MOTOCICLISMO | GP QATAR

Los 22 españoles de 2019 para MotoGP, Moto2 y Moto3

Los 22 españoles de 2019 para MotoGP, Moto2 y Moto3

Mirco Lazzari gp

Getty Images

La representación española en el Mundial de motociclismo asciende a 22 pilotos, con ocho en la clase reina, seis en la intermedia y ocho en la pequeña.

La representación española en el Mundial de motociclismo asciende a 22 pilotos, con ocho en la clase reina, seis en la intermedia y ocho en la pequeña.

Ocho pilotos de MotoGP

Marc Márquez: El campeón de MotoGP defiende título por quinta vez, llegando muy justo a la primera carrera por culpa del estado de su hombro izquierdo, del que se operó el 4 de diciembre para evitar que se le dislocara con tanta frecuencia. Pese a ello, vuelve a ser el gran favorito al título y la nueva Honda le ha transmitido buenas sensaciones en la pretemporada.

Jorge Lorenzo: Se estrena en el box del Repsol Honda, como sustituto de Pedrosa y nuevo compañero de Márquez. La RC213V es su tercera montura en la clase reina, tras su exitoso paso por Yamaha (tres títulos) y dos años con Ducati, donde llegó a ganar tres carreras pero le faltó pelear por el título. Está por ver el estado del escafoides de su mano izquierda, fracturado en enero, lo que le hizo perderse el test de Sepang.

Maverick Viñales: Quinta temporada ya para el catalán en la clase reina y tercera con una Yamaha que, de ser competitiva, debería llevarla a pelear por todo, porque muestras de su potencial ya dio nada más llegar, ganando sus dos primeras carreras con la M1. Se fue del test de Qatar con el mejor crono, pero evidenciando falta de velocidad punta en su mecánica.

Álex Rins: El año pasado ya se mostró como uno de los valores en el alza del campeonato, siendo un asiduo del podio, y la Suzuki tiene pinta de seguir creciendo poco a poco, hasta el punto de que hay momentos en los que da la sensación de que ya está por encima de la Yamaha. El próximo objetivo es conquistar su primera victoria en MotoGP, lo que puede suceder en cualquier momento.

Pol Espargaró: Cerró la temporada 2018 logrando su primer podio en MotoGP y dándole así a KTM el primero en la clase reina. Evolucionar la moto austriaca continúa siendo su prioridad y este año tiene en el box a un nuevo compañero, Zarco en lugar de Smith, que debería apretarle más, pero que en el invierno ya se ha dado cuenta de la dificultad que conlleva ser piloto KTM en vez de satélite Yamaha.

Aleix Espargaró: Otra temporada en inferioridad mecánica para el mayor de los Espargaró, porque la RS-GP continúa evolucionando más despacio de lo que él quisiera. Será muy interesante ver su duelo particular con su nuevo compañero, Iannone, que sustituye a Smith. Conociéndole, por falta de ganas no va a ser.

Tito Rabat: Se desenvuelve con más soltura encima de su Ducati satélite que andando por la calle, porque conserva una sensible cojera fruto de la triple fractura en la pierna derecha sufrida el año pasado en Silverstone, donde le atropelló Morbidelli. Aquello le hizo perderse el tramo final del pasado curso, pero llegó a tiempo a la pretemporada y conserva la ilusión de siempre por crecer en MotoGP.

Joan Mir: Debutante estrella en MotoGP, porque llega a la clase reina sin necesidad de haber ganado una sola carrera en Moto2, aunque sí que con varios podios. Su brillante título de Moto3 en 2017 ya le puso en el punto de mira de varias fábricas el año pasado y pudo permitirse el lujo de elegir con quién subir. Optó por Suzuki, una apuesta de futuro por ambas partes que ya ha empezado a mostrar buenas maneras.

Seis pilotos en Moto2

Álex Márquez: El pequeño de los Márquez no se esconde y ha dicho por activa y por pasiva este invierno que se ha quedado en Moto2 para intentar ser campeón. Está por ver si lo conseguirá, pero sabe que está obligado como mínimo a pelear por el título hasta la última carrera y, a partir de ahí, ganarse a final de año o ya para el siguiente el salto a MotoGP.

