GP DE ITALIA | MOTOGP

Márquez: “Ha habido algunos roces, pero con cariño”

El ganador de Mugello, y van seis consecutivas, reconoce la gran carrera de Lorenzo: “Es bueno para el espectáculo que esté delante”.

Madrid
0

DORNA

-¿Qué se puede decir después de una carrera así?

-Aún no había hecho una carrera como esta al ciento por ciento y aquí sí, sobre todo en la primera mitad, porque el tema no daba para más. Yo lo intentaba, pero Jorge estaba marcando un ritmo muy, muy fuerte. Hemos hecho un gran final de carrera y un punto importante ha sido el cambio que hemos hecho en el warm up con la sexta marcha, porque nos ha dado este plus en la recta cuando cogíamos un rebufo. Sin rebufo la moto era un pelín más lenta, pero para poder ganar al final tienes que cuidar todos los detalles.

-¿En qué ha consistido esa variación en el cambio?

-Simplemente ha sido cambiar un poco la sexta marcha, porque una cosa es ir solo y llegar a las revoluciones que el motor saca más potencia y la otra es cuando vas detrás de alguien, cuando las revoluciones suben un poquito más y tienes que alargar un poquito más la marcha para intentar tener este plus de más para cuando coges el rebufo.

-¿Tenía otro sitio pensado donde adelantar a Lorenzo si le fallaba el de final de recta?

-Hombre, siempre tienes un comodín, (risas), pero no se dice… Había dos puntos en donde lo tenía bastante claro, en dos frenadas, pero evidentemente me lo guardo para el año que viene, no sea que nos encontremos en la misma situación.

-¿Le han sorprendido las frenadas a final de recta, porque estaba fortísimo?

-Sí, sí, frenaba muy bien. Cuando yo llegaba a la recta y cogía el rebufo, llegaba el cambio de rasante, la rueda delantera saltaba mucho más y entonces tenía que frenar un poquito antes, porque la caída del año pasado marca un poco y frenaba un pelín antes. Cuando iba solo frenaba incluso más tarde, pero él también al tener la referencia mía. Aquí las Yamaha parece que han mejorado un poco más en la frenada, pero ahí seguimos siendo más fuertes que ellos. Aquí hay mucho paso por curva y en eso ellos sí que marcaban un poco la diferencia.

-¿Qué supone ganar en un circuito en el que sabía que sufriría y en el que ha sufrido?

-Sabe mejor con batalla hasta el final. Siempre he dicho que las carreras con batalla las saboreas mucho más y esta se ha visto. No sé si se veía por la tele, pero desde dentro la moto se movía mucho, patinaba de todas partes y lo estaba dando todo. No pensaba en el campeonato, pero sí que cuando he pasado a Jorge y faltaban siete vueltas quería tirar como he hecho en todas las carreras, pero he tenido un susto y me ha venido la imagen del año pasado, porque más o menos tenía los mismos problemas y al final me caí. Por eso he decidido mantener la calma y sólo arriesgar en la última vuelta, que ahí hemos hecho un gran tiempo, creo que 47.9, que es casi como la vuelta rápida de carrera.

-¿Qué puede decir de Lorenzo?

-Para el campeonato es mucho mejor, se ha visto. Si Jorge no hubiese estado habría luchado con Valentino porque sólo me costaba un poquito más, así que es Jorge el que ha hecho la carrera rápida esta vez. Para el espectáculo es bueno que esté y ahora vienen unas carreras, Montmeló y Assen, que son circuitos que quizá por las curvas son favorables para la Yamaha. Pero he podido ver aquí que si se trabaja bien y se explotan nuestros puntos fuertes podemos luchar contra ellos.

-¿Lorenzo ha sido un poco más fuerte que usted aquí a pesar de que no le haya ganado?

-Sí. Jorge es el que ha marcado el ritmo y si al principio de carrera no lo hubiese marcando no creo que yo hubiese hecho. Sí que podemos decir que en la primera mitad de carrera ha sido más fuerte. Ya en la segunda mitad estábamos más emparejados.

-¿Cómo se sentía en la recta con el serpenteo de la moto a tanta velocidad?

-(Sonrisas). Lo notas y no te hace mucha gracia sentirlo a trescientos, pero sabes que hay ese movimiento. Prefiero que haya un poco de movimiento todo el rato y que lo controles a que se mueva de golpe.

-¿Estaba la situación bajo control cuando se pasaban rozándose?

-Controlando entre comillas, pero normalmente cuando haces un adelantamiento lo tienes más o menos controlado. Hay adelantamientos de todo tipo en donde hay más o menos riesgo, pero sí que cuando nos rozamos un poquito normalmente se tiene controlado. En todos los adelantamientos hay riesgo y siempre se da el cien por cien tanto de uno como de otro lado.

-¿Han llegado a tocarse en esta carrera?

-Bueno, ha habido roces, pero con cariño. No ha habido ningún toque fuerte, pero sí que algún roce.

-¿Le preocupaba que en la última curva le pudiera devolver Lorenzo la maniobra que en Jerez le hizo usted el año pasado?

-He cerrado bien la puerta. (Risas).