Sakuna: Of Rice and Ruin
Sakuna: Of Rice and Ruin
Carátula de Sakuna: Of Rice and Ruin

Sakuna: Of Rice and Ruin, análisis

Analizamos este curioso título venido de la mano de Marvelous, el cual ofrece exploración side scrolling con combates hack'n slash y mecánicas de farmeo.

Sakuna: Of Rice and Ruin ha sido un título que ha tenido un largo recorrido desde su anuncio inicial hasta su llegada a las tiendas, que tendrá lugar el próximo 20 de noviembre en tierras europeas mientras que americanos y japoneses podrán catarlo en la primera mitad del mes. Presentado inicialmente en el Comiket Market de 2016 en tierras japonesas, no tardó mucho hasta que se confirmase su aparición en occidente de la mano de XSEED Games y Marvelous, encargados de su distribución en los diferentes territorios a mediados de 2017, marcando su su salida para el año siguiente para PlayStation 4 y PC. Con el tiempo el juego prosiguió su desarrollo a la par que se iban desvelando los trailer con algunas de sus características jugables, confirmando entre medias su conversión para Nintendo Switch, confirmada el año pasado, siendo finalmente retrasado para el actual año 2020.

Desarrollado por Edelweiss, estudio indie japonés entre cuyos títulos se encuentran los shoot'em ups Astebreed y Ether Vapor Remaster además del beat'em up Fairy Bloom Freesia, este nuevo título ofrece una curiosa mezcla de fases de exploración con combates de estilo hack’n slash, con un cierto estilo que recuerda a Muramasa: The Demon Blade, junto a mecánicas en las que cobrará importancia el cultivo del arroz de forma un tanto similar a juegos como Harvest Moon o Story of Seasons.

La trama del juego presenta a la joven diosa Sakuna que se presenta en el puente que conecta el mundo de los humanos con el Lofty Realm, lugar donde moran las distintas deidades mitológicas de Japón, salvando a un grupo de humanos, que han llegado hasta ese lugar de forma fortuita, del ataque de un bandido. Sin embargo, la situación se complica cuando al regresar a la capital del reino, Mihashira, aparece el mismo grupo de humanos que van en busca de alimentos, lo que les lleva hasta el granero celestial en donde Sakuna termina prendiendo fuego accidentalmente al lugar y provocando una explosión que arrasa con las ofrendas destinadas para la diosa Kamuhitsuki. En consecuencia, Kamuhitsuki se presenta y ordena a Sakuna partir con presteza a la isla de Onijima para investigar la creciente presencia de demonios, siendo acompañada por el grupo de humanos, compuesto por el samurai Tauemon, los jóvenes Kinta y Yui, la novicia Myrthe y el pequeño Kaimaru, haciendo efectivo su destierro como castigo hasta cumplir su misión.

El desarrollo del juego se dividirá en dos vertientes diferentes, siendo la primera de ellas dedicada a la exploración de la isla a través de la incursión en diversas zonas en las que se podrán conseguir materiales y también hacer frente a varios tipos de enemigos que dificultarán el progreso, a la par que proveer en ciertos casos de ingredientes para cocinar al derrotarlos. La segunda, por su parte, se centrará en el cultivo y cuidados de la pequeña parcela de la casa donde se establecen Sakuna y el grupo de humanos, a través de minijuegos y secuencias de estilo Quick Time Event.

La acción se desarrolla a través de los diferentes periodos estacionales, que se dividen a través de ciclos de tres días, y que afectarán al entorno, incluyendo cambios climáticos, algo que afectará especialmente a las condiciones del campo de cultivo. La casa que antaño perteneció a los padres de Sakuna, situada en el centro de la isla, servirá como base de operaciones y de acceso a algunas características importantes en el transcurso de la aventura. Desde este punto, desde donde se inicia la aventura en cada periodo, se puede acceder al mapa del mundo entrado desde el menú de pausa y posteriormente seleccionar la zona a visitar para empezar a entra en acción.

La exploración ofrece una perspectiva de estilo side-scrolling en la que avanzar por zonas con diferentes diseños en las que solventar obstáculos, como zonas bloqueos o desniveles, mientras se hace frente a los enemigos. El sistema de combate en los enfrentamientos ofrece un sistema de corte hack'n slash muy accesible en el que Sakuna podrá alternar ataques rápidos junto a otros contundentes para realizar cadenas de combinaciones de golpes con las que ir mermando la vida de los enemigos paulatinamente, teniendo la opción de ejecutar una técnica de parry para aturdir temporalmente a los enemigos midiendo el timing adecuadamente y también esquivar ataques utilizando el manto celestial, lo que permitirá ganar la espalda y aventajar a los enemigos al tiempo que también podrá utilizarse para agarrase a salientes en zonas de mayor altura, siempre que esta se encuentre dentro del rango de acción.

