Cooperativo

The Dark Pictures Anthology: Little Hope, impresiones. Caza de brujas

Probamos una beta cooperativa que nos adentra un poco más en el nuevo título de terror de Supermassive Games.

El proyecto antológico de los creadores de Until Dawn continúa con la segunda entrega de la serie. Tras Man of Medan, The Dark Pictures Anthology presenta Little Hope, un producto que sigue las líneas maestras de su antecesor en lo que a mecánicas se refiere, aunque explora una historia completamente nueva. MeriStation ha tenido la oportunidad de probar una nueva beta, en la que hemos podido explorar el modo cooperativo No juegues solo. Te contamos nuestras impresiones con la nueva producción de Supermassive Games.

La historia del videojuego coloca el foco en varios estudiantes universitarios y su profesor, que quedan atrapados en el misterioso pueblo de Little Hope. Pronto desearán no haber emprendido ese viaje, pues las imágenes de pesadilla les acucian y las visiones se perfilan entre la bruma. ¿Qué es real y qué es mera ilusión? ¿Por qué todos comparten los recuerdos horribles de personas del pasado? Como en Salem, en este lugar de la Nueva Inglaterra se sucedieron los juicios y las ejecuciones de supuestas brujas. Las mujeres sospechosas y condenadas eran conducidas al fuego o a la muerte por ahogamiento. Y ahora, varios siglos después, el pasado regresa para atormentar a los vivos.

Así funciona el modo cooperativo

La particularidad de este modo cooperativo es que cada jugador encarna simultáneamente a uno de los personajes. En este caso, tomamos el control de Daniel, que está acompañado por Angela y Taylor. Mientras tanto, el otro usuario juega como Andrew, siempre bajo la atenta mirada de John, su profesor. Son dos grupos separados, de modo que la historia se bifurca y cada jugador experimenta la parte de la historia que le toca y que se desarrolla en paralelo.

Los supervivientes avanzan con sus linternas al frente, iluminando la oscuridad. Intentamos pasar por una verja, pero está firmemente cerrada. Entonces, tomamos nuestra primera decisión en un diálogo. Como en Man of Medan, podemos optar por varias opciones, entre las que se halla la posibilidad de no decir nada. En este momento, preferimos calmar a nuestros compañeros y buscar una ruta alternativa. El objetivo es dar con una niña que al parecer está perdida por el pueblo. El camino no tiene pérdida y enseguida nos topamos con un parque infantil, y como no podía ser de otra manera, la muchacha se esconde por esa zona.

Alargamos la mano, se produce el contacto...

Visión terrorífica, “¿qué demonios está pasando?”, se preguntan los personajes temblando de miedo. El presente se mezcla con el pasado y Daniel se introduce en una escena del ayer. Amy y su marido Joseph aparecen ahora en la secuencia. El estudiante no se lo puede creer, ya no solo por ser testigo de unos acontecimientos que ocurrieron siglos atrás, sino porque las personas que ve son una copia física exacta de Angela y John. Anonadado, presencia la entrada del reverendo Samuel A. Carver, que acusa a Amy de bruja y la hace detener por su supuesto trato con el demonio. Ni su marido ni Daniel, espectador de todo lo que ocurre, pueden hacer nada al respecto.

Misma fórmula que Man of Medan

Desde el punto de vista mecánico, Supermassive Games se ha mantenido fiel a la fórmula anterior. El juego se basa en las decisiones, que cambian el devenir de la historia y el modifican el destino de los personajes y las relaciones entre cada uno de ellos. En ese sentido, Little Hope esconde unos coleccionables que nos dan pistas de lo que puede ocurrir, como por ejemplo, la muerte de uno de los supervivientes. Sin embargo, eso es solo uno de los posibles caminos. En cuanto al segundo pilar jugable, los Quick Time Events siguen apareciendo de vez en cuando, por lo que es necesario estar muy atentos para responder sin equivocarnos. Todavía es pronto para valorar el conjunto, pero jugablemente es un título muy conservador que apenas presenta novedades de peso, al menos en cuanto a mecánicas se refiere.

Cuando Daniel, Ángela y Taylor hallan la comisaría, se dan cuenta de que Andrew y el profesor están dentro. Después de realizar un QTE en el que los dos jugadores machacan un botón repetidamente, la puerta cede y los dos grupos se juntan. La historia reúne a ambos usuarios y a todos los supervivientes. La demo nos depara todavía alguna que otra sorpresa, pero solo nos queda traspasar un puente que no parece en absoluto seguro. El suelo está lleno agujeros y de grietas, lo que augura una más que probable caída en las aguas azabache. Ahora, ya no manejamos a Daniel, sino a John, un profesor que ha demostrado ser bastante cobarde. En esa ocasión, no obstante, se ofrece a pasar el primero.

¿Y qué podía salir mal? Muchas cosas. ¿Y qué sale mal? Por lo pronto, una criatura humanoide emerge del río. Y allá van todos, huye que te huye. No contaremos más sobre esa escena final, pero diremos que hasta ese punto todos han sobrevivido. A continuación, repetimos la partida para ver lo que nos perdimos con el otro grupo. Básicamente, Andrew y John se abren camino hacia la comisaría, donde intentan buscar un teléfono para pedir ayuda. Lo que encuentran son más visiones, también protagonizadas por los mismos personajes. El juicio de Amy se lleva a cabo con el previsible veredicto de culpabilidad y su consecuente condena a muerte. Andrew grita para pedir clemencia, pero al parecer, solo Amy es capaz de escuchar a los personajes del presente, de modo que el juez y el reverendo piensan que la mujer pide ayuda a Satanás y sus demonios. La suerte está echada, debe morir...

The Dark Pictures Anthology: Little Hope estaba previsto para verano, aunque se retrasó debido a la pandemia de coronavirus. Finalmente verá la luz el 30 de octubre en PC, PS4 y Xbox One.

The Dark Pictures Anthology: Little Hope

The Dark Pictures Anthology: Little Hope, desarrollado por Supermassive Games y editado por Bandai Namco para PC, PlayStation 4 y Xbox One, es la nueva entrega de la saga de aventura de terror, esta vez, ambientada en un pequeño pueblo.

The Dark Pictures Anthology: Little Hope