Cómo defender en FIFA 21: tácticas, consejos y trucos

El dolor de cabeza para muchos: cómo defender en FIFA 21. Os ofrecemos nuestras recomendaciones, tácticas y consejos para ser un muro atrás.

FIFA 21 ya ha repartido las primeras recompensas de Divisions Rivals, La edición del simulador de EA Sports aterriza como cada año. En esta entrega se sumarán dos plataformas más: Xbox Series X|S y PS5. La nueva generación ya está preparada para aquellos que quieran dar el salto sin tener que gastar un solo euro más.

La jugabilidad no suele cambiar de un año para otro. Sin embargo, los jugadores siempre encuentran en la defensa un auténtico quebradero de cabeza. Es difícil situar a los centrales, a los laterales y sobre todo a la composición de la transición atrás. Como parte de nuestra guía detallada, hoy os hablaremos de lo que tenéis que tener presentes a la hora de defender.

Tutorial: cómo defender en FIFA 21

Hablaremos de la pizarra más adelante; ahora toca saber qué debemos hacer con nuestros jugadores en plena fase defensiva. Gracias a las mejoras en la inteligencia artificial, los jugadores tienen mayor en cuenta sus estadísticas. Es decir, si un central tiene 86 de defensa, este actuará con coherencia a la hora de taponar y arrinconar al rival.

Si tomamos el control de ese jugador, debemos tener en cuenta una serie de características: posición, distancia entre el rival y movimiento. Para mantener esos entre defensor y atacante, realizaremos nuestras acciones siempre manteniendo el gatillo izquierdo pulsado (al menos con el control alternativo). De esta forma podrás bregar, lo que te permite que el jugador barra la bola cuando el delantero rival se despreocupa.

Pensad igual que en la vida real. Si tenemos a un delantero que viene hacia nosotros, le dejamos unos metros para que decida su movimiento de regate. Cuando lo haga, al utilizar la acción de bregar, nos anticiparemos a su posición y barreremos esa pelota limpiamente. En estos cosas no debes realizar movimientos de entrada.

¿Cuándo intentarás robar? Cuando veas que el otro ha despegado el balón de su posición, por tanto la entrada será limpia y no constará como falta cualquier contacto posterior. En el método de control alternativo, la entrada básica se realiza pulsando cuadrado en PS4 o X en Xbox One. Por otro lado, el redondo (o B en Xbox) lo utilizaremos cuando un extremo se vaya en carrera. Siempre lo haremos cuando veamos que estamos por delante del balón desde uno de los lados, nunca desde delante. La entrada agresiva puede conllevar sanciones si fallamos.

Formaciones recomendadas: desde la pizarra

Como os contábamos en la pieza de formaciones recomendadas, mejorar la defensa también es una cuestión de saber elegir qué debe realizar cada jugador controlado por la CPU. Si quieres jugar un 4-3-3 conservador, selecciona que los laterales no suban en las transiciones ofensivas. De esta forma harás que el peso por las bandas lo lleven los extremos, al mismo tiempo que te cubres de un contraataque.

Técnicas como la posesión o balones largos ayudan a no romper el muro atrás. Si no dais con la tecla con los defensores, lo mejor es que huyáis de rearme rápido, que descubrirá especialmente las bandas. Las primeras horas serán duras. La curva de progresión hasta que sepáis los tiempos de las físicas os llevará un tiempo.

Sabréis defender cuando toméis las mejores decisiones. Cuándo utilizar las entradas, bregar correctamente o no caer en las trampas del otro equipo. Subrayamos este último punto. Algunas veces los jugadores harán fintas hacia atrás o intentarán buscar la pared con su compañero. No caigáis en perder la paciencia. Mantened una formación que ocupe los huecos vacíos. Si los dejas, estarás descubierto a un balón filtrado.

Incluso hay veces que no necesitarás robar el balón. Si un extremo te gana en velocidad, simplemente ve a ocupar el espacio donde consideras que va a atacar. Si cuelga el balón, brega para que el jugador automáticamente tapone el balón. Más que nunca, FIFA 21 despliega un gran surtido de acciones que no están en tu mano, y el taponar los centros o tiros es uno de ellos.