Xavi Vierge: Ojo a este piloto, que es de los que va a más y, si las lesiones se lo permiten, puede ser el gran tapado de la categoría intermedia. Tenía contrato con el Dynavolt, pero supo moverse para convertirse en el nuevo compañero de Álex Márquez y recalar al fin en uno de los equipos de referencia del campeonato, el Estrella Galicia Marc VDS.

Iker Lecuona: El valenciano, pese a su juventud, empieza a ser uno de los veteranos de la categoría y en cualquier momento podría plasmar en carrera las apariciones esporádicas que ya ha conseguido por las primeras posiciones en los entrenamientos.

Jorge Martín: Un novato en Moto2 con pedigrí, fruto del título de Moto3 conquistado la temporada pasada y del buen contrato que cerró para dar el salto, con el equipo Red Bull KTM Ajo, cuando aún acababa de comenzar el campeonato. Es capaz de todo.

Jorge Navarro: El valenciano es un currante de la moto, con un palmarés que incluye victorias y podios en Moto3, al que en Moto2 aún le falta un gran resultado que premie su trabajo. Las lesiones tampoco le han ayudado, pero potencial tiene y en cualquier momento puede destacar.

Augusto Fernández: Llegó al Mundial por la puerta de atrás, como recambio de Barberá en el equipo de Pons, y rápidamente se ganó la confianza del bicampeón para ganarse una plaza fija en su box, como compañero de Baldasarri. El italiano tiene la presión de pelear por el título y él, en cambio, de hacerlo lo mejor posible, lo que le da para acercarse cada vez más a las plazas de podio.

Ocho pilotos en Moto3

Albert Arenas: Tardó en explotar más que otros compañeros de generación, pero ya lo ha hecho, con dos victorias el año pasado. En la primera, la de Le Mans, se alió la suerte con él, con caídas y descalificaciones, pero en la segunda, la de Australia, venció en una de las mejores carreras de todos los tiempos de la clase pequeña, y mira que las ha habido buenas. Puede ser su gran año.

Arón Canet: Decidió cambiar Honda por KTM y alejarse de la tutela de Alzamora para estar bajo la de Biaggi, que estrena equipo en el Mundial. El valenciano es uno de los pilotos referencia de Moto3 y de él depende conseguir un buen sillín en Moto2 para el próximo año, lo que pasa por ganar o pelear por el título este curso.

Marcos Ramírez: El gaditano recala en el equipo Leopard, que es uno de los que mejores resultados ha obtenido en los últimos años en la categoría (Mir fue campeón con ellos). Debería ser uno de los pilotos a tener en cuenta al manillar de su Honda, porque experiencia ya no le falta.

Alonso López: Segunda temporada mundialista para el madrileño a sus 17 años, ya con referencias en todos los circuitos y con aspiraciones mayores. De conseguirlas, buscaría plaza en Moto2 para el siguiente curso, donde sufriría menos con el peso porque, dada su estatura, ahora sufre para mantenerse en 64 kilos.

Raúl Fernández: No es nuevo en el Mundial, porque ya ha corrido alguna carrera, pero sí que el madrileño será este año por vez primera un fijo de la parrilla con el Ángel Nieto Team. Llega a ella como campeón del mundo júnior de Moto3, un aval con el que también llegaron antes Bulega y Foggia. Tiene buena pinta.

Jaume Masiá: El valenciano llegó al campeonato el año pasado por la puerta de atrás y a las primeras de cambio dejó el sello, en Austria, lo que le valió un hueco fijo. Tuvo la mala suerte de romperse tres dedos en el test de Jerez tras ser el más rápido.

Vicente Pérez: Primera temporada completa para el valenciano de la mano del equipo Avintia. Se espera de él que mejore sus resultados del año pasado, en el que tuvo algún destello, y que consiga ser más constante.

Sergio García: La penúltima joya de la cantera española llega este año al Mundial de la mano del Estrella Galicia, con el aval de haber ganado el año pasado cuatro carreras en el Mundial Junior. Es tan joven que se perderá la primera carrera por no cumplir hasta finales de marzo los 16 años, que es la edad mínima reglamentaria.