Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A
Estás leyendo

Oriol Serviá: "Alonso puede llegar a la Indy 500 y ganar"

F1 | ENTREVISTA

Oriol Serviá: "Alonso puede llegar a la Indy 500 y ganar"

Oriol Serviá: "Alonso puede llegar a la Indy 500 y ganar"

Robert Laberge

El piloto catalán, con nueve participaciones en las 500 Millas de Indianápolis, habla con AS y aplaude el gesto de Fernando: "Tiene un par...".

Bahréin

Está feliz también Oriol Serviá, un clásico en las 500 Millas de Indianápolis, el piloto al que siempre mirábamos con esperanza en España para ver si era capaz de ganar y que ahora va a compartir experiencia con Fernando Alonso. Desde Los Ángeles, donde vive el catalán, atiende a AS, como siempre amable y hablando claro…

-No ha sido muy fácil dar con Oriol Serviá, otras veces me coge antes el teléfono…

-Jaja, no me hables, me he levantado esta mañana y he visto como sesenta o setenta mensajes y me preguntaba. ¿Qué ha pasado? ¿Qué ha pasado Y he visto que de repente hay interés en mis 500 millas…

-Ya sabe… Fernando Alonso.

-Uff, es increíble, que venga este crack es genial Y ganamos todos, Indy, Fórmula 1, Fernando y de alguna manera yo también.

-Hace unos años ya hablaron de todo esto en el GP de Austin.

-Sí, creo que fue en 2014, fui invitado por Fernando y Pedro de la Rosa y ahí es cuando más me he relacionado con él porque somos de diferentes generaciones. Siempre he pensado que yo era mucho mayor que él, aunque al final son solo siete años, pensaba que era más, pero en cualquier caso es suficiente porque nunca corrimos juntos y no tuve mucha relación.

-Pero ahí Fernando ya aprovechó la ocasión...

-Sí, ahí él me preguntó mucho, me dijo que tenía interés en correr las 500 Millas, pero yo lo veía muy complicado. Ahora no es como en los años 60, ahora entre contratos e historias es difícil, cada especialidad es muy diferente y especializada, es difícil que salten, pero es que se han dado todas las circunstancias, entre ellas que Alonso está con Honda.

-Al fin Honda haciendo algo bien por Alonso…

-Sí, Fernando está con Honda y allí Honda es muy potente y ganó el año pasado, McLaren va como va este año y en general tanto uno como otro dan una publicidad buena, que no solo es F1. Y encima las 500 Millas, que es la carrera más grande del planeta por números. Eso es indiscutible.

-La pregunta es clara, ¿cree que Alonso puede ganar?

-Puede llegar y ganar, tiene tiempo, equipo y nivel para estar ahí, pero sabe qué le digo sobre todo...

-Por favor…

-Qué tiene un par de huevos. Para tirarse a la piscina de esta manera y venir a por todas, un par de huevos. Se ha ganado mucho respeto con esta decisión en el mundo del motor por si no tenía bastante. Hoy en día la gente no lo hace.

-Así que le ve en la batalla.

-Hay que tener en cuenta dos cosas. La primera es que es una carrera muy difícil de ganar, son ocho paradas en boxes, 33 pilotos, 500 millas, todo tiene que ir de cara para ganar, pero a la vez es de las pocas donde sin correr cada día puedes ganar la carrera más importante.

-¿Por qué razón?

-Aquí viene la segunda cosa, son quince días entrenando, son cuatro curvas, cuando estás tantos días tienes tiempo para adaptarte al coche, el equipo, el circuito y encima en un equipo como el suyo, con cinco compañeros de equipo, mucha información, es aspirante a la victoria seguro con el coche que tiene.

-Se imagina, última vuelta y dos coches en la lucha por ganar, Serviá y Alonso…

-Sería cojonudo luchar por la victoria en la última vuelta. Siempre he pensado que ojalá algún día corra contra él y lo vamos a hacer en la carrera más grande, cuando es mi carrera número 200 en Indy y los dos en Honda, es curioso y muy bonito.

