The Dark Pictures: Man of Medan
The Dark Pictures: Man of Medan
Carátula de The Dark Pictures: Man of Medan

The Dark Pictures Anthology: Man of Medan, análisis

  • Cesar Otero

Entramos en la primera antología del Terror Dark Pictures navegando en el barco del terror de Man of Medan

“…Lo que ha emergido puede hundirse y lo que se ha hundido puede emerger. Lo satánico aguarda soñando en el fondo del mar…”, H.P. Lovecraft

Autentica candidato a ‘abandonware’ por mucho tiempo, sin duda lo de Until Dawn fue un milagro: un juego hecho, rehecho y recosido que acabó siendo una verdadera gozada, un Heavy Rain gamberro de puro género sin dramas ni ostias, directo al miedo, con gore a cascoporro, atmósfera soberbia y ritmo medidísimo, con una mezcla de buenos sustos, otros de chichinabo. Algo inesperado, fresco, efectivo y con un gameplay sencillo para que los menos habilidosos, los neófitos de este género o la gente fuera del ámbito gamer pudieran vivir la experiencia. No reinventaba la rueda, pero era bueno. Y sobre esa base de terror cinemático y gameplay de decisiones rápidas y sustos, es sobre lo que Supermassive ha instalado los cimientos de su ambiciosa antología The Dark Pictures.

La Dark Pictures Anthology

¿Qué es esto de The Dark Pictures Anthology? Con Supermassive creando y desarrollando y Bandai Namco produciendo y distribuyendo, TDPA es básicamente la traslación del concepto de Cuentos de la Cripta o el (fallido) Dark Universe de la Universal: diferentes historias nacidas de una galería de cuadros que un personaje misterioso, ese guardián de las historias que tanto va a aprender de nosotros, nos descubre. Cada cuadro supone un juego, un título de fuerte carga narrativa que, al igual que cada temporada de la serie American Horror Story, cambiará de época, ambientación, personajes, trama y sub-género de terror en cada entrega. La idea del estudio es estrenar juegos con campañas de 5-6 horas cada 6 meses, 2 por año, y componer una antología del terror variada y accesible.

Ghost (Army) Ship

Partiendo de la historia 'real' de una conocida leyenda en el mundo de los barcos fantasma como es la del SS Ourang Medan, Supermassive nos sumerge en un relato en el que 5 personajes millennials que estaban buscando restos del pasado en el fondo marino se encuentran de repente con un barco fantasma. Como buen film de género con jovencitos, hay mucho de tópico aquí: la pareja con problemas, el urbanita fuera de su entorno...Y como colofón el personaje de Shawn Ashmore, que a veces se te hará gilipollas e insoportable. Pero el quinteto se remata con Fliss, una capitana que parece una joven Michonne de The Walking Dead sólo que sin rastas ni machete. Hay buenos momentos, pero también algunos de ‘cringe’ en cuanto a diálogos que no aportan nada y retrasan la trama.

Hablar de la historia es complicado, porque el prólogo ya es un spoiler en sí. Sólo diremos que parece una suerte del film Ghost Ship -olvidado pero efectivo slasher sobrenatural en el que el estudio parece haberse inspirado según algunas escenas- mezclado con elementos y temáticas de la Escalera de Jacob, JJ Abrams, el survival horror Cold Fear de PS2, Tomb Raider 2, etc. La historia no está mal, porque la leyenda del Ourang Medan es atractiva, pero al igual que sucede en muchos films de terror, Man of Medan tiene un problema en uno de sus actos.

Y es que, teniendo en cuenta que hablamos de una campaña de 4-5 horas -depende de si quieres explorar y buscar los coleccionables o ir a saco-, el error del estudio es que tras un atmosférico prólogo, la trama tarda un tercio del juego en llegar a donde de verdad queremos llegar: al barco fantasma que es el escenario principal del juego. Tenemos escenas y presentaciones de personajes que sobran, junto con elementos que podrían haberse aligerado en pos de meternos más rato dentro del Ourang Medan uniendo sus piezas narrativas.

