Competición
  • Champions League
  • Hoy en As

F1 I GP DE ESPAÑA

Italia: "Ferrari se derrite como una medusa varada al sol"

Italia: "Ferrari se derrite como una medusa varada al sol"

DPPI / AFP7 / Europapress

DPPI / AFP7 / Europapress

Los principales medios de comunicación remarcan la impotencia de Ferrari frente al dominio indiscutible de Mercedes, que suma cinco dobletes consecutivos.

Son quizá, los tres clásicos del Mundial de Fórmula 1 2019. El doblete de Mercedes, las órdenes de equipo de Ferrari y las duras críticas de la prensa italiana hacia el Cavallino Rampante los lunes post carrera. Y el Gran Premio de España 2019 no iba a ser la excepción que prueba la regla.

Porque la quinta prueba de la 70º edición del 'Gran Circo' disputada en el Circuit Barcelona Catalunya no sólo volvió a dejar patente que a día de hoy ningún monoplaza puede igualar la velocidad del W10, sino que para disgusto de la Scuderia, Max Verstappen superó con relativa holgura a Sebastian Vettel y Charles Leclerc.

Revista de prensa en Italia tras el Gran Premio de España F1 2019

La Gazzetta dello Sport: "Quinta victoria consecutiva para Mercedes en este campeonato. Otro éxito más llegó a Montmelò en el Gran Premio de España. Primer lugar para Lewis Hamilton, segundo para Valtteri Bottas. En el tercer Max Verstappen. ¿Y los rojos? Cuarto lugar para Sebastian Vettel y quinto para Charles Leclerc. Decepción en la casa de Ferrari. Una vez más Max Verstappen se ha burlado de ellos y ha sido una verdadera espina en el costado para los de rojo".

Il Giornale: "Noche oscura para la casa de Maranello, que es testigo impotente del dominio indiscutible de Mercedes, sin la posibilidad de cambiar la situación por ahora. El dominio de Mercedes revela toda la fragilidad de los de rojo, que no pueden reaccionar lo más mínimo. De hecho, parece que ni Binotto ni su equipo tienen ideas para salir de esta situación pronto. Desafortunadamente para Ferrari este fin de semana en Barcelona confirmó la gran diferencia con las flechas plateadas. El campeón inglés de Mercedes apunta con decisión al sexto título mundial de su carrera".

Corriere della Sera: "Pokerissimo. Quinto doble consecutivo de Mercedes y jerarquías internas restauradas. Victoria de Lewis Hamilton que le dio una lección severa a Valtteri Bottas ganando dos veces: al principio y luego cuando el coche de seguridad barajó las cartas. El juicio de Ferrari puede comenzar, porque no pasó nada en Montmelo. Incluso las paradas en boxes fueron lentas. Pero son problemas secundarios, así como los duelos internos entre los dos pilotos. Una guerra entre los pobres no interesa a nadie. El SF90 no sólo ha sufrido aquí en el tercer sector, sino en todas partes. Si el problema no está claro, la solución no se puede identificar y eso es un buen problema para las próximas carreras. Binotto no entra en detalle y se rompe. El tiempo se está acabando y la racha de victorias de Mercedes podría extenderse de forma desproporcionada. Esto no sirve, se espera que tras los test las ideas sean más claras. Carrera sin historia, tras el intento del piloto alemán de adelantar la salida, lo que hizo que perdiera terreno. Vettel y Leclerc intercambiaron posiciones dos veces. El segundo duelo entre ellos duró más de lo esperado y la sensación es que se ha perdido un tiempo precioso. ¿Cambió algo? No. Esta vez ni siquiera existe el consuelo de la vuelta rápida. Hamilton devoró también ese punto".

La Stampa: "La única duda antes del inicio era quién iba a ganar de los dos pilotos situados en la primera fila. Cuando se apagaron los semáforos, Lewis Hamilton adelantó a su compañero Valtteri Bottas y nunca abandonó esta posición. Para Ferrari es la peor carrera de 2019. Falló cualquier intento de acercarse al Mercedes. Incluso la gestión de la carrera dejó algo que desear: los pilotos perdieron tiempo al intercambiar dos veces la posición, los cambios de neumáticos fueron lentos. Tardaron el doble que la competencia. Vettel y Leclerc no lograron incomodar a Verstappen en ningún momento. Mercedes ya está muy lejos".

La Repubblica"Ni siquiera algo de rojo en el podio. Si los estrategas de rojo lo hubieran hecho bien, Verstappen no estaría en el podio. En realidad Leclerc es víctima de la equivocación de Sebastian en la primera curva, pero luego le perjudica su manía de protagonismo, que le hace perder dos preciosos segundos en la persecución de Verstappen. El campeón de la pretemporada se derrite como una medusa varada en el sol de agosto cuando la situación se pone difícil. Después de cinco carreras y de cinco truenos consecutivos, no saben por qué el coche no funciona. Obviamente no saben qué camino tomar".