Competición
  • Clasificación Eurocopa

F1 | TEST (DÍA 7)

Williams sale del pozo

Russell, a los mandos del Williams FW42 (Test F1 2019).

Mark Thompson

Paddy Lowe afirma que la fiabilidad es fuerte y que los comentarios de Kubica, "alentadores". Rechaza dimitir: "Los equipos más fuertes son los que no cambian a las personas".

Las escuderías probaban el asfalto de Montmeló hace dos semanas mientras Williams presentaba un box vacío y un motorhome fantasma. Un dramático inicio de curso para el segundo mejor equipo de la Fórmula 1 según los libros de historia que se ha corregido, aparentemente, sin prisas y con buenos rodajes de Kubica y Russell en estos últimos días. Paddy Lowe, director técnico del fabricante, asegura que esperan alcanzar el kilometraje de ocho días en los seis y medio que habrán podido rodar hasta ahora: "Esperamos utilizar todos los juegos de neumáticos disponibles. Hemos trabajado la distancia de carrera y el viernes serán las simulaciones de clasificación".

El monoplaza, nombrado FW42, no llegó a tiempo por un cúmulo de circunstancias que el ingeniero británico, ex de Mercedes, no sabe explicar: "Ni yo tengo la respuesta porque es un asunto que requiere de investigación y análisis. Lo que puedo decir es que no fue una sola cosa la que salió mal y que, desde una perspectiva general, la complejidad de producir un coche de F1 en estos días es enorme. Son los más complejos de la historia de este deporte".

Los comentarios de Kubica son "alentadores", el polaco tiene experiencia desarrollando coches en su anterior etapa en la F1 y ya fue piloto de desarrollo de Williams durante 2018, así que sabe lo que se debe mejorar. Y Russell, su debutante, "progresa". "No hablo del ritmo, porque eso es algo muy cambiante según el circuito. Pero nuestra fiabilidad es muy fuerte, apenas tuvimos una incidencia, y vemos que vamos en la dirección correcta con la plataforma que estamos construyendo".

"Hay que combinar muchas cosas para tener un equipo ganador. Pero al menos nosotros ahora demostramos que vamos hacia arriba, no hacia abajo. Y eso no tiene que verse en los tiempos por vuelta, sino en la calidad de la organización", opina Lowe, que no pensó en dimitir cuando su escudería, dirigida por Claire Williams, fue incapaz de presentar un coche el primer día: "Ya he observado en muchos años de F1 que existe la costumbre de cambiar a las personas cuando las cosas no funcionan. También he observado que los equipos más fuertes son los que hacen precisamente lo contrario". "Ante estos problemas volveremos más fuertes y sacaremos ventaja porque aprenderemos”, sentencia. Su retraso tendrá consecuencias, "sería deshonesto decir lo contrario, pero en Australia Williams tendrá dos coches".