FÓRMULA 1 | GP DE RUSIA

Mercedes clama: "¿Conspiración contra Hamilton? Están locos"

Toto Wolff, el máximo dirigente de la formación alemana, defiende la honestidad de su escudería en el trato igualitario de sus pilotos.

Sochi
0
Mercedes clama: "¿Conspiración contra Hamilton? Están locos".
Dan Istitene Getty Images

Hace unos años durante el GP de China, un tal Ron Dennis llegó a declarar que competían contra Alonso. Se refería al otro piloto del equipo, Lewis Hamilton, un piloto que durante el GP de Mónaco de esa temporada empezó a tejer una maraña de sospechas que acabaron dando la vuelta a la situación totalmente con el título para Ferrari, su equipo multado por espionaje y el piloto español de regreso a Renault para pasar dos años sin posibilidades de ganar el título.

Esta temporada, después de dos campeonatos con Mercedes, ve como su compañero Nico Rosberg al que gana desde niño, ha logrado las cuatro primeras victorias y él está teniendo problemas mecánicos. Un par de ingredientes para la mejor receta, Lewis tiene experiencia en esto, sabe como mover hilos hasta hacer un tapiz. Y está en ello. "No tenía dudas de que podría haber ganado. Tenía el ritmo, pero otra vez hubo problemas con el motor y he tenido que dar un paso atrás. No he ido con el pedal a fondo en las rectas por cuidarlo y no sé si iba a terminar la carrera”, dijo el inglés al terminar.

Mientras en las redes sociales y parte de la prensa inglesa se suceden las acusaciones contra su equipo. ¿Cómo puede haber tantas averías en el lado de Hamilton? Dos carreras seguidas con problemas en el motor. Algo pasa… Esa es la teoría. La MGU-H en la carrera china y la calificación rusa y la presión de agua en Sochi. Pero esto no es McLaren 2007, ni Toto Wolff es Dennis.

El máximo dirigente de Mercedes respondió a toda sospecha: "No quiero hacer caso de este grupo de locos que piensan que nos gustaría dañar a un piloto que es nuestro piloto y ha sido dos veces campeón del mundo con nosotros. No nos ha defraudado y nunca lo defraudaría”.

Y explicaba lo sucedido con toda lógica: "Este es un deporte mecánico y son cosas que pasan, estamos llevando el chasis al límite y también en cuanto al motor para tener un coche muy competitivo, por eso hemos ganado las cuatro carreras, pero cuando vas a límite a menudo llega más allá". Wolff lanza mensajes centrándolo en las redes sociales, pero en realidad como con su coche, va más allá: “Es muy difícil tomar en serio a la gente por ahí que están mintiendo en su cama con un ordenador portátil en su pecho y se pone a enviar mensajes de ese tipo”.

Se mostraba honesto el austríaco: "Si metemos la pata, se trata de admitirlo y en el último par de carreras hemos cometido algunos errores y en cuanto a Lewis y su motor, ese es uno de ellos, lo sabemos y lo sentimos mucho más que el resto". Y además desvelaba que el inglés no fue el único que estuvo a punto de no terminar la carrera: “Hemos tenido un problema en el coche de Nico con la unidad MGU-K y en algún momento pareció que no iba a acabar la carrera, pero finalmente no fue a más”.

Finalmente Wolff explicó a la prensa lo que ocurrió con el monopalza de Hamilton: "Se produjo una caída repentina de la presión del agua y parecía que iba a ser un fallo terminal, no sabemos la causa, sin embargo, probablemente fue en algún lugar en el montaje o en el lado del chasis, pero finalmente se estabilizó y Hamilton llevó el coche a a meta”. Y así quedan las cosas. Al menos hasta la próxima vez. Si Rosberg gana en Barcelona…