Estás leyendo

Toro Rosso se prepara para una maratón: un mes sin descanso

FÓRMULA 1

Toro Rosso se prepara para una maratón: un mes sin descanso

Mecánicos de Toro Rosso trabajando en el box del equipo.

Scuderia Toro Rosso

Franz Tost, jefe del equipo, asegura que trabajarán 24 horas al día durante cuatro semanas para llegar a tiempo a la pretemporada.

Saben que tienen la oportunidad de dar un salto importante y no quieren fallar. El año pasado su rendimiento fue cayendo a medida que el motor Ferrari de 2015 que montaba se quedaba desfasado, y eso en 2017 no les pasará. Toro Rosso vuelve a ser un cliente de pleno derecho de Renault y podrá mantener su evolución hasta el final, por eso consideran esta año tan importante y por eso se dejarán todo para comenzarlo bien. Este mes la producción de los coches tiene atrapada a los equipos en las fábricas, y en el caso de los de Faenza es literal.

Esperemos que los trabajadores del equipo italiano hayan tenido tiempo de recargar las pilas en navidades, porque lo que les espera hasta que comiencen los test en Montmeló (el 27 de febrero) es una auténtica maratón. "En el lado de la producción, tendremos que trabajar 24 horas al día durante un período de tiempo. Desde mediados de enero hasta mediados de febrero realizaremos tres turnos por día. Es un período muy corto porque es bastante costoso", revela Franz Tost en declaraciones a 'Autosport'.

La fábrica de Faenza estará un mes trabajando a pleno rendimiento, sin descanso. Estamos en la fase crucial de la construcción de los próximos monoplazas y todas los límites se estrechan demasiado porque los diseñadores quieren apurar su tiempo hasta el último momento. Así lo cuenta el jefe del equipo: "Se vuelve complicado cuando el departamento aerodinámico no quiere soltar los dibujos y quieren ganar otro día. Eso hace que esté todo muy apretado, pero es una ganancia de rendimiento. Es cada año la misma historia, nada cambia".

"Mientras puedas permanecer en el túnel de viento haciendo investigación y desarrollo, más rendimiento puede llegar. Esta es la diferencia con un equipo pequeño, una vez que establecemos el plazo debemos decir 'parar ahora', porque de lo contrario no conducimos. Necesitamos tener la decisión sobre el lanzamiento del dibujo en una cierta fecha y saben que es absolutamente la última, más no es posible porque estamos en el límite", explica Tost. Ahora lo están y por eso deberán trabajar sin descanso. Veremos si el asfalto premia tanto esfuerzo.

0 Comentarios

Para poder comentar debes estar Registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?

También te puede interesar