Until Dawn pasado por agua

Efectiva y efectista, aunque con un final un punto predecible, la narrativa sí que acierta en su planificación visual, en cómo Supermassive coloca las cámaras, y en su ración de pasar miedo: hay muchos instantes de tensión, hay sustos genialmente ejecutados, hay jumpscares de gritar y sustitos chorras para soltar una risa nerviosa. Un buen compendio, porque venimos a eso. Lo mejor es sin duda la inclusión de la Permadeath, y el ahorro de escenas que vivirás cada vez que se te muera un personaje. Dependiendo de esto verás un final u otro. Y a pesar de que no te preocupes por los personajes en sí, con la inclusión de la muerte permanente el juego consigue que te esfuerces por no perderlos.

Un detalle interesante es que Man of Medan está dividido en diferentes capítulos, pero quien piense que si pierde un personaje puede simplemente salir de la partida y cargar de nuevo el episodio para no perderlo, está equivocado, ya que a diferencia de otros como Detroit, en Man of Medan la opción de elegir capítulo no sale hasta que le peguemos una primera vuelta a su campaña.

El esquema jugable emplea pocos botones, como suele pasar con estos juegos: con el stick movemos al personaje en las zonas que nos permiten; con R2 -el juego lo hemos analizado en una PS4- cogemos objetos, los rotamos y examinamos; con X interactuamos, con O cancelamos; con L1 andamos rápido; con stick derecho miramos y elegimos las decisiones. También tenemos combates en QTE. Y ya está. Si venís de Quantic, de Until Dawn y/o de Telltale, enseguida le cogéis el control a Man of Medan.

Lo malo es que, dado que es un título multiplataforma, pierde por el camino esa mecánica del Until Dawn de mantener el mando quieto para no ser detectados, aunque la sustituyen por un QTE de ritmo cardíaco efectivo, aunque no tan memorable. Otro elemento es que a veces la exploración cuesta por lo angosto del lugar y los elementos con los que interactuar, que requerirán de que recoloquemos al personaje hasta dar con el ángulo perfecto.

De hecho en las mismas opciones del juego, bajo el epígrafe de Accesibilidad nos encontramos dos opciones ideales para quienes no hayan jugado nunca a videojuegos o se les atraganten los QTE, ya que Man of Medan permite que en los quicktime events que requieran pulsar el botón repetidas veces simplemente lo dejemos pulsado, o incluso deshabilitar el tiempo si es un QTE que debe hacerse en unos segundos -eso sí, en este último sólo se elimina el tiempo, si fallas el botón a pulsar fallas el QTE.

Aunque la primera partida te sepa a poco, al ser un juego basado en un sistema de ‘Branching’, Man of Medan pide, demanda, necesita una segunda y hasta una tercera vuelta, para elegir rutas alternativas y vivir situaciones distintas a las de tu primera vuelta -ojo a los coleccionables de fotos, que te mostrarán Flashforwards de cosas que están por pasar. Pero cuando la diversión se dispara es cuando nos vamos a su mayor genialidad: el Cooperativo.

Gritar a Dobles

Al igual que el olvidado survival horror Obscure, Man of Medan permite compartir sus sustos con un amigo en un cooperativo online llamado Historia Conjunta que es una delicia, porque por momentos os separa y os lleva a recorrer caminos distintos. Vamos a poner un sólo ejemplo: hay un momento en que si llevamos a un personaje determinado, nos quedamos en el barco de la capitana controlando la inmersión del resto del grupo. Si juegas solo, puede que según lo que elijas estés en el barco. Si juegas online Coop, puede que te toque la escena del barco o la de la inmersión.

Cada uno de los 2 jugadores puede detener su partida cuando quiera, pero ojo, que si no avisa al otro y lo hace en mitad de un momento ‘delicado’, puede joderle la partida. Así que además de asustarnos en Coop, Man of Medan nos ofrecerá material para algunos ‘rage quit’ antológicos. O mejor dicho ‘scare quits’.

Y de remate tenemos un tercer modo, el llamado Noche de Pelis: Demostrando que ha escuchado el feedback en la Red de Until Dawn, Supermassive ha hecho lo que reseñamos en el análisis de aquél y ha creado un modo extra que se basa en el clásico ‘pasa el mando’, pero en vez de ir a una vida, es más divertido: Pensado para 5 jugadores, Movie Night Mode se juega a un mando y con cada jugador encarnando a uno de los 5 personajes. Cuando te toque el turno, coges el mando y afrontas la parte del juego de tu personaje, y luego lo pasas al amigo. Puede que entre 5 los sustos se diluyan, pero las risas y el pasarlo bien están aseguradas.

La cara del Terror

Aquí es donde hay que felicitar tanto a Supermassive como pegarle un tirón de orejas. ¿Por qué? A nivel gráfico Man of Medan es músculo fotorrealista que luce por momentos espectacular, jugando lo suficiente con la luz para dejar impresionado al usuario/a: los detalles faciales, los primeros planos de los rostros de personajes, los efectos como cubiertas mojadas, oxidadas…

Pero su ejecución es donde afea este aspecto, ya que por un lado tiene el problema de la carga inicial de texturas, que pueden aparecer de repente en un elemento del escenario o del personaje. Y por otro en ciertas cinemáticas hay tirones en la imagen, derivados seguramente de la carga que está haciendo el juego en segundo plano, pero que incluso pueden joderte un QTE importante.

No es que todo el juego tenga caídas constantes, pero sí hay tirones y carga repentina que a veces afectan a la sincronía labial -sucede más en el doblaje en español que en la V.O.-, y como decimos incluso puntualmente en la jugable, por lo que esperamos que Supermassive no se demore mucho en lanzar un parche que mejore esto y que permita que el juego se luzca gráficamente como lo hace cuando todo va bien.

A nivel sonoro nos encontramos con la opción de poder escuchar hasta 5 doblajes en cualquier momento -basta con ir al menú inicial y cambiar el idioma-, incluido un buen doblaje en castellano, aunque sin duda el inglés se beneficia por oír voces como la del conservador de historias. La música es de Jason Graves -Tomb Raider 2013, The Order, Dead Space, Until Dawn-, un score muy basado en lo atmosférico, y los efectos sonoros son geniales, conformando una gran mezcla de audio -por eso los tirones que provocan una desincronízación labial joden tanto.

CONCLUSIÓN

Man of Medan recoge el testigo de Until Dawn y crea una versión ‘mini-yo’ de este, aunque con su propia personalidad. En sí no sorprende tanto ni está tan bien rematado como aquél, pero sin duda es un ejercicio de terror que gustará a los fans. Sí, es corto y se hará supercorto si sólo vas a pasarte una vez la Campaña, pero sus modos Coop y Multi son una joya y compensan esa carencia, aunque el estudio debe trabajar ya en un parche para solucionar los errores que afean el apartado gráfico. Por nuestra parte tenemos ganas de ver cómo sigue esta Dark Pictures Anthology, y ver qué se sacan de la manga dentro de 6 meses.

LO MEJOR

  • Los múltiples caminos y el modo Cooperativo, que añaden una rejugabilidad casi obligada para seguir viendo más cosas de la historia como si fuera un Director’s Cut en la segunda vuelta, compensando la brevedad de la campaña principal
  • El modo Noche de Pelis, genial para echarse una partida y unas risas en local al estilo más clásico con los amigos
  • Los efectos sonoros y la mezcla de sonido es soberbia
  • El precio, la mitad de un juego normal
  • El fotorrealismo del juego en los actores y escenarios llega a ser espectacular…

LO PEOR

  • … Pero hay tirones puntuales en las cinemáticas, y la habitual carga de texturas repentinas en escenario y otros elementos afean los graficazos.
  • Las desincronizaciones labiales provocadas por el rendimiento, puntuales pero fastidiosas.
  • Dado lo corto de la campaña, la parte de presentación de personajes dura demasiado y tarda en llegar a lo interesante: al barco fantasma.
7.5

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.

♫ El Hilo de las Bandas Sonoras ♫

Nombre: Super Kirby ClashAño: 2019Compañía: Hal Laboratory y Vanpool (Desarrolladoras) Nintendo (Productora)Sistema: Nintendo SwitchGénero: Boss Arena Co-OpCompositores: Kiyoshi Hazemoto, Hirozaku Ando y Jun IshikawaMis tres melodías favoritas: KRtD Boss Theme Remix ---Decisive Battlefield/Giant...