Por otro lado, Sakuna podrá aprender habilidades de ataque, las cuales deberán equiparse desde el menú de pausa del juego, y cuyo uso en la práctica es similar a lo visto en los juegos de la saga Tales, combinando botones junto a direcciones del stick para ejecutar cada una de ellas al tiempo que consumirán parte de una barra de energía, la cual se recargará paulatinamente con el tiempo. Igualmente se podrán aprender habilidades relacionadas con el uso del manto celestial en combate de tal manera que se podrán utilizar para ganar ventaja y lidiar contra las huestes enemigas. Cabe mencionar que los poderes de Sakuna se limitarán al caer la noche, pues los enemigos, amparados en la oscuridad del momento, tendrán un mayor poder ofensivo que será complicado de doblegar de entrada, aunque conforme se avanza en la aventura se podrán conseguir objetos que ayudarán a realizar travesías en estas condiciones.

Para progresar en el juego y abrir nuevas zonas, será necesario cumplir los objetivos que seofrecen cada una de ellas, desde derrotar a un número concreto de enemigos, de una forma particular, conseguir un objeto o descubrir objetos ocultos, lo que aumentará el indicador de investigación de la zona progresivamente hasta alcanzar su máximo. Algunas de las zonas a visitar del juego incluirán varias secciones entre las que se incluirán portales que permitirán retomar la progresión de la zona a partir de ese punto, desde el que se regresará al mapa principal y de ahí, si es necesario, regresar a casa. Por otro lado también habrá enfrentamientos contra monstruos de gran poder que actuarán como jefes y que derrotarlos será un tanto complicado al tener que esquivar sus acometidas y las de las huestes de monstruos que le acompañarán y complicarán el combate.

Al derrotar a los enemigos estos dejarán caer piezas de ámbar así como ingredientes, siendo este último elemento esencial para que el grupo pueda subsistir pero teniendo como impedimento una caducidad corta, medida en días, periodo tras el cual el objeto pasa a formar parte de las reservas de comida podrida como ingrediente, que podrá utilizarse para otro propósito. Para evitar que esto sea frecuente habrá que hablar con Myrthe quien ofrecerá opciones relacionadas con la cocina, entre ellas la de preservación con la que poder eliminar este límite e ir aumentando las reservas de comida almacenada. Otra de las opciones permite configurar el menú para la cena, teniendo la opción de elegir entre cuatro platos, uno principal, dos de guarnición y un postre más una bebida, pudiendo equilibrarlos para alterar los efectos que tendrá en los parámetros de Sakuna y las habilidades adicionales que proporcionará, las cuales durarán en el campo hasta que el icono de hambre, con forma de onigiri situado al lado de la barra de vida, se vacíe por completo.

Los materiales obtenidos podrán utilizarse para diferentes propósitos, entre ellos el poder fabricar nuevas armas y armaduras a través de las opciones que, una vez desbloqueadas al avanzar en el juego, permitirá que Kinta y Yui, respectivamente, se encarguen de la fabricación de estas piezas de equipamiento, siendo necesario ofrecer los materiales requeridos para poder fabricarlos. Denotar que aparte de poseer mejores características, como aumento de ataque o de poder defensivo, dichos objetos incluirán, ocasionalmente, habilidades pasivas que estarán bloqueadas de entrada, siendo necesario realizar una tarea específica para poder activar su poder a través del menú de equipamiento y acceder a sus beneficios.

En cuanto a la parte de farmeo, su desarrollo será importante durante la partida ya que por un lado permitirá conseguir alimento en buena cantidad con la que poder aumentar los beneficios que aportar a Sakuna en combate, mientras que por otro será vital en el sentido de que ayudará a aumentar el nivel de la diosa y mejorar sus parámetros consecuentemente, lo que le permitirá afrontar situaciones de combate contra enemigos más poderosos o complejos.

El desarrollo de esta parte del juego se realiza a través de varias actividades que se realizan a través de minijuegos y secuencias de pulsación de botones (Quick Time Event), teniendo que llevar a cabo los pormenores del proceso de cultivo en varias etapas. Esto incluirá desde el arado de la tierra a principio de verano y posteriormente el cultivo de semillas hasta recoger la cosecha a finales de otoño y posteriomente desgranarlo y separar las cáscaras, pasando por controlar la temperatura y el nivel del agua, abonar el terreno o retirar los insectos y plantas que puedan afectar negativamente al proceso. En principio la realización de estas tareas será un tanto complicada, en parte por unos controles un tanto extraños para algunas actividades y por otro por las pocas nociones que se aprenden de entrada, pero conforme se avanza en el proceso de forma reiterada se irán obteniendo algunas ventajas en forma de habilidades que se podrán utilizar de forma inmediata para facilitar las labores y a través de los pergaminos dejados por Toyohana, la madre de Sakuna, los cuales podrán consultarse hablando con Tauemon.

Uno de los aspectos relevantes dentro del proceso de cultivo es el de abonar el terreno para fortalecer la cosecha y por ende su calidad al final de la temporada, teniendo la posibilidad de fabricar la mezcla y conseguir diferentes efectos. Esto se consigue mezclando los detritos, que se recogen de la letrina situada cerca de la casa, junto con otros con componentes, entre ellos las piezas de ambar obtenidas u otros materiales especiales, que servirán para aumentar las propiedades de la mezcla de inicio, lo cual podrá afectar haciendo que fortalezca en cada una de las tres categorías disponibles (semillas, raíces y hojas). Posteriomente se podrán añadir materiales, desde la comida podrida a otros materiales obtenidos en las exploraciones, a la mezcla que ayudarán a aumentar otros parámetros de forma positiva, como su fuerza, puntos de vida o magia entre otros aspectos, o afectar en cierta manera de forma negativa, como en el caso de añadir ciertos materiales que harán que el nivel de resistencia contra plagas se reduzca, por ejemplo. Una vez elegidos los componentes, restará dejar reposar la mezcla durante un periodo de tiempo y posteriormente esparcirla en el terreno, algo que se realiza de forma automática.

