Fútbol virtual

eFootball 2022, ya lo hemos visto: así es el sucesor de Pro Evolution Soccer

Somos espectadores del primer partido a eFootball 2022. Así es la propuesta que sucede al mítico Pro Evolution Soccer. Llega el 30 de septiembre.

Konami se enfrenta en apenas unos días a la nueva generación de su saga de fútbol más popular. Dejemos de hablar sobre Pro Evolution Soccer: es hora de ponerle nombre y apellidos al ciclo que se iniciará el próximo 30 de septiembre. Lo hará en un formato diferente al conocido por todos. Pasamos al free to play, a la plataforma de juego cruzado de multitud de sistemas alrededor de un solo juego. Incluso modular, diríamos, por el formato adaptable. ¿Quieres algo más que un partido rápido? Pasa por caja lo que quieras.

En MeriStation ya hemos visto un partido oficial al completo. Es difícil captar las sensaciones del juego sin sentirlo a los mandos. El veredicto final lo sabremos más adelante. Sin embargo, es hora de repasar cuál es la visión del equipo japonés de cara a la dura competencia de FIFA 22.

“Una jugabilidad renovada”

Con esas palabras arrancaba la presentación a la que fuimos invitados. El mensaje, como se ha ido repitiendo en las últimas semanas, se desmarca del sendero construido durante estos últimos lustros. eFootball 2022 pretende que el jugador perciba un fútbol de calidad, de sentir “el control de los toques al balón”, como los propios responsables subrayan.

Es indudable que todavía queda gran parte de ADN PES; si dirigimos la mirada a las últimas entregas, elementos como la física del balón o el trabajo en animaciones de los porteros eran cualidades que solo podías encontrar aquí. Pero la dirección varía hacia la búsqueda del realismo desde el ritmo del juego. Ya no solo hablamos de colisiones, disparos o regates, sino el fluir de los 22 futbolistas sobre el césped.

Una de las características que destacan es el nuevo sistema de duelos jugador contra jugador. El estudio saca pecho al compartir que los resultados son fruto de “muchas horas de investigación”. Como ya se viera en el primer tráiler revelación, Andrés Iniesta y Gerard Piqué han sido los embajadores de sus respectivos dominios en la cancha.

El de Fuentealbilla es elegido por ser “el prototipo de mediocentro ofensivo”, ese jugador de encaje que llega, regatea y se desata al disparar o dar el último pase. Konami advierte que el control del jugador en ataque frente a un rival te dará “libertad completa” de la situación. Buscan “crear emoción” en el combate físico, o incluso buscando el lado débil del contrario para poder sortearlo.

Hay miga jugable más allá de cuando tienes el balón en tu poder. Cuando recibes, puedes añadir combinaciones de botones tras colocar el cuerpo hacia la posición donde quiere salir corriendo. Las fintas de cuerpo con el stick derecho, la típica pulsación rápida de arriba a abajo, llegarán en una actualización futura. Y si pierdes el balón, puedes seguir buscando una oportunidad de robo al cortar el pase del rival que lo haya recibido. Si mantienes pulsado el botón X/A mientras diriges el stick izquierdo hacia una dirección, puedes hacer que tu jugador lleve el cuerpo hacia allí para que achique la salida de balón.

Si nos dirigimos hacia el lado del catalán, Piqué es la imagen del central físico, que protege el balón en los pies dado el espacio que ocupa en el campo. Los bloqueos defensivos manteniendo pulsado el gatillo izquierdo se han visto mejorados, incluso cuando estás driblando puedes colocar la espalda en dirección hacia el rival. La salida de balón potente es otra de las novedades. Si pulsas el botón de pase largo mientras mantienes el gatillo derecho, lanzarás el típico cambio de banda por delante del lateral, frente al pase largo clásico al pie.

Esa variante potente se traslada al disparo a gol. Si haces lo propio pero cambiando el botón al de disparo, el chut saldrá del pie con un efecto más violento e impredecible. Sobre el papel parece que está algo sobrepotenciado cuando lo realizas en los delanteros más top; está por ver en la práctica. Algo parecido ocurre con los nuevos tipos de tácticas, que varían entre tres estilos de juego: contraataque rápido, contraataque al balón largo o posesión al balón largo. Dentro de cada una puedes ajustar algunos elementos que aportar precisión al juego de tu equipo, aunque no se nos mostró suficiente material como para valorar la profundidad.

El realismo al que aludíamos al principio se traslada desde el instante en el que arrancas tu partida. Se ha puesto especial mimo a los momentos previos al saltar al césped. Vemos la zona de vestuarios, donde los jugadores se acicalan y escuchan las últimas indicaciones del entrenador. Manchester United y la Juventus se enfrentan en este duelo amistoso. La cámara enfoca a un Rashford concentrado, con la mirada clavada en el suelo, esperando a la luz verde. Los italianos, en cambio, apuntan a Morata, que recibe algunas indicaciones de su compañero Chiesa. El nivel de representación de los uniformes y los rostros está a la altura de lo que podemos esperar: impecables.

Una vez arranca el partido, vemos un ritmo un tanto diferente a lo visto en PES 2020 (y por ende, PES 2021). Los primeros toques al balón dejan dos cambios de banda encadenados, gracias al nuevo pase largo potente. La velocidad es alta, con solo un par de pases en profundidad podemos estar bordeando el área del rival. Las bandas ganan presencia; en este ejemplo parecen casi carriles con espacios para que los laterales y extremos campen a sus anchas. Desconocemos si es por el tipo de táctica elegida, pero los 90 minutos en una sucesión de golpes más propio de un combate de boxeo. Las ocasiones caen en cascada, y por ende los goles.

No quedamos demasiado contentos con las colisiones. La reacción de los futbolistas al chocar, o colocar la pierna para robar un balón, es demasiado artificial. Pero no solo por la animación, sino porque no reaccionan bien a la acción que queremos hacer. A veces se lían, lo que deja balones sueltos a la espera de que otro jugador pueda recogerlo. Hay margen de mejora en este sentido. Por cierto, el círculo que rodea a los jugadores es una asistencia opcional para nuevos usuarios; puede desactivarse sin problema desde el menú ajustes.

Lanzamiento y más allá

La primera estación de eFootball 2022 se encuentra el 30 de septiembre de 2021, cuando debute en PS5, PS4, Xbox Series X|S, Xbox One, PC (Steam) y dispositivos iOS y Android. Lo hará en un formato limitado en cuanto a contenido se refiere. Podrás jugar partidos sin conexión o a través de matchmaking con hasta 9 equipos oficiales: FC Barcelona, FC Bayern München, Juventus de Turín, Manchester United, Arsenal, Corinthians, Flamengo, Sao Paulo y River Plate. Además, habrá una pestaña de eventos donde ganar recompensas jugando contra otros jugadores.

Podemos esperar una periodicidad “semanal” en cuanto a las actualizaciones en vivo de los jugadores, que determinan su condición física en base al rendimiento en la vida real. En cuanto al resto de actualizaciones, tan solo señalan que serán “frecuentes”. Tendremos que esperar hasta la actualización de otoño para ver nuevos equipos. Será allí cuando recibamos “muchos más equipos auténticos” que se podrán usar como base para el modo edición. No será hasta la actualización de invierno cuando lleguen todos los disponibles.

Esta cápsula de contenidos en otoño se espera que llegue a todas luces el próximo 11 de noviembre. Será en ese punto cuando lleguen los partidos con juego cruzado entre consolas y PC, ligas online y el modo de juego de creación de plantilla que suplirá al conocido MyClub, además de su particular ‘pase de batalla’.

eFootball

eFootball, desarrollado y editado por Konami para PC, PlayStation 4, Xbox One, PlayStation 5 y Xbox Series, es la entrega de deportes y fútbol de la saga PES correspondiente a la temporada 2021-2022 en formato free to play, con un juego base al que se irán sumando nuevos contenidos y actualizaciones. Este cambio señala el comienzo de una nueva era del fútbol virtual, con unos gráficos y una jugabilidad mejorados.

eFootball