Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • MotoGP
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Moto3
  • Mundial Ciclismo
Ligue 1
Lyon Lyon LYO

-

PSG PSG PSG

-

Liga Holandesa
Heerenveen Heerenveen HEE

-

Utrecht Utrecht UTR

-

FC Emmen FC Emmen EMM

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

PSV PSV PSV

-

Ajax Ajax AA

-

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

F1 | GP DE AUSTRALIA

Renault no quiere más filiales

El Renault de Hulkenberg (Australia, F1 2019).

Mark Thompson

Haas o Toro Rosso han progresado gracias a sus vínculos con Ferrari y Red Bull, respectivamente, pero Abiteboul ve problemas en este planteamiento.

En Australia 2018, Haas sorprendió al paddock con un monoplaza que se destacaba al frente de la clase media, aunque había quien le encontraba cierto parecido con el Ferrari de 2017, con razón. Los equipos con menor presupuesto encuentran alianzas en la parrilla y no es un secreto que entonces los americanos hicieron un buen negocio de recambios con Maranello, su suministrador de motores, como ahora se espera que haga Alfa Romeo. Y como se ve en Toro Rosso, que comparte partes sensibles con el Red Bull de este mismo año (suspensión trasera, motor Honda, caja de cambios) y que también pesca piezas en la fábrica de Milton Keynes.

Christian Horner, de Red Bull: "Toro Rosso utiliza muchos componentes del RB14 (su coche del año pasado) en las piezas en las que eso se permite, les funciona y no tiene los gastos de diseño y desarrollo que eso implica. Para nosotros no es un problema y creo que para los equipos pequeños, se ha demostrado que tiene calidad-precio y funciona. El principal beneficio es para ellos". Ferrari y Mercedes también están de acuerdo con esta tesis y precisamente Toto Wolff señala el caso de Haas: "Muestra lo bueno que es para un equipo y para la F1".

Pero Renault, el tercer gran fabricante de la Fórmula 1, lo ve desde la perspectiva de quien está abajo, intentando acercarse, y encima le crecen los rivales privados. "Ya es un desafío competir contra los tres primeros equipos que tienen hasta un 40% más de recursos. Pero si ahora son capaces de combinarlos con los recursos de otros equipos, o sacar beneficio de sinergias en un presupuesto reducido, ahí hay un problema para nosotros y al menos para otros dos equipos", afirma Cyril Abiteboul, jefe de Renault Sport, que está vigilante ante los posibles techos presupuestarios que puedan llegar a partir de 2021: "Es un tema serio, hay que ser extremadamente cuidadosos. Y seguiremos trabajando con los equipos de gobierno para recibir algo más satisfactorio".