Competición
  • Champions League
Champions League
Cluj Cluj CFR

-

Slavia P. Slavia P. SLP

-

LASK LASK ASK

-

Brujas Brujas BRU

-

APOEL APOEL APO

-

Ajax Ajax AA

-

FÓRMULA 1

Kimi y sus 16 días bebiendo: "No es nada malo, era normal"

El piloto finlandés de Alfa Romeo habla de la anécdota que cuenta en su libro: "Pasaba todo el tiempo. No fue la única vez que hice algo así, me divertí".

Raikkonen y los 16 días bebiendo: "No es nada malo, era normal"
BERNADETT SZABO REUTERS

Kimi Raikkonen es uno de los pilotos más curiosos del 'paddock' de la F1. No es ningún secreto que al finlandés de Alfa Romeo no le gusta hablar con la prensa, pero cuando lo hace, siempre deja titulares que dan que hablar. Además, tras la publicación de su libro, no hay entrevista en la que no tenga que comentar alguna de las anécdotas que cuenta en él. En esta ocasión ha sido 'motorsport' la publicación que ha hablado con el finlandés.

"En realidad no, pero no tengo elección", responde Kimi preguntado por si ya está más acostumbrado a los medios. "Ese el el problema, no tengo mucho que decir, pero es parte de mi trabajo. Me gusta correr en F1. No importa lo que haga, siempre habrá algo positivo y algo negativo, no puedes tener solo lo positivo", prosigue.

Tras confesar que no leyó su propio libro hasta el día antes de la presentación y que no vetó al autor para contar nada, Raikkonen recuerda, o no, sus 16 días seguidos sin parar de beber entre Bahréin y Barcelona 2013: "No podía recordarlo, la mitad de las cosas la gente tuvo que decírmelas. Acabábamos de pasar por Europa y nos divertimos un poco. No fue la primera vez y era normal para nosotros. Pero no hay nada malo en esa historia, ¿qué tiene de malo? No hay nada de malo en ello. Eso era bastante normal y pasaba todo el tiempo. No fue la única vez que hice algo así, me divertí".

Eso sí, ahora que es padre de familia, ya se ha quitado esos excesos. "Ahora hay otras prioridades. Entonces tenía edad suficiente para hacer lo que quisiera. Cuando tienes familia eso cambia. Todos envejecemos, ¿no? Y después de 16 días bebiendo ya no me siento tan bien como antes", finaliza Raikkonen.