Estas leyendo

Red Bull cambiará sus pistolas para las paradas en boxes

GP DE ALEMANIA

Red Bull cambiará sus pistolas para las paradas en boxes

Red Bull cambiará sus pistolas para las paradas en boxes

THOMAS FREY

La escudería austriaca dice que la rueda que golpeó al cámara Paul Allen salió despedida por culpa de un resbalón, el de la pistola sobre la mano del mecánico responsable.

Es difícil saber de qué han hablado Christian Horner y Adrian Newey desde que Vettel avistara el primero la bandera de cuadros en la carrera de su casa. Quizás han comentado el triunfo, pero es probable que otro tema les haya provocado algún que otro quebradero de cabeza. Al fin y al cabo, estar en el punto de mira por un error no será cómodo para quienes siempre acaban los fines de semana sonriendo. Lo único seguro es que se equivocaron en el cambio de ruedas. Todo sucedió por culpa de un simple resbalón, así lo confirman desde Red Bull. En concreto de la pistola atornilladora. Un resbalón que pudo costar una vida si la fortuna no hubiera estado del lado de Allen.

Porque quién le iba a decir la mañana del domingo a Paul Allen, el famoso cámara de la FOM que fue golpeado por una rueda mientras trabajaba, que el incidente que iba a sufrir durante la carrera tendría como consecuencia cambios en la normativa de la Fórmula 1 y que el equipo que hace las paradas más rápidas en boxes tenga que revisar su sistema casi perfecto.

A petición de la FIA, Red Bull ha estudiado el accidente que provocó la primera parada en boxes de Mark Webber en Nurburgring, cuando la rueda trasera derecha, mal fijada, salió despedida y golpeó al cámara. En el informe, que también ha enviado al resto de los equipos, la escudería explica detalladamente su error.

Después de que la tuerca utilizada para fijar la rueda se atascara, el mecánico encargado la quiso sustituir por otra diferente. Cuando accionó el botón de desatornillar, la fuerza de la pistola fue mayor de la que esperaba y el aparato se deslizó por su mano. Fue entonces cuando presionó con el pulgar el botón que transmite la señal de OK al semáforo, anunciando a Webber que la parada había terminado.

Desde Red Bull aseguran que revisarán el diseño de sus pistolas para que no se envíen señales mientras el gatillo esté activado y los resbalones no acerquen los pulgares al botón que no deben. Sus medidas para reforzar la seguridad se suman a las que ya ha impuesto la FIA: los cámaras tendrán que trabajar desde el muro y solo el personal de equipo podrá acceder al pit lane mientras haya coches en pista. Queda por ver si el infalible método de Red Bull, capaces de hacer cambios de neumáticos inferiores a tres segundos, se ve resentido. Seguro que ya estarán pensando algo Horner y Newey.

Comentarios

Comentarios no disponibles

También te puede interesar