UnMetal
UnMetal
Carátula de UnMetal

UnMetal, Análisis. Metal Gear a la española

Lo nuevo del creador de UnEpic, UnMetal, llega a PC, PS4, Xbox One y Nintendo Switch con toneladas de humor, un buen apartado técnico y muchas sorpresas.

Siempre es un placer publicar un análisis de un juego patrio en esta vuestra revista. Sobre todo cuando es uno de Fran Téllez de Meneses, o lo que es lo mismo, el creador de joyas como UnEpic o Ghost 1.0. O por Proyecto Afraid, una propuesta solidaria que el desarrollador puso en manos de los mecenas para llegar a buen puerto pero que no obtuvo el visto bueno del público.

Con su particular visión de los videojuegos, UnepicFran, que así se hace llamar este desarrollador en la red social del pajarito azul, nos trae un título cargado de humor donde las horas pasan volando mientras se disfruta de él como un buen vino. Un producto que nos ha dejado un muy buen sabor de boca y que todo amante de la estética retro, los 80/90, las pelis antiguas y la saga Metal Gear —entre otras similares— debería de probar una vez en su vida.

Humor sigiloso

La historia de UnMetal cuenta la historia de Fox, Jesse Fox, un militar americano que en 1972, cuatro de los mejores hombres que formaban un comando, lo arrestaron por un crimen que no había cometido. Por unos incidentes posteriores, Fox es arrestado —de nuevo— por un grupo militar, encarcelado en un complejo de alta seguridad, e interrogado hasta la extenuación para conocer con detalle cómo había escapado del comando para más tarde acabar pilotando un helicóptero soviético.

Desde el primer minuto, como habéis podido leer en el párrafo previo, el humor predomina sobre todo lo demás en lo nuevo de Fran Téllez. Lo que el jugador disfruta es básicamente la historia que Fox le cuenta al misterioso Teniente salpicada con chascarrillos o situaciones graciosas. Un buen ejemplo de esto es cuando el jugador debe de cruzar una pantalla en concreto y el Teniente le pregunta qué le impedía cruzar el camino. En ese momento el jugador debe decidir por Jesse y según lo que decida eso ocurrirá en la aventura. La gracia de este sistema, además de modelar la historia a nuestro gusto, es que todas las opciones son válidas pero puede alguna de ellas sea algo puñetera.

Toda la acción se desarrolla bajo una vista aérea con gráficos retro en dos dimensiones que recuerda bastante a los primeros capítulos de Metal Gear en MSX o Nintendo NES. El jugador debe desplazarse por el mapeado sorteando los pequeños puzles que se le presentan utilizando el ingenio y, en ocasiones, el sigilo. Si lo segundo falla, es posible derribar al enemigo de múltiples formas. Conforme se avanza en la historia el aguerrido héroe conocerá a diversos personajes que le prestarán su ayuda gracias a los walkie talkies, que como no, homenajean al Codec de la saga de Snake.

Al igual que UnEpic, el inventario toma una parte importante del juego. Encontraremos multitud de objetos por el camino, algunos con usos desternillantes, así como vendas para parar el sangrado de Jesse —si no se utilizan dejará tras de sí un rastro de sangre que los enemigos pueden ver— u orinales que servirán para guardar la partida en un excusado. Aparte de los objetos podemos utilizar diferentes armas, como una pistola o el lanzallamas entre otras. UnMetal cuenta además con un sistema de niveles que premia al usuario que escoja el camino del sigilo otorgando hasta nueve habilidades activas al jugador que van desde golpear dos veces en lugar de una o recuperar la salud más rápido de lo normal.

El juego está dividido por nueve capítulos o partes entre las que además de militares algo bobalicones podemos encontrar otros, digámoslo así, “extraños”. Por supuesto no podría faltar los encuentros con los jefes de fase, con mecánicas muy divertidas que os sorprenderán sin lugar a dudas. Además el juego tiene una curva de dificultad muy comedida por lo que nuevos retos se irán sumando a la ecuación paulatinamente a nuestro avance. Y si por algún motivo os resulta fácil o queréis añadir más dificultad, UnMetal cuenta con cuatro modos en los que podéis poneros a prueba.

Cada capítulo tiene una duración aproximada de una hora, dependiendo de lo que nos entretengamos por el camino o nos cueste superar ciertos baches. No es una mala duración, sin embargo el juego es tan descacharrante que nos ha sabido a poco. Es una delicia escuchar las tonterías de Jesse Fox y las frases de asombro de aquél que lo interroga, por no mencionar algunas líneas estupendas por parte de los enemigos. ¡Miau!

Una de las partes que más nos ha gustado es la capacidad que tiene el título de sorprender al jugador. Ya no solo por el hecho de que estás modelando tu propia historia, si no que además no sabes qué puede ocurrir con tus decisiones o qué vendrá después. Puede ser la cosa más absurda que te puedas imaginar o la más lógica, y por ello en más de una ocasión perecerás. Tiene una capacidad de sorprender asombrosa.

Solo hay un pero, aunque esto dependerá de cómo entienda el jugador el humor de Fran; algunas frases pasadas de vuelta. Hay ciertos momentos en la trama en las que Jesse Fox hace algunas gracias que pueden no sentar bien a algunas personas. Digamos que el humor o el “colegueo” se le va de las manos y esto, en plena generación de cristal, puede acarrearle algún problema tanto al título como a él.

Fran, el artista retro

El apartado técnico de UnMetal comienza con un muy buen trabajo en lo gráfico y un acabado redondo en lo sonoro. Para lo primero Fran ha continuado con lo que mejor sabe hacer; videojuegos con sabor a retro. Todo lo que aparece en pantalla está en formato pixelado, como los de antes. Las animaciones son muy buenas y los escenarios están bastante trabajados. Hay algunas secciones que no tanto pero suelen ser poco importantes o de transición.

Se visitan decorados muy variados y en todos y cada uno de ellos hay guiños a títulos —e incluso géneros— conocidos por los aficionados a los videojuegos. Sin embargo y como hemos comentado anteriormente, el título bebe mucho de la saga Metal Gear… pero con un Solid Snake a la española.

UnMetal no pide demasiados requisitos y está perfectamente optimizado para casi cualquier ordenador. De hecho si miramos en la ficha de Steam vemos que solo requiere una CPU I3, 4GB de RAM y una tarjeta gráfica con 256Mb.

La parte sonora viene acompañada de un gran trabajo tanto en las voces españolas como las inglesas. Merece la pena escuchar ambas porque están muy trabajadas. Quizás la implementación nos ha parecido algo poco natural en las escenas del interrogatorio pero nada preocupante, solo una apreciación.

Tiene diferentes melodías que acompañan perfectamente a la aventura pero que se quedan en un segundo plano ante las charlas de Jesse, los enemigos o los diferentes chascarrillos que se escuchan durante la aventura. Ninguno de sus temas se recordarán en el futuro pero cumplen con lo prometido en buena medida.

Por supuesto, el juego está traducido y doblado tanto al inglés como al castellano y es posible jugarlo mediante el uso de un mando como con el teclado. Hablando claro está, de la versión para PC, la que hemos tenido el placer de analizar.

CONCLUSIÓN

Fran Téllez de Meneses vuelve al ruedo con una propuesta extremadamente interesante que apenas hace aguas en ninguno de sus apartados. Una aventura muy interesante, cargadisima de humor, situaciones inverosímiles, capacidad de sorprender y un apartado técnico que roza lo impecable dentro de su estilo. Hay algún chiste que otro pasado de rosca, decisiones como la de acceder a las habilidades sólo si se usa el sigilo (cuando muchas están diseñadas para la acción) o su discreta banda sonora, que no nos han terminado de convencer, pero no por ello estamos hablando de un gran inconveniente. Si tenéis la oportunidad, haceros con él.

LO MEJOR

  • ¡Humor a raudales! Extremadamente divertido.
  • Un gran homenaje a la saga Metal Gear.
  • Buen apartado técnico en general.
  • Doblaje al castellano bastante trabajado.
  • ¿Pero de dónde consiguió la soga?

LO PEOR

  • La banda sonora pasa a segundo plano.
  • Muchas habilidades están enfocadas a la acción pero solo se consiguen con sigilo.
8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.