Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • MotoGP
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Moto3
  • Mundial Ciclismo
Fórmula 1
1 1h58:33.667

S. Vettel

Ferrari

2 a 2.641

Charles Leclerc

Ferrari

3 a 3.821

M. Verstappen

Red_bull

12 a 35.974

C. Sainz Jr.

Mclaren

Liga Holandesa
FINALIZADO
Heerenveen Heerenveen HEE

1

Utrecht Utrecht UTR

1

FINALIZADO
FC Emmen FC Emmen EMM

3

Feyenoord Feyenoord FEY

3

FINALIZADO
ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

0

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

1

FINALIZADO
PSV PSV PSV

1

Ajax Ajax AA

1

MOTOCICLISMO | SUPERBIKE

Álvaro Bautista y Ducati: la amenaza de Rea en Superbikes

Álvaro Bautista y Ducati: la amenaza de Rea en Superbikes

El español se perfila como candidato a romper con la hegemonía del norirlandés y vivirá una segunda juventud, en la que volverá a pelear por las victorias.

Despertar el interés de alguien suele generar rechazo cuando las intenciones no son recíprocas. Y algo muy parecido fue lo que le sucedió a Álvaro Bautista ante la propuesta de desembarcar en Superbikes. Pero a veces toca ceder. El de Talavera fue tanteado por Ducati para entrar a formar parte de un Mundial en el que ganaría un protagonismo que, hasta la hora de su retirada, no se reconoció en MotoGP. Pero el 'sí quiero' no se pronunció de forma convincente hasta que se agotaron las opciones en la máxima cilindrada. La decisión tardó en llegar pero en Borgo Panigale todavía le estaban esperando. El tren solo pasa una vez y cuando Bautista decidió subir a él, todavía estaba estacionado en el andén. Era su momento. Supo cuando tuvo que partir y ahora es uno de los favoritos en la conquista del título.

El campeonato cuenta con un rey de reyes. Jonathan Rea se ha convertido en el dueño del asfalto sobre la Kawasaki tras conquistar los últimos cuatro títulos de forma consecutiva, y se busca un rival a la altura que pueda destronarle. Las esperanzas pasan por Álvaro. En Ducati están convencidos de que Rea no es imbatible y el español es su apuesta para romper con la hegemonía impuesta por el norirlandés. El de Talavera está motivado. Cada vez más. Los resultados que ha obtenido durante la pretemporada, donde finalizó los últimos test en la cuarta posición a medio segundo de la referencia y como primera Ducati, le hacen volver a soñar con la victoria. La cara B de la moneda es que el nombre que se situó en lo más alto fue el del rival a batir. Pero con sus tiempos, Bautista dejó claro que quiere dar de qué hablar dentro de un Mundial, donde vivirá su segunda juventud.

La ambición por ganar marca la trayectoria de un piloto y Bautista, todavía tiene hambre de victorias. Las aspiraciones que tienen en Ducati con la V4R, una moto en la que para su desarrollo se ha echado mano de lo aprendido en MotoGP, es su principal baza para volver a saborear el triunfo. Junto a los de Bolonia se enfrenta a dos proyectos muy diferentes con un aspecto en común: la cilindrada, 1000cc. El prestigio que se ganó durante su andadura en MotoGP ha hecho que desde la fábrica italiana confíen también en él como el hombre que pueda influir a que la Desmosedici sea la moto más competitiva de la parrilla y el español, quiere ser el encargado de conseguir que Dovizioso o Petrucci puedan ganar, por fin, el título de la máxima cilindrada.

Previo a su llegada a Superbikes, el de Talavera, que sustituyó a Lorenzo sobre la Desmosedici oficial cuando el balear se lesionó en Burinam, consideraba irónico ser piloto oficial de los de Borgo Panigale y no tener un asiento en la clase reina. Quizás no era consciente de que este regalo que le hizo la fábrica italiana era la forma en la que desde Bolonia pretendían afianzar su relación y confirmar su llegada a Superbikes. Pero tras las dudas, llegó la calma. Bautista se ha convertido en la punta de lanza de los de Borgo Panigale en esta nueva andadura. La expectación sigue creciendo a su alrededor y consciente de ello, el de Talavera espera poder devolver sobre la pista toda la confianza que se ha depositado en él fuera de ella. La pasión es correr, pero la victoria alimenta ese instinto de velocidad con el que tratará de poner punto y final al dominio de uno de los mejores pilotos de Superbikes de toda la historia.