-¿Por qué valora tanto el gesto de Alonso?

-Porque es complejo, es como diez veces más complejo esto para el que no lo conoce, es un oval, la gente lo tiene como un fantasma, en Europa no sabemos lo que es, es peligroso, rápido…Yo sé lo que es, pero él no. Es valiente dando ese paso.

-Y encima cree que puede ganar.

-Sí, porque son las 500 Millas y hay tiempo de entrenar. Si hubiera venido a cualquier otra carrera del campeonato, aunque sea Alonso o Senna, no llega y gana porque es muy especializado, no puedes llegar viernes, sábado y ganar domingo, es imposible, pero esta es al revés, estás diez días ahí entrenando y él tiene mucho talento.

-¿Es tan peligroso como parece?

-Los coches son más seguros que nunca, en las pistas tenemos un doble muro porque cuando chocas absorbe un poco el impacto, pero aunque sea más seguro que hace años vas casi a 400 kilómetros por hora y si toma aire y vas a la valla, no es simpático, digamos.

-¿Cuál es la máxima velocidad que ha cogido en la Indy?

-Lo máximo, 414 km/h.

-¿Qué pasa a esa velocidad, Oriol?

-A esa velocidad es como cuando vas en un avión más muy rápido, pero todo sucede muy lento, el tío que te pasa parece que va muy lento porque a lo mejor va a 401 km/h, solo uno más que tu. Es curioso.

-Lo que va a alucinar Alonso es con el ambiente.

-Se va a cagar, porque no hay otro evento en el mundo que pueda sentar a 400.000 personas, no hay estadios, no hay nada, ni los Juegos Olímpicos ni nada, y lleva cien años de historia… por algo es. Y el que fue con su abuelo ahora va con sus nietos. Es increíble.

-Y ahí va a volver a estar Serviá… ¿Cómo se ve este año?

-Con muchas ganas, llevo años aquí, he sido cuarto, sexto… he salido de primera línea y quiero ganar. Para este año tenía otro equipo que me ofrecía toda la temporada, pero era un equipo medio y con Rahal es equipo Honda, que fue mejor en los últimos años que Chevrolet, tendré al ingeniero de pista que ganó con Rossi el año pasado… se me ponía todo bien para ponerme en la mejor situación para ir a ganar.

-Así que a por todas, pero después todos tan amigos…

-Es una de las cosas que más me chocó, es muy competitivo porque los coches son más iguales, pero de repente el domingo después de la carrera los pilotos organizan una fiesta. Así como en F1 casi no se hablan, aquí desde que llegué hace veinte años, más sano. Vente para acá que te va a gustar.

-Allí estaremos Oriol.

El perfil: un pionero en las carreras norteamericanas

Un pionero para este país en el automovilismo norteamericano, hijo de Salvador Serviá y sobrino de Josep Maria, dos pioneros del automovilismo catalán. Oriol nació hace 42 años en Gerona dentro de una familia siempre vinculada al Motorsport. Con un pasado brillante en las categorías inferiores de monoplazas, se quedó fuera de la Fórmula 1 por la quiebra de Prost GP y tuvo que hacer las Américas en 1999, pocos años antes de que el gran circo arrastrara masas en España.

Llegó a las Indy Lights, el equivalente a la GP2 de la Indycar, y ganó el campeonato. Eso le hizo un hueco en la Champcar, donde fue subcampeón en 2002 con Newman Haas, y después en la Fórmula Indy, certamen que le ha permitido participar nueve veces en las 500 Millas de Indianápolis. Fue cuarto en 2012 y sexto en 2011 (tras salir 3º, primera fila). 18 años después es uno de los pocos pilotos nacionales que han triunfado en América, como Fermín Vélez y Antonio García.-J. Balseiro

Oriol Serviá, en 2012.

0 Comentarios

Normas Mostrar

Te puede interesar