobre pilotaje y sobre pilotos. Me sorprendió, porque en una situación muy complicada, quiere que yo mejore mis resultados, pero a la vez es muy respetuoso y se pone en mi piel. Esto es muy importante para mí y es algo que aprecio el que sea así en un momento de tanta presión".