Top 10

Los mejores remakes en videojuegos

Con varios juegos en vistas de volver por la puerta grande, como Prince of Persia y Demon’s Souls, repasamos los mejores remakes que hemos visto en la historia del videojuego. ¿Cuál es vuestro favorito?

Remake se define, en la RAE, como adaptación o nueva versión de una obra, especialmente una película. Más allá de esta coletilla que demuestra que en la academia no han echado demasiado ojo al mundo de los videojuegos, el concepto de remake es lo suficientemente amplio para abarcar una gran cantidad de propuestas. Y la línea que delimita un remake de un remaster, algo también habitual en los últimos años, es como mínimo difusa. Nuevas interpretaciones de un juego ya existente, un lavado de cara notorio, cambios de mecánicas y resolución de problemas técnicos anteriores… Dejando cierto margen de maniobra sin querer delimitar demasiado la definición exacta de remake, en Meristation hemos decidido escoger cuáles son los 10 mejores remakes actualmente ahora que están en camino algunos como Prince of Persia o el de Demon's Souls.

Por ello hemos reunido a redactores y colaboradores para que votaran cuáles eran según sus preferencias los remakes que mejor recuerdo les han dejado. Naturalmente, los resultados salen de la suma de votos y por lo tanto, puede haber posiciones que se definan por poco margen o por alguna preferencia muy concreta de algunos. Sea como fuere, y más allá del orden que ha acabado establecido, no nos queda duda alguna que los remakes que se han colado en nuestra lista son de los mejores que recordamos. Dejando incluso fuera otros que seguro que podrían estar dentro.

Así que sin más dilación, este es el top 10 de remakes en videojuegos que hemos escogido en Meristation. ¿Estáis de acuerdo?

10.- Metroid: Zero Mission 

Abrimos el top 10 con un remake de bolsillo que le dio otro aire a un juego de primer nivel como fue el estreno de la saga Metroid en NES años antes. Zero Mission llegaba para convertir una idea sólida pero básica en una actualización que le acercaba más a Super Metroid que a otra cosa. No se trataba solo de ofrecer mejoras gráficas y jugables, sino también ampliar los detalles relacionados con nuestra protagonista, Samus Aran. Y es que al cambio visual, destacado en sprites, grandes enemigos y escenarios más detallados, se le sumaba un backtracking mucho más acusado, un sinfín de extras ocultos y el clásico sistema de mejoras para poder acceder a nuevas zonas imposibles en un primer momento a lo largo de las cinco estaciones de Zebes. Con un control preciso, nuevas mecánicas como poder agarrarnos a los bordes, la presencia de más armas y movimientos especiales y su alta rejugabilidad, Zero Mission es un remake espléndido. Tal vez algo más fácil que el original, pero mucho más satisfactorio.

9.- XCOM: Enemy Unknown

Corría el año 2012 cuando apareció XCOM, un título de estrategia por turnos desarrollado por Firaxis y que se trataba, en realidad, en un remake (bordeando el concepto de reboot) de un juego de culto de mediados de los noventa, UFO: Enemy Unknown. El retorno de la serie, que ha tenido expansiones y secuela a posteriori, permitió disfrutar de un juego de estrategia mucho más complejo y repleto de opciones. Desde la gestión de todos los recursos del proyecto XCOM hasta la diplomacia que nos hacía posicionarnos en ciertas peticiones y objetivos, así como la versatilidad de los grupos militares con los que contábamos. Seguramente la esencia se mantiene, pero la realidad es que la complejidad y exigencia para tener éxito en XCOM era muy superior a un UFO que daba bastantes facilidades para terminar, a pesar de errores en nuestra gestión, ganