BeTech: noticias de tecnología

GUERRA NUCLEAR

Qué es una arma nuclear táctica, cómo funciona y consecuencias

Putin amenaza con lanzar un ataque nuclear si es necesario con armas nuclares tácticas. Hoy te contamos cómo son y qué efecto tienen.

0
Qué es una arma nuclear táctica, cómo funciona y consecuencias

 

Estamos en un momento de tensión geopolítica muy intenso. Llevamos nada menos que siete meses hablando del conflicto entre Ucrania y Rusia, uno que parece no tener fin a día de hoy. Y es que cada día va a peor, no solo por las constantes bajas de uno y otro bando, ni por la negativa a una negociación pacífica, si no por la reciente amenaza de un ataque nuclear. Y es que últimamente se ha estado hablando del posible lanzamiento de armas nucleares tácticas, las cuales vamos a echar un vistazo para entender lo que son, cómo funcionan y sus consecuencias.

Qué es un arma nuclear táctica

Esta es la primera pregunta que nos hacemos cuando escuchamos esta palabra. Sobre todo llama mucho la atención el adjetivo ‘táctico’, ya que las dos palabras juntas anteriores hacen que nos imaginemos los hechos de Hiroshima y Nagasaki de agosto de 1945, pero asusta pensar que hay armamento más letal que este. Recordemos, por ejemplo, que no hace mucho hablábamos de los misiles Poseidón, capaces de crear olas gigantes y radiactivas para arrasar con todo a su paso, pero estas forman parte de la categoría de bombas ‘estratégicas’.

misisl nuclear

Entonces ¿qué es un arma nuclear táctica? Pues bien, esto es nada menos que un tipo de armamento de alcance y potencia mucho más pequeño que las anteriores. Es decir, su lanzamiento sigue siendo igual de nocivo ya que tienen carga radiactiva, pero se lanzan sobre objetivos muy concretos. Su explosión es de 0,3 a 100 kilotones, lo que supone también una potencia imponente en el corto alcance que tiene.

Cómo funcionan las armas nucleares tácticas

Ahora que ya sabes lo que son estos proyectiles, podemos sacar algunas conclusiones. Y es que al ser ojivas más pequeñas, su transporte es mucho más sencillo. Al tener un tamaño mucho más pequeño se pueden posicionar geográficamente en cualquier parte con el fin de garantizar el impacto en una localización concreta.

Por eso se pueden montar en lanzaderas móviles por tierra como en barcos, o incluso submarinos como podrías ser el Kronos si se le diera un uso militar, desde donde se pueden propulsar y llegar al objetivo con mayor facilidad. Su explosión dependerá de la potencia que tenga, aunque siendo un mínimo de 0,3 kilotones podemos esperar un poder  destructivo inferior al de Hiroshima y Nagasaki.

Por lo tanto, se puede esprar que como mínimo se produzca un ataque a pequeña escala en objetivos muy determinados, como complejos militares o concentraciones de tropas enemigas colocadas en un punto concreto.

¿Qué consecuencias tendría el lanzamiento de un arma nuclear táctica?

Para empezar, es necesario recalcar, que las armas nucleares tácticas nunca se han disparado. Esto supone que son armas disuasorias a día de hoy, como hemos visto en el anuncio de Putin de lanzar una en caso de que Occidente tome parte activa en el conflicto. Por lo pronto, el uso de uno de estos misiles supondría una intervención internacional en el territorio ucraniano, pero las secuelas podrían ser catastróficas.

No solo hablamos de un ataque con un misil, cuya explosión devastaría lo que encuentre a su paso en decenas de kilómetros a la redonda por una onda expansiva. Esta produce daños físicos enormes por impacto y por calor abrasador.

El efecto secundario que tiene, aparte del destrozo inicial es el de la lluvia radiactiva. La presión atmosférica, la condensación de la zona y la absorción del aire tan grande que hace la explosión genera que los gases se acumulen en la parte más alta de la columna de humo tan característica de forma de hongo.

Al disiparse esta nube, el agua que cae esparce material radiactivo que puede desplazarse con las corrientes de aire a otras partes más allá de la zona de impacto. Cabe destacar que son las primras horas las posteriores a la explosión las más críticas ya que es el momento de mayor concentración de radioactividad en la zona.

Por este motivo es importante no salir corriendo en estas primeras horas, ya que lo mejor es alojarse en las habitaciones interiores de una casa, o refugios subterráneos si los hay, con el fin de protegerse de la radiación exterior en la medida de lo posible.

Como puedes ver, se trata de un arma potencialmente destructiva y aunque se necesitan muchas para conseguir un efecto devastador importante no cabe duda de que su lanzamiento supone un efecto negativo de tensión y miedo con el que se recuerdan otros momentos del pasado realmente catastróficos.