Competición
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • Liga Endesa ACB
  • Clasificación Eurocopa
  • Final ATP World Tour
Fórmula 1
1 1:07.508

M. Verstappen

Red_bull

2 a 1:07.631

S. Vettel

Ferrari

3 a 1:07.699

L. Hamilton

Mercedes

20

C. Sainz Jr.

Mclaren

Liga Endesa ACB
FINALIZADO
Baxi Manresa MAN

79

Monbus Obradoiro OBR

85

FINALIZADO
Morabanc Andorra AND

89

Unicaja MAL

73

FINALIZADO
Joventut Badalona JOV

77

Iberostar Tenerife TEN

73

FINALIZADO
San Pablo Burgos BUR

85

Coosur Real Betis BET

72

Final ATP World Tour
rafael_nadal Rafael Nadal Rafael Nadal
-
stefanos_tsitsipas Stefanos Tsitsipas Stefanos Tsitsipas
-
rafael_nadal Rafael Nadal Rafael Nadal
-
roger_federer Roger Federer Roger Federer
-
dominic_thiem Dominic Thiem Dominic Thiem
-
matteo_berrettini Matteo Berrettini Matteo Berrettini
-

Rally Dakar 2016 | Camiones

Sugawara: todo un camionero feliz a sus 74 primaveras

El japonés es el más veterano del Dakar, donde lleva ininterrumpidamente desde 1983. “Ese Dakar en moto fue el más duro”, dice el nipón.

Sugawara: todo un camionero feliz a sus 74 primaveras

Nació en primavera, en Japón. El 31 de mayo de 1941, concretamente. Y hace 32 años disputó su primer Dakar. Y desde entonces, todos seguidos, con sólo tres abandonos. Yoshimasa Sugawara es el más veterano del campamento y pocos como él se merecen estar en el podio de Rosario. “Para eso empezamos esta aventura, para llegar al final. Quedan ya pocos días, algunas etapas han sido ciertamente difíciles, pero confío en que el camión siga comportándose así de bien”, comenta con una tranquilidad pasmosa, mientras revisa cómo reparan el maltrecho Hino.

Sugawara drives his HINO truck during the Dakar Rally 2016 in ChulluquianiYoshimasa Sugawara al volante del camión HINO.

Yoshimasa supo del Dakar por primera vez mientras leía una revista de motociclismo. Esa revista la guardó, pero ahí empezó a madurar la idea de competir en esa gran aventura. Y desde 1983 sólo ha faltado a una edición, la de 2008, que fue suspendida por las amenazas terroristas a la carrera en África. “El Dakar me anima a seguir compitiendo. Siempre ha sido así, el reto es llegar, ha sido así desde que disputé por primera vez esta carrera”, explica Sugawara, que comparte equipo con su hijo Teruhito, que compite con el otro Hino A09C-TI. El padre es 36º en la clasificación, el hijo marcha 15º en una carrera para la que el mayor de la saga tiene un pronóstico: “Todo está muy abierto, hay una gran lucha, pero creo que va a ganar De Rooy. Están muy fuertes, tanto el camión como el piloto”.

Las dunas no le intimidan (“conozco la zona por la que ahora vamos a correr, creo que puedo superarlas”, dice), aunque sí revela que el paso por Bolivia no le sentó muy bien: “Lo peor fue la altura, no guardaré buen recuerdo de esa zona, me dolía la cabeza, no era la mejor forma de llevar el camión”. En su opinión “no está siendo el Dakar más duro”, lo que tiene claro es que la dureza de su estreno resulta difícil de superar: “El más duro que he vivido yo ha sido el de 1983. En moto, sin conocer la reglamentación, sin ningún equipo detrás. Era yo el que tenía que arreglar las averías, cargar los neumáticos, eso sí que era un reto tremendo”.

Apasionado de los deportes del motor, dice sentirse “feliz pilotando una moto, cualquier moto”, y sólo tiene como objetivo finalizar la presente edición del Dakar. “No me fijo una fecha para retirarme, voy Dakar a Dakar. Tengo 74 años y aún me quedan algunos más”, comenta, mientras busca ya su tienda de campaña para irse a dormir. “Ya está amaneciendo en Tokio”, me dice, como si esa sea la señal para echar la cremallera a su chalet unipersonal. Es tarde, suele acostarse antes, dice uno de sus ayudantes. “¿Y siempre tiene ese buen humor?”, le pregunto. “Sí, Mister Sugawara no pierde la paciencia por nada”, responde. Eso es bueno cuando vas en lo alto de la cabina de un camión y el Dakar no deja de plantearte problemas. Uno tras otro.