Fernando Alonso y Carlos Sainz: el podio como sueño en 2018

F1 | GP DE AUSTRALIA

Fernando Alonso y Carlos Sainz: el podio como sueño en 2018

Carlos Sainz y Fernando Alonso.

Los dos pilotos españoles llegan a Australia aún lejos de los tres mejores equipos y con el objetivo de subir al cajón esta temporada.

Melbourne

"¿Es verdad? ¿Eso es lo que quiere saber la gente?". Silvia Hoffer, la brillante jefa de prensa de McLaren se muestra ligeramente sorprendida, solo ligeramente cuando le contamos que la pregunta más repetida por los aficionados españoles en la calle es sobre su piloto y su equipo… "¿Entonces tiene coche Alonso este año o tampoco?". Eso es lo que todos quieren/queremos saber. Porque, aunque tenemos ciertas sospechas, alguna que otra certeza y pocos datos, hasta que no lo veamos en pista no se sabrá el verdadero potencial del McLaren Renault.

"Entramos en una nueva era con el nuevo motor con el objetivo de devolver McLaren a donde debe estar", decía Zak Brown, el máximo responsable de la escudería de Woking en la playa de Santa Kilda, mientras los periodistas esperaban la señal para abalanzarse sobre la carne de la barbacoa playera con la que el equipo obsequió a plumillas, fotógrafos, cámaras y demás tribu. En los corrillos, una vez la gente del equipo pasa a saludar, poca confianza en el coche de Alonso y Vandoorne. "Si están octavos no estaría mal", dice alguno.

"Hay dos Mercedes, dos Red Bull, dos Ferrari… y después quizá Haas o Renault", sostiene otro. Renault, ahí reside la otra clave de las esperanzas de la afición española: Carlos Sainz. El madrileño, al igual que Alonso, no parece en condiciones de luchar por las victorias y tampoco por los podios, al menos en la primera carrera. Pero subir al cajón, hacerlo más de una vez, es el reto y el objetivo principal de los dos españoles.

Aunque Sainz se ha hartado de decir, por supuesto en As, que prefiere una temporada regular "en lo alto de la zona media", antes que un podio por casualidad, la realidad es que Carlos sueña con subir al cajón. Aún no lo ha conseguido, pero el año pasado con el cuarto puesto de Singapur con Toro Rosso estuvo a punto. Sainz cambió a Renault para mejorar y eso solo puede pasar por visitar el podio.

En cuanto a Alonso, su pretemporada deja entrever que probablemente entrará de una manera lógica en la Q3 y quede entre los seis primeros en la parrilla, pero no está tan claro que vaya a terminar la carrera. Pero si lo consigue y parte desde esa posición justo tras los tres mejores equipos y mantiene la capacidad de evolución del pasado año, puede llegar a la última parte de la temporada en condiciones de luchar por casi todo. Esa es la esperanza que mantiene el asturiano y también en el equipo británico. Hay que tener en cuenta que, igual que Sainz, en McLaren han hecho un movimiento para mejorar, el cambio de Honda por Renault. Y eso supone pasar del noveno con el que terminó la pasada temporada en Abu Dhabi el asturiano. Y del sexto de Hungría que fue su mejor resultado en 2017. En McLaren afirman que ganan un segundo con el nuevo motor, hubiera sido séptimo en parrilla en Yas Marina. ¿Será ese su lugar en Albert Park? Debe serlo. Y a partir de ahí mejorar hasta el podio. Ya no hay excusas.

0 Comentarios

Normas Mostrar