Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • MotoGP
  • Vuelta a España
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Moto3
  • Mundial
Liga Holandesa
EN JUEGO
Heracles Heracles HCL

4

Willem II Willem II WII

1

EN JUEGO
Feyenoord Feyenoord FEY

3

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

2

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

Twente Twente TWE

-

FINALIZADO
Zwolle Zwolle ZWO

6

Waalwijk Waalwijk WAA

2

FÓRMULA 1

“En Fórmula 1 no hay amigos, no es un deporte humano”

Alguersuari: “En Fórmula 1 no hay amigos, no es un deporte humano”

Rodolfo Molina

DIARIO AS

Alguersuari, expiloto de Toro Rosso en el 'Gran Circo' y ahora DJ, presentó en Barcelona su libro 'Reinvéntate. Cómo pasé de la Fórmula 1 a la música'.

El expiloto de Fórmula 1, Jaime Alguersuari presentó en Barcelona su libro titulado 'Reinvéntate. Cómo pasé de la Fórmula 1 a la música' (Alienta Editorial, 2019), un libro autobiográfico donde refleja sus vivencias desde los circuitos a las de su actual faceta de DJ, compositor y productor. El pasado 23 de marzo cumplió 29 años y hace apenas una década fue uno de los nombres de la parrilla del Mundial de F1, pero solo estaría tres años en los circuitos formando parte de la escudería Toro Rosso (2009-2011), con la que disputó 46 grandes premios.

El 26 de julio de 2009 debutaba como piloto oficial del equipo Toro Rosso a partir del Gran Premio de Hungría. Era el piloto más joven de la historia en debutar, superando a Mike Thackwell, récord que mantuvo hasta que en 2015 Max Verstappen le superó al debutar con 17 años y 166 días en el Gran Premio de Australia. Tras disputar ocho grandes premios en 2009,competiría en todos los de 2010, logrando puntuar en tres carreras, acabando 19º con 5 puntos. Tras ser confirmado como piloto de Toro Rosso por tercera temporada, puntuó en siete carreras, totalizando 26 puntos y finalizando en décimocuarta posición, tras lograr sus dos mejores resultados en Fórmula 1: 7º en el Gran Premio de Italia y en el Gran Premio de Corea del Sur.

Esto llamó la atención de Lotus, que en noviembre le hizo una oferta que no aceptó porque Helmut Marko y Frank Tost, dueños del equipo le dijeron que contaban con él en Toro Rosso para 2012. El golpe llegó el 14 de diciembre de 2011 cuando, contra todo lo dicho se le comunicó que no iba a seguir. Jaime ha pasado página de esa época, pero se sinceró para AS, aunque le cuesta mirar hacia atrás.

-¿Recuerda ese día?

-Pareció una broma. Quedé muy 'tocado' porque fue un golpe dado con la intención de no dejarte trabajar al año siguiente porque todos los equipos ya tenían firmados a sus pilotos. Fue una estrategia para desprenderse de los pilotos que no querían. Un golpe muy duro.

-¿Qué sintió al quedar sin equipo en la Fórmula 1?

-Mi vida dio un giro de 180º sin que yo lo esperase y mi objetivo de ser campeón del mundo se esfumó. Todo era odio y rencor, probé en otras categorías y no tuve ya las sensaciones que tenía aquel chico que empezó con ocho años.

-¿Decidió entonces dejar el mundo del motor?

-De alguna manera me empecé a hacer preguntas sobre mí mismo: ¿Me veo dando vueltas toda mi vida en los circuitos? En ese momento me sentía desconectado y que no sacaba el mejor rendimiento de mí, vinieron todas estas preguntas y decidí dar un cambio en vida; fue el día que perdí la sonrisa en la Fórmula 1, me quite el casco dije: se acabó

-¿Lo ha olvidado ya?

-Fue la situación que fue. Al final, Red Bull era mi patrocinador y la única vía que tenía para estar en la F1 y el único coche que tenía a mi disposición para estar en ella. Les estoy eternamente agradecido, después pasó lo que pasó, y la admiración y la gratitud que tengo hacia ellos es increíble. Les voy a enviar el libro. Yo no cambiaría nada. Es la vida que me tocó vivir en ese momento.

-¿Cómo vivió la Fórmula 1 en su momento?

-La Fórmula 1 es un mundo aislado, egocéntrico y vivía cada día, desde que tenía quince años, sabiendo que si no ganaba me iban a echar y vives con ese odio hacia tu compañero de equipo. Le deseas lo peor; lo matarías.

-¿Llegó usted muy pronto a ella?

-Quizás todo llegó demasiado temprano. La Fórmula 1 no está diseñada como otros deportes. Vivir desde pequeño y en un entorno tan hostil me afecto y hoy veo en mis declaraciones de entonces solo rabia porque ese entorno te hace perder a cabeza y no tocar con los pies en el suelo.

-¿Son contradictorios los sentimientos?

-Se generan diferentes sentimientos porque estás toda la vida luchando y te encuentras que hagas lo que hagas, incluso si lo hacías perfecto eras séptimo. El que ganaba es que quien tenía todas las condiciones técnicas y hacía cosas que tú no podías hacer. Esto te da un sentimiento de impotencia y angustia difícil de aceptar. Siempre lo he visto como un deporte que el factor humano no cuenta.

-¿Cómo eran las relaciones con los pilotos del mismo país?

-En deportes como el tenis o el golf, los jugadores del mismo país hacen piña, pero en la Fórmula 1 no hay amigos, porque no hablas de un deporte humano y estoy seguro de que si todos tuviesen los mismos coches las cosas serían totalmente diferentes.

-¿Y qué se llevó de la Fórmula 1?

-Al final te centras a ganar a tu compañero de equipo, a hacer más puntos que él porque eso es dinero para el equipo. De todo eso me llevé que hagas lo que hagas tienes que disfrutar y sacarte de la cabeza el que estás obligado a ganar. Voy a salir a divertirme y sacar el máximo al coche aunque quedes el décimosexto.

-¿En qué cambia el mundo de la Fórmula 1con el de los DJ?

-Yo no miro el mundo de los DJ, miro la música y cuando hablamos de música miro la música en general porque la música es compartir, es respetar, admirar. No hay nada más grande y universal que crear y expresarse a través del arte; es algo inigualable porque me estás diciendo que hablamos la misma lengua sin habernos hablado antes y los dos hemos sentido lo mismo, frecuencias de sonido que juntas crean música; no hay nada que lo pueda igualar.