Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

MOTOGP I GP DE ARAGÓN

Karlos Arguiñano: "El que más me impresiona es Márquez"

El cocinero más carismático de la tele volvió al Mundial en Alcañiz con un piloto en Moto3 y dejó su impronta: “Yo sería el Ángel Nieto de los cocineros. Le tengo tan presente…”.

Karlos Arguiñano: "El que más me impresiona es Márquez"
ALBERT GEA REUTERS

Karlos Arguiñano fue un fijo del paddock mundialista durante seis temporadas y en Alcañiz regresó a él con un piloto de Moto3 que tiene en el FIM CEV Repsol. Es todo un personaje, simpático y dicharachero a más no poder, y dejó su impronta en MotorLand a cada paso que daba. El cocinero más carismático de la tele va en moto y dice que tiene un estilo parecido al de Rins, pero el que más le impresiona es Márquez con sus salvadas.

-¿Cuántas veces le han dicho por el paddock de Alcañiz que se le echa de menos en el Mundial?

-Muchas. Nunca me hubiese imaginado que tantísima gente me iba a recordar con tanto cariño en el Mundial. Me he hecho más sencillo y ahora estoy en el CEV, pero por suerte hemos tenido en este gran premio a Gerard Riu corriendo en Moto3 y estoy muy contento de haber vuelto y de ver cómo me ha recibido todo el mundo. La verdad es que no sabía yo que era tan guapo… (Risas a carcajadas).

-¿Hay posibilidad de que algún día regrese al Mundial su escudería?

-Todo está en manos de los patrocinadores. He estado seis años en el Mundial a tope, dándolo todo, y nos hemos defendido como hemos podido, pero al final nos estábamos gastando un dinero que era más de la cuenta. Si llega el patrocinador, estaría encantado de volver al Mundial. A mí el Mundial me pone los pelos de punta. El motociclismo español destaca como en otras muchas cosas del deporte y llevo casi 25 años siguiendo este campeonato a tope. Me encantaría volver, pero necesito que llegue un patrocinador.

-¿Cómo ve el Mundial desde su plató de televisión?

-Lo están televisando cada vez mejor, eso está claro, aunque es verdad que cada vez lo está viendo menos gente y eso me da mucha pena. No está en mi mano, pero lo que me gustaría es que fuera en abierto, para que la gente pudiera seguir el motociclismo como lo hacía hace ocho o diez años, cuando era un grandioso espectáculo mañanero en cualquier rincón de España.

-¿Cuántos espectadores le ven a usted cocinando?

-De media andaré por el millón de personas diarias, que son cinco millones a la semana.

-¿Qué le parece lo que está haciendo Márquez?

-Está batiendo récords de todo tipo. Se le ve tan ganador y es tan grandísimo piloto que, hasta cuando se le ve en el suelo, gracias a la pericia del piloto la moto vuelve a estar de pie. Comentamos mucho entre lo amigos el poder, la fuerza y las ganas de ganar que tiene. Ahora quizá no es tan brusco como hace cuatro o cinco años, porque parece que todo lo mide más.

-¿Es Márquez el que más le impresiona de todos?

-Sí, sí, tengo que confesar que es el que más me impresiona, aunque yo me veo estilo Rins cuando voy encima de mi moto. Le digo a mis amigos que tengo estilo Rins.

-¿En base a qué?

-En ir un poco tiesito en la moto, sin meter la cabeza en el carenado. Es que le veo y parece que va de paseo, porque se le ve muy relajado. Es un estilo que me encanta.

-¿Usted es el Rossi, el Márquez o el Ángel Nieto de los cocineros?

-Yo sería el Ángel Nieto de los cocineros. Le tengo tan presente… Le tengo en una foto en el plató, ahí conmigo mientras cocino. También tengo a Ginés (Guirado) y a más grandes amigos del motociclismo que me han hecho pasar tan grandes ratos fuera de mi casa.

-Un chiste que se pueda contar en el As para despedir la entrevista.

-Un amigo que ve a otro y le dice: “¿Qué tal estás?”. Y le contesta: “Pues estoy muy bien”. Y el primero vuelve a decir: “¿Estás seguro? Con la cara de tonto que tienes”. (Más risas).