Cómic

Civil War, el cómic que partió en dos el universo Marvel

En julio de 2006 Mark Millar y Steve McNiven dieron forma a un exitoso crossover que enfrentó a los superhéroes entre ellos.

Desde que en 1986 el mundo del cómic entró en su edad adulta su universo se vio emparejado con lo que ocurría en el mundo real, la realidad socidal influía de gran manera en las historias que se narraban en sus páginas. El 11 de septiembre de 2001, con el atentado a las Torres Gemelas, el mundo cambió y se reactivó en occidente el recurrente debate entre libertad y seguridad. Esta dicotomía se trasladó al universo Marvel para dar lugar a uno de los eventos más impactantes y trascendentales de su historia: la Civil War. Un hecho cuyas consecuencias se arrastrarían durante un lustro y que afectaría a las innumerables colecciones de La Casa de las Ideas, creando el crossover más complejo jamás visto.

El detonante

El punto de inicio de la separación de los superhéroes en dos bandos fue el Acta de Registro Superhumano, por la cual los héroes deberían revelar al Gobierno su identidad secreta y pasar a formar parte de una fuerza que debía responder de sus actos ante las autoridades. Es una idea vieja que ya planteó Walt Simonson en 1989 en Los Cuatro Fantásticos #335, pero que Reed Richards consiguió parar en un discurso en el Capitolio. Bendis en 2006 plantaba las semillas del futuro conflicto en su serie Los Nuevos Vengadores, con Tony Stark abogando por el registro en una reunión de Los Illuminati (Charles Xavier, Iron Man, Doctor Strange, Namor, Reed Richards y Black Bolt).

El proceso creativo

Aunque Mark Millar (autor del revolcuionario The Ultimates) fue el responsable creativo de la serie, lo cierto es que el argumento salió de las mejores mentes que tenía Marvel por entonces: el propio Millar, Bendis, John Loeb, Joe Quesada, Joss Whedon, C.B. Cebulski y Tom Brevoort. En un principio era una idea de Bendis para sus Nuevos Vengadores, pero enseguida vieron el potencial y decidieron extenderlo a todos los superhérores. La elección de los dos líderes estuvo clara desde un principio, uno sería el Capitán América por los valores que simbolizaba, mientras que el otro tendría que ser necesariamente un personaje con el suficiente peso para equilibrar la balanza y en ese perfil solo encajaba uno: Tony Stark (Iron Man). En principio el líder del bando pro-registro iba a ser Steve Rogers, pero pronto vieron que las posiciones no encajaban con las personalidades de los personajes, así que invirtieron los papeles. Iron Man pasaría a cazar a los rebeldes y el Capitán América dirigiría la resistencia desde la clandestinidad. Shield, evidentemente, estaba en el bando oficial mientras que los mutantes se declararon neutrales. Whedon fue el primero en señalar que la historia necesitaría un bando vencedor y que habría que hacer que los lectores tomaran parte de un lado u otro en función de sus simpatías. Mientras que Tom Brevoort, el editor, fue el responsable de coordinar todas las colecciones y hacer que las piezas de todos los cómics encajaran como debieran.

Para la parte artística recurrieron a David McNiven, cuyo trabajo en Los Nuevos Vengadores y en Marvel Knight 4 había llamado la atención, pero que encontraría en esta serie su consagración. A pesar de su conocida falta de puntualidad, un número de la colección se retrasó y ello afectó a todo el universo Marvel, su gran maestría le ha permitido mantenerse como una de las estrellas de Marvel. Tiene un dominio absoluto de la anatomía y un talento innato para las composiciones, destacando también su facilidad para el diseño de personajes y uniformes. Dos años después la pareja creativa Millar-McNiven repetiría éxito de ventas y crítica con otra gran obra: El Viejo Logan (2008).

Se creó una potente campaña de marketing bajo el lema de “¿Tú de qué lado estás?” y la saga se convirtió desde su primer número en un gran acontecimiento, con unas ventas muy importantes y recibiendo excelentes críticas y numerosos premios.

Argumento

La historia arranca con una catástrofe en la ciudad de Stamford (Connecticut) provocada por un grupo de superhéroes de segunda línea durante el rodaje de un reality show. Las cuantiosas bajas y daños provocados obligan al Gobierno a tomar una decisión sobre la comunidad heroica y les ordenan registrarse. Pasando a ser tratados como delincuentes aquellos que no accedieran al trámite. Con este planteamiento se divide en dos la comunidad heroica, el bando oficialista está liderado por Iron Man y cuenta con el apoyo principal de Reed Richards -que construyó una prisión 42 en la Zona Negativa para retener a los rebeldes-, Doc Samson, She-Hulk, Ms Marvel, El Vigía y Wonder Man. Mientras que el Capi contaba con el apoyo de Luke Cage, Daredevil, Falcon, Cable y Goliat. Spiderman nadaba entre dos aguas y un montón de héroes y villanos fueron sumándose a los dos bandos a medida que la historia progresaba.

Final

La trama desemboca en una batalla campal en mitad de Nueva York entre las dos formaciones, en ella el Capitán América derrota a Iron Man y está a punto de matarle si no hubiera sido detenido por un grupo de bomberos y paramédicos que estaban intentando mitigar los daños producidos por el colosal enfrentamiento. Steve Rogers se da cuenta de la devastación producida y decide rendirse. Un final que supone en principio una victoria por la fuerza del bando rebelde, pero una derrota en sus argumentos.

Consecuencias

Las ondas provocadas por el terremoto de la Civil War van a sacudir durante mucho tiempo varias colecciones punteras del universo Marvel. Supuso la desaparición de los Nuevos Vengadores de Bendis, el cambio de rumbo de Spider-Man tras revelar su identidad (traje negro), la incorporación de Tony Stark como director de SHIELD, la creación de una nueva formación de Los Poderosos Vengadores de la mano de Bendis, el nacimiento de la Iniciativa (cada estado de EE UU tendría su grupo de héroes) y el asesinato del Capitán América cuando iba a ser juzgado. Con el paso del tiempo y la llegada de Norman Osborn a SHIELD, Tony Stark se vio obligado a destruir todo lo que tenía ver con el Acta de Registro (2009) para evitar que la identidad secreta de los superhéroes cayera en manos del villano.

Los cómics de Ms Marvel, Black Panther, X-Men, Los Cuatro Fantásticos, Wolverine, Héroes de Alquiler, She-Hulk, Thunderbolts, Jóvenes Vengadores, Runaways, Cable&Deadpool se vieron afectados en mayor o menor medida y tuvieron que adaptarse a los acontecimientos de la serie principal. También se crearon especiales que ampliaban la historia y sirvieron para tapar los retrasos de McNiven: Civil War: Casualities of War, Civil War: War Crimes, Civil War: The Return y Civil War: Choosing sides.

Adaptación al cine

Marvel llevó este enfrentamiento a la gran pantalla de la mano de los hermanos Russo en Capitán América: Civil War (2016). Se mantuvo a sus dos principales antagonistas (Capitán América e Iron Man) y un origen similar (una matanza de civiles), pero a medida que la cinta avanza se aleja cada vez más de la trama presentada en el cómic y su desarrollo y desenlace tienen poco que ver con lo ocurrido en las viñetas. Aquí cogen foco Zemo, Soldado de Invierno y Black Panther, personajes que no tienen protagonismo en el cómic de Millar.

Características

Guion: Mark Millar

Dibujo: Steve McNiven

Fecha: 17-19-2020

Páginas:208 color

Formato:17x26 tapa dura

Precio:15 euros