Joan Mir: "Ganar el título en Australia sería más especial"

MOTO3 | GP DE AUSTRALIA

Joan Mir: "Ganar el título en Australia sería más especial"

Joan Mir: "Ganar el título en Australia sería más especial"

Mela Chércoles

El mallorquín quiere pasar página de lo vivido en Japón y tiene muy presente que fue en el circuito de Phillip Island donde debutó en el Mundial en 2015.

Phillip island

A Joan Mir, felizmente, se le sigue viendo tranquilo. En Japón desperdició su primera bola de campeonato, pero gracias a la enorme renta de puntos que tiene al frente de la general de Moto3 en Australia vuelve a tener otra muy parecida a la del domingo pasado. Le bastará ser segundo en caso de que gane Fenati, que está a 55 puntos de él. Al mallorquín le encantaría cerrar el título en Phillip Island, un circuito de que describe "para valientes" y en el que debutó en el Mundial hace dos años, en sustitución del lesionado Ono. Ahora el titular del Leopard Racing es él, y vaya titular, el as del campeonato.

-¿Cómo llega a Australia?

-Bueno, después de la carrera de Japón, del fin de semana no sólo de la carrera, me he olvidado de lo que ha pasado. No sé exactamente qué es lo que ha pasado, pero aquí es un circuito que me encanta y en donde hice mi debut y es algo muy especial para mí, me encanta y me gustaría por lo menos volver a tener buenas sensaciones y disfrutar. Me apetece un montón, espero poderlo conseguir porque sería mucho más especial que en cualquier otro sitio, pero no quiero centrarme en eso, quiero centrarme en disfrutar y ya veremos que sale.

-¿Y qué ha pensado cuando esta mañana ha visto que también llovía en Australia?

-Bueno, al final llueva o no, lo que tenemos que hacer es disfrutar y tampoco nos afectó mucho en otras carreras que lloviera. En Japón sí, pero tengo que centrarme en retomar las sensaciones.

-¿Se han pasado los nervios de Japón y se siente ya más relajado?

-A ver, en Japón también tendría que haber sido así, pero no lo fue..., el objetivo para el fin de semana puede ser el título, pero yo creo que sobre todo en lo que me tengo que centrar es en disfrutar ya que cuando he disfrutado he acabado ganando o haciendo carreras buenas. Esa es la clave. Tengo muchas ganas de que empiece este GP, porque es un circuito muy especial, es donde debuté, pero insisto, no me quiero meter mucha presión. Tampoco tengo mucha ya que al final de todo tengo un buen colchón de puntos y, sobre todo, la presión que tengo es que tengo ganas de disfrutar.

-¿Le agobia la presión de los medios?

-No, de verdad que no. No voy a mentir pero al final quiero estar lo más relajado posible y sí que es verdad que puede poner un poco más nervioso de lo normal, pero lo intento llevar lo mejor posible.

-¿Y el equipo cómo lo ve?

-Normal. Sin que me dijeran nada y sin dar muchas explicaciones, hemos hecho la temporada que hemos. Ellos saben que si va todo tranquilo y todo bien, salen los resultados que hemos hecho.

-¿Este era uno de los circuitos que tendía apuntado para liarla?

-Sí. Este circuito me gusta mucho, aunque los dos años que he venido tengo una espinita clavada porque me han tirado, por A o por B, pero espero que este fin de semana no sea lo mismo. El año pasado tuve la mala suerte de que en la segunda curva me tiraron. Se cayó Binder delante mío, y hace dos, McPhee. Ahora creo que puedo estar luchando por ganar y ya veremos cómo sale. Tengo ganas de que empiece este gran premio y dejar atrás el mal sabor de boca de Japón.

-¿Qué le comentó Cristian Lundberg, su técnico, al llegar al box en Motegi?

-Bronca nunca me da y, es más, menuda tela si me echa una bronca con lo bien que lo hemos hecho toda la temporada. Me preguntó qué había pasado, problemas de todo tipo... Prefiero olvidar Japón, porque fue un fin de semana para no recordar y será una lección de la que aprenderemos.

-¿Tiene mala pinta el fin de semana otra vez con lluvia?

-No lo sé, pero no parece igual que Japón, ni mucho menos. Es para todos y sea en agua o en seco, si hay buenas sensaciones no tengo de qué preocuparme. Ya veremos.

-El viaje hasta aquí ha sido una locura, ¿no?

-Se canceló el vuelo y tuvimos mucho rollo, dormir una noche más en Japón, pero a la mañana siguiente cogimos un vuelo directo a Melbourne y pudimos dejar atrás Japón. Mi comida preferida es el sushi, pero me estoy planteando cambiar de idea. (Risas).

0 Comentarios

Normas Mostrar