A lo largo del periodo de cultivo podrá consultarse la información del progreso de la cosecha al inicio de cada día, marcando el nivel que tiene en cada momento así como poder acudir al terreno y ver los datos al respecto del efecto del abono o la progresión de cada planta. Las inclemencias del tiempo afectarán dependiendo de la temporada, especialmente con lluvias copiosas durante la temporada, lo que servirá para que la cosecha tenga una buena proporción de agua, algo que a su vez podrá controlarse a través de las dos compuertas, una para dejar paso al agua y la otra para vaciar el exceso de la misma, las cuales mostrarán la información del nivel de agua del terreno y la temperatura de la misma. Al final de la temporada, se ofrecerá la valoración que tendrá la cosecha recolectada y la mejora que aportará a Sakuna, aparte de ofrecer información amplia del proceso incluyendo otros de diversa índole.

Durante el juego se visualizarán, ocasionalmente, secuencias con el motor del juego en las que los personajes mostrarán el día a día de su vida en la isla, bien a través de eventos de carácter secundario como otros que servirán para proponer encargos variados para Sakuna, requiriendo buena parte de las veces una serie de materiales o en su defecto investigar ciertas zonas para poder progresar en la aventura. Por otro lado, las partes de cena, aparte de mostrar al grupo degustando la comida, también servirán para conocer datos del trasfondo de los diferentes personajes a través de conversaciones de texto en las que incluso se detallarán datos un tanto relevantes, como la aventura que vivieron los padres de Sakuna.

En materia jugable el juego destaca en la faceta de combates por ofrecer un sistema de juego accesible y sencillo de dominar con el que poder encadenar secuencias de golpes y realizar combinaciones vistosas contra los diferentes tipos de enemigos que pueblan la isla y los jefes, consiguiendo un punto que resulta adictivo de jugar. En cuanto a la parte de farmeo, si bien resulta un poco tedioso de entrada, a la larga termina siendo interesante ver el progreso y los pormenores de la evolución de la cosecha. Las habilidades ayudan a facilitar la progresión en este aspecto y los minijuegos, a pesar de dar una sensación extraña en los controles, terminan siendo curiosos.

Respecto del apartado gráfico, el juego ofrece gráficos en 3D tanto para los modelados de personajes como para los escenarios, combinando perspectivas de control total con cámara libre con otras, en las fases de exploración, de estilo side scrolling. Los diseños de personajes destacan especialmente por su simpleza pero también por poseer un estilo llamativo, que aunque muestra las señas propias del estilo anime, ofreciendo un contrapunto diferente a lo que se ve de forma habitual. Por su parte los escenarios ofrecen diferentes ecosistemas, desde cuevas a parajes con detalles fantásticos, en los que se plasmarán las diferentes condiciones climatológicas que alterarán su aspecto, sucediendo lo propio en la casa de Sakuna.

El apartado sonoro del juego ofrece una amplia variedad de composiciones que van desde melodías sobrias y sosegadas a otras con un estilo más desenfadado u otros con un toque más propio para los momentos de acción en mitad del combate contra un jefe. La mayoría de estas piezas hace gala de unos acordes que evocan sonidos propios del folclore japonés y que acompañan en cada momento sin destacar en exceso pero tampoco quedando en un plano intrascendente. Por su parte el juego permite seleccionar entre doblajes en inglés y japonés.

Nota: 8.2

CONCLUSIÓN

Sakuna: Of Rice and Ruin se traduce en un título interesante que destaca especialmente por la mezcla de mecánicas que ofrece a través de su desarrollo con una parte de exploración en la que el sistema de combate es su principal virtud gracias a su sencillez de control y facilidad para encadenar combos como las mecánicas de farmeo en las que ver el proceso del cultivo de arroz a través de varios minijuegos. Esto sumado a un elenco de personajes donde destaca especialmente Sakuna, la protagonista de la historia, y la variedad musical que ofrece la banda sonora del juego conforman un juego dirigido a los fans de juegos japoneses.

LO MEJOR

  • El sistema de combate, el cual permite un control sencillo para hacer combinaciones de ataques tan efectivos como vistosos.
  • La parte de farmeo, que resulta interesante a medida que se avanza en la partida a través de las diferentes tareas que entraña.
  • El elenco de personajes que destacan por su personalidad y carisma, en especial Sakuna.
  • La banda sonora, con una amplia variedad de composiciones musicales con sonidos propios del folclore japonés.

LO PEOR

  • Textos sólo en inglés.
  • Puede llegar a ser un tanto repetitivo a la larga.
8.2

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.