Inadvertidos

Los sleepers de 2020: los mejores juegos que no vimos venir

Sleepers 2020
Sleepers 2020

Esos videojuegos de los que hace solo un año quizá ni siquiera conocíamos, que han trascendido de alguna manera sin hacer ruido, por su calidad.

2020 ha sido un año repleto de grandes videojuegos. Un año del que debemos hacer una valoración muy positiva por todo lo que nos ha dado y lo que ha significado en las vidas de muchas personas que, por la pandemia que todavía azota, se han sabido a sí mismos como un apoyo, un refugio. Un acompañamiento capaz de hacernos sentir más que nunca esta forma de expresarnos por lo que vemos en pantalla.

También ha sido un año rebosante en sorpresas, obras que nadie vio venir y que, por méritos propios que responden a su calidad, se han ganado el mérito de ser considerados sleepers, un término algo difuso que, como todo, está sujeto a interpretaciones.

En la redacción de esta revista entendemos como sleeper aquel videojuego que no despertó expectativas, que pasó inadvertido, que no venía con la confianza depositada por prácticamente nadie, pero que una vez se pusieron a la venta… destacaron, se labraron su lugar y, al final del día, ascendieron a las listas de recomendados con tanta fuerza (en ocasiones, incluso más) como otros títulos con mucho mayor presupuesto, prestigio o bagaje.

Es por ese motivo que no entran en la siguiente lista Streets of Rage 4, 13: Sentinels: Aegis Rim o Hades, porque son excelentes, por supuesto que lo son, y no estuvieron rodeados de millones de dólares a sus espaldas. Ni Dotemu tenía que demostrar nada a nadie ni Vanillaware o Supergiant, que ya eran brillantes por su trabajo. Sin embargo, Spiritfarer, Among Us, Call of the Sea, Pistol Whip o CrossCode, entre otros, son los tapados que hoy queremos destapar, si es que acaso todavía no los conocéis. Terminamos el año 2020 y lo hacemos celebrando también todas estas obras.

Among Us

Un auténtico fenómeno. Llegó en 2018, pero no supimos de su existencia hasta finales de este mismo verano, cuando el boca a boca, las redes sociales y, sobre todo, el fenómeno streamer situó a esta pequeña obra de InnerSloth en uno de los mayores éxitos que se recuerdan en plataformas de retransmisión. Among Us ha unido a la gente y se ha convertido en una herramienta de comunicación. Así lo atestiguan sus números y la capacidad que tiene para atrapar a todo aquel que le da una oportunidad si se hace en compañía. Sus virtudes como videojuego son extremadamente limitadas, pero hay una serie de intangibles que forman parte de la esencia de este medio. Among Us quiere que encontremos al impostor; la diferencia con otras obras donde todo está escrito es que aquí todo está por decidir y la implicación del jugador no solo afecta a sí mismo, sino a todos los demás. ¿Qué pasará ahora? Una idea que ahora se sabe maestra. Quién sabe hasta cuándo se mantendrá a este nivel. Su mérito, sin embargo, está en el presente. Un ave fénix, uno de los videojuegos inadvertidos que ahora todo el mundo conoce. La virtud de la sencillez.

Among Us
Among Us

Sakuna: Of Rice and Ruin

Sakuna es una de las grandes sorpresas que nos llevamos de finales de este año. Una mezcla entre gestión de granja tridimensional con acción, plataformas y una historia realmente bien escrita. El cultivo de arroz es solo la base de un título realmente inmersivo, que toma por bandera algunas de las mecánicas que ya hemos visto en el pasado en los hack ‘n’ slash de scroll lateral y lo mezcla con la tranquilidad de cuidad nuestro hogar. Un homenaje a la Japón más rural, un título que te hace sentir bien y que hace con muy poco un inteligente y profundo videojuego donde tenemos decenas de horas por delante. Edelweiss ha dado en el centro de la diana con este título, disponible en PS4, PC y Nintendo Switch.

Sakuna: Of Rice and Ruin
Sakuna: Of Rice and Ruin

Shinsekai: Into the Depths

Lo vimos hace un año para Apple Arcade, solo que no fue hasta el primer trimestre de 2020 cuando pudimos hacer realidad el hecho de tener Shinsekai: Into the Depths en consolas, con un mando tradicional, que es como verdaderamente hemos podido saborear este auténtico tapado de Capcom. Un metroidvania bajo las profundidades marinas con mecánicas muy bien pensadas y que funciona de maravilla. Nos encontramos en un futuro desconocido, con la humanidad prácticamente desaparecida, pero nosotros sí estamos vivos. En realidad, nada importa más allá de seguir adelante, de encontrar la salida y huir del hielo, que puede acabar con nosotros. Como todo metroidvania, al margen de su enorme escenario (mucho más de lo que parece), tendremos que volver sobre nuestros pasos para alcanzar aquellos rincones antes inaccesibles porque no teníamos la habilidad exacta. Una obra de supervivencia donde todo cuenta, tanto cada punto de salud como cada segundo. El agua tiene mucho sentido, no es meramente estética. Nos absorbió y nos encantó. Disponible en iPhone y Nintendo Switch.

Shinsekai: Into the Depths
Shinsekai: Into the Depths

Call of the Sea

Otro que nos pilla muy reciente, pero del que llevamos siguiendo la pista desde este verano. Microsoft quiso vincular esta obra independiente desarrollada por el estudio español Out of the Blue a la marca Xbox y, como está disponible en Xbox Game Pass, ha sido complicado no echar un vistazo a esta aventura en primera persona ambientada en el año 1930. Una joven enferma, Norah, decide buscar a su marido después de un largo periodo sin saber de él, a pesar de su debilidad por los resquicios de su afección. Ni corta ni perezosa, se dirige a esa isla para encontrar a su marido explorador en medio del Pacífico, ¿lo encontraremos? A partir de aquí comienza una aventura con un componente narrativo muy acentuado, pero que no se olvida de su naturaleza como videojuego: exploración, puzles, acertijos y un relato muy bien contado que conjuga con un preciosista apartado visual.

Call of the Sea
Call of the Sea

Spiritfarer

Tenemos la suerte de que Xbox Game Pass se está convirtiendo también en la cuna de las oportunidades. Seguramente Spiritfarer hubiese pasado más desapercibido de no ser porque está en la plataforma de videojuegos a la carta de Microsoft, así que no tenemos excusa: es uno de los mejores videojuegos de este año. Disponible en PS4, Xbox One, PC y Nintendo Switch, la obra de Thunder Lotus Games nos invita a acompañar a Stella en una aventura con mecánicas propias de Harvest Moon, Stardew Valley o Animal Crossing, pero con elementos de plataformas como los saltos. La magia del título no es solo su capacidad para introducir puzles y gestión de recursos en la ecuación, sino la excelente historia que se nos narra, con un apartado artístico brillante y personajes para el recuerdo que, de verdad, es difícil que logremos olvidar.

Spiritfarer
Spiritfarer

Manifold Garden

Nos encontramos a Manifold Garden justo en el lanzamiento de Xbox Series X|S (también disponible en PC y Nintendo Switch), y no esperábamos mucho de él. ¿Un juego de puzles en primera persona más? Sí… y no. La obra de William Chyr es algo así como convertir un cubo de Rubbik en un videojuego, una idea sencilla perfectamente ejecutada que, si bien no alcanza cotas de excelencia, destaca por su diseño de niveles y la idea del concepto del infinito. Para que podamos entenderlo, toma como eje vertebrador el cuadro Relativity y lo conjuga con puzles, rompecabezas que se rigen a las leyes de la física y la gravedad. Solo dura tres horas y tiene momentos memorables. De hecho, es una pena que no dure más, porque cuando parece que va a explotar termina. En cualquier caso, recomendado en mayúsculas.

Manifold Garden
Manifold Garden

Sackboy: Una Aventura a lo Grande

Vamos a ser sinceros: no esperábamos esto. Que Sackboy regresase era una gran noticia de por sí, Sumo Digital es un estudio que sabe hacer muy bien las cosas, pero el equipo británico ha logrado disipar cualquier atisbo de duda alrededor de este título: no es solo un Super Mario 3D World 2.0, sino que tiene la personalidad suficiente como para recomendarlo, disfrutarlo y desear que se actualice pronto con sus funciones multijugador cooperativo local y en línea. Lo tenemos disponible en PS4 y PS5 (actualización gratuita). Lo que más nos ha gustado del juego es el diseño de sus niveles y lo bien que va implementando mecánicas poco a poco, por no hablar de la ingente cantidad de coleccionables que tiene y lo desafiantes que son algunos de sus niveles. Sackboy: Una Aventura a lo Grande es un juego que engaña, tiene momentos formidables. Empieza lento, pero va añadiendo más y más condimento hasta ser una delicia. Si os gustan los plataformas, es uno de los grandes.

Sackboy: Una Aventura a lo Grande
Sackboy: Una Aventura a lo Grande

The Pathless

Qué agradable sorpresa. The Pathless es lo nuevo de los creadores de ABZÛ y, afortunadamente, no decepciona. Un título conmovedor, único por lo que es como videojuego y muy agradable por su ejecución y una banda sonora de Austin Wintory (Journey, entre otros) que pone el broche de oro a un juego que nos atreveríamos a calificar de sobresaliente. Giant Squid Games publica en PS4, PS5, Apple Arcade y PC esta aventura de acción, aventura y exploración en la que controlamos a una joven acompañada de su arco y un águila. A partir de ahí, disparos precisos, fantasía oriental, mucha velocidad y saltos. Además, cuenta con grandes jefes finales y puzles que solo logran sumar al conjunto. Por su duración —nos ha durado poco más de diez horas— y su precio reducido, es una de esas apuestas para Navidades con las que no vais a fallar, especialmente si tenéis una PS5, donde luce en resolución 4K para comerse la pantalla.

The Pathless
The Pathless

Ruiner

Nos encontramos en el año 2091, en una sociedad donde todo se encuentra devastado por el control tecnológico de las grandes corporaciones. Reikon y Devolver Digital llevan a consolas y PC un título de acción ciberpunk realmente frenético, un dual stick shooter con elementos de Hotline Miami, pero con una personalidad embriagadora gracias a su estética, referencial al universo del anime y una banda sonora que te quita el hipo. Ruiner es lineal, lo que facilita no perderse si lo jugamos de vez en cuando o queremos simplemente un título directo en su propuesta. Este lo es, sin duda; ahora bien, es exigente, no concede un solo error, como casi todos los shooter cenitales de este estilo. Por suerte, sus opciones de progresión y personalización te atrapan desde el primer momento. Llegó en español y se encuentra disponible en todas las plataformas; de lo mejor que hemos jugado este año en el género, una acci´pon desenfrenada aderezada por el techno más sangriento.

Ruiner
Ruiner

Pistol Whip

Puestos a elegir un representante de la realidad virtual, en 2020 tenemos que quedarnos con Pistol Whip, y es para celebrarlo. Porque pensábamos que tras Beat Saber ya no había que decir, pero Cloudhead Games ha llegado para dar la razón a quienes piensan que siempre se puede ir un paso más allá; o un paso al lado, puesto que esta apuesta de disparos y música electrónica tiene una idiosincrasia suficientemente única como para mantenernos atrapados durante días. Lo primero que destaca de Pistol Whip es su estética. Como SuperHot, pero a toda velocidad, con más colores de los que creíamos conocer y poniendo de manifiesto que la realidad virtual es capaz de ofrecer experiencias jugables únicas en este contexto. Es una experiencia de película que, por mucho que os digamos, no podemos aproximaros a lo que supone con un casco, incluido PS VR para PlayStation 4, además de PC. Su originalidad y el aprovechamiento de la tridimensionalidad de esta tecnología son un grado. Una intensidad que queda perenne en nuestra retina.

Pistol Whip
Pistol Whip

Snowrunner

La serie Runner no tenía nada que demostrar, pero Snowrunner logró esta pasada primavera dar la razón a quienes creen que los viajes, los paseos también tienen algo que decir en este medio. Snowrunner se expresa de maravilla como ejemplo de simulador de transporte en cuatro ruedas; algo parecido a lo que propuso Hideo Kojima en Death Stranding, solo que aquí con las manos al volante. Es, como dijimos en nuestro análisis, “el ciclo del vida del camionero”. De punta a punta en territorios como Alaska o Michigan, se supera con creces lo que supuso MadRunner, con mejor motor de físicas y mayor sensación de inmersión gracias al excelente uso de la nieve como elemento del entorno y como recurso estético. Es repetitivo, claro que sí, pero no engaña: esto es lo que tenemos. El diseño de su mundo, que funciona como un rompecabezas, ha atrapado a muchos durante 2020 y tuvo su momento en las plataformas de streaming. Sin duda, una obra cuya repercusión no se esperaba.

Snowrunner
Snowrunner

CrossCode

Disponible en consolas y PC, CrossCode ha sido una de las sensaciones de 2020 en la escena independiente. CrossCode es una aventura de acción de las de antes, un action RPG de 16 bits repleto de horas de contenido, opciones de mejora para los personajes y un desafío que va in crescendo. Es verdad que sus primeras horas no son las mejores, dedica mucho tiempo a presentarnos su mundo, pero una vez arranca es un frenesí. La variedad de zonas, intersecciones con puzle y su cuidado técnico conjugan de forma exquisita con el plano jugable. Además, tiene personajes inolvidables y un sistema de comandos que hacen de su combate algo realmente satisfactorio. Muy recomendado si os gusta el género.

CrossCode
CrossCode

Ghostrunner

Ha sido un año un año muy ciberpunk, en general. Ghostrunner toma el parkour como norma y lo hace en una aventura de acción y plataformas en primera persona. Es desafiante como pocos, pero eso se complementa con una gran sensación de recompensa. Un total de 17 niveles con muchos coleccionables, algún que otro pico de dificultad y rejugabilidad a prueba de bombas, lo nuevo de One More Level ha pasado inadvertido por prácticamente todos. Tiene multitud de objetos y habilidades con las que personalizar a nuestro personaje, algo que agradecerán los que esperaban algo más a este respecto después de joyas como Mirror’s Edge. Vamos a morir mucho, no lo recomendamos para todo el mundo porque requiere de paciencia y mucha voluntad por parte del jugador, insistencia, pero su jugabilidad y ambientación ponen el listón realmente alto. Casi sobresaliente.

Ghostrunner
Ghostrunner

Monster Train

No podía faltar un buen juego de cartas en nuestra selección de sleepers de 2020. Disponible en PC y Xbox One, el título de Shiny Shoe y Good Shephered es una de las sorpresas de la temporada. No solo por ser un gran título del que no esperábamos tanto, sino porque ha sabido crear de un juego clásico de cartas y construcción de mazos un más que competente roguelike basado en una estructura tower defense. Al poco de empezar vamos notando sus intenciones: es un pozo de horas. Adictivo como pocos de esta lista, Monster Train es muy valiente y poco a poco va sumando fieles en su vertiente multijugador (incluidos retos diarios). Nuestro objetivo es defender un núcleo situado en lo alto de una torre, con el componente aleatorio que caracteriza a cada partida en este tipo de títulos. Hay un componente de suerte, pero también y sobre todo, ingenio. Si os gustó Slay the Spire, es una apuesta original, divertida, con sensación constante de recompensa e, insistimos, una gran capacidad para enganchar.

Monster Train
Monster Train

Paradise Killer

La obra de Kaizen Game Works y Fellow Traveller es todo un ejemplo de cómo mezclar una aventura de detectives con libertad para que el jugador investigue y tome las riendas del devenir inmediato. En vez de convertirse en una novela gráfica tradicional, en esta ocasión somos más partícipes de todo lo que sucede en el entorno. En poco más de diez horas podemos resolver la investigación, todo dependerá de cuán hábiles seamos a la hora de reunir pesquisas y dar con la solución. A nivel jugable tenemos dos componentes bien diferenciados que gustará a los aficionados a la saga Ace Attorney y Dangarompa: investigación y juicios. Con todo, su estética, profundidad, estética vaporware y detalle dan como resultado un videojuego en mayúsculas. Eso sí, no está disponible en castellano; algo que no sería un problema en otro género, aquí toca leer mucho.

Paradise Killer
Paradise Killer

Art of Rally

Si eres fan de los juegos de rally, no hace falta que sigas leyendo. Ya no solo por ser jugablemente muy notable en su apuesta de perspectiva área como en la época de los ochenta y los noventa, sino porque es todo un homenaje al universo del rally. Es cierto que salvo en su nivel de dificultad más elevado el desafío no es mayúsculo, pero la diversión no desaparece y lo auténticamente desafiante es su control, su coordinación a los mandos. Lo positivo de art of rally es que se diferencia muy bien de otras propuestas de velocidad de este año; aunque solo está disponible en PC por ahora. Si le perdonamos que puede llegar a ser algo monótono, creednos que es un disfrute de principio a fin con unos buenos auriculares, un viaje automovilístico que deja el listón muy alto.

Art of Rally
Art of Rally

Murder by Numbers

Mediatonic es responsable de Fall Guys, pero también de Murder by Numbers. Hay un talento superlativo en esas oficinas, siendo francos, porque Murder by Numbers nos encandiló a comienzos de 2020, cuando el nombre de Ultimate Knockout era completamente desconocido. Imaginad una entrega de Phoenix Wright con mecánicas Picross, una visual novel basada en puzles matemáticos donde el conjunto no desluce en absoluto. Su historia es interesante, va al grano y presenta varios casos perfectamente conectados. No es excelente, sí notable en todo lo que propone. Masakazu Sugimori es el genio a los mandos de la música, un elemento capital que no podía fallar en una obra como esta. Y no lo hace. Un videojuego que entretiente, que desprende buen hacer en su diseño, un juego inteligente que, por desgracia, se centra más en contar bien su historia que en narrar la misma a través de la jugabilidad (que no deja de ser una excusa entre tanto relato). Si os gusta la resolución de puzles, no obstante, sabréis perdonar este matiz, que no penaliza en exceso. Ojalá más entregas en el futuro, porque ese universo puede dar mucho de sí.

Murder by Numbers
Murder by Numbers

Among Us

Among Us es un videojuego de simulación tipo party para hasta 10 jugadores a cargo de Innersloth para PC, Switch y dispositivos iOS y Android ambientado en el espacio y en el que uno de los jugadores es un impostor y el resto de jugadores deben descubrir su identidad mientras reparan la nave.

Among Us