NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

MOTO3 | GP DE SAN MARINO

Navarro: "Tengo un pequeño coágulo y era peligroso salir"

El valenciano no ha sido declarado apto para salir en Moto3 por los servicios médicos del Mundial, una medida que entiende tras la conmoción sufrida por la caída de ayer.

Jorge Navarro
Mela Chércoles

Rugen los motores de Moto3 en el Marco Simoncelli para abrir la segunda jornada del GP de San Marino, pero no lo hace la Honda con el 9 de Jorge Navarro, que observa resignado desde el box del Estrella Galicia las evoluciones de sus compañeros de parrilla. A pesar de su buena voluntad, los servicios médicos del Mundial no le han declarado apto para salir a la pista, algo que él entiende porque tiene debido a las secuelas del accidente de ayer. Pese al palo, el valenciano atiende a AS con la seriedad y amabilidad que le caracteriza:

-¿Cómo se siente?

-Un poco fastidiado por no poder correr, pero después de la caída que tuve ayer los médicos saben muy bien lo que hacen y su consejo es no salir a pista. La razón es que tengo un pequeño coágulo en el cerebro y esto es un poco peligroso en el caso de tener otra caída. Así que lo mejor es descansar y estar preparado para volver a tope en Aragón.

-¿Cuándo se lo han dicho?

-Esta misma mañana, pero las noticias anoche ya no eran buenas. Me acosté pensando a ver si me levantaba bien y me he sentido bastante bien al despertarme, pero cuando he hablado con el doctor Charte me lo ha dicho bastante claro. Él vio la caída y ha estado en contacto con la gente del hospital al que me llevaron, así que es consciente de todas las pruebas que me han hecho y lo correcto es esperar a Aragón con más fuerza.

-¿Ha visto la caída repetida?

-No la he visto. Sé cómo fue, pero no la he querido ver. Recuerdo que llegué a la recta de atrás y tenía delante a Dalla Porta. Cogí su rebufo y eso me hizo también llegar más rápido. Le adelanté tarde y no me pude abrir para hacer la curva rápida de derechas. Tenía entendido que esa curva era de sexta a tope y así entré, pero se me cerró delante porque tampoco hice la trayectoria correcta. Iría cerca de 220 por hora, pero la caída no fue nada del otro mundo. El problema fue que el otro piloto venía muy pegado a mí porque le acababa de adelantar y supongo que no pudo hacer nada para evitar el contacto conmigo.

-¿Llegó a perder el conocimiento?

-Sí.

-La caída fue feísima y recordó a otras fatales vistas en el campeonato. Puede dar por buenas las lesiones con las que se ha saldado.

-Lo sé y me hago a la idea de que en Silverstone hicimos la pole y salimos con cero puntos y aquí también después de salir sólo al FP1. Lo importante es coger experiencia de estas cosas para el año que viene.

-¿Tiene abrasiones también?

-Sí, desde el cuello por el lado derecho hasta mitad de la espalda. No sé muy bien cómo fue, pero imagino que con su rueda.

-Sí, porque al caer usted barrió con su cuerpo la KTM que venía por detrás. Y para rematar el mal fin de semana del Estrella Galicia, Quartararo se rompe el tobillo y tampoco correrá…

-Pues sí. Estando en el hospital me lo dijo José Carrión (director deportivo) y pensé en la rachita que llevábamos. Pero así son las carreras y estamos expuestos a este tipo de situaciones. Esperemos que no vuelva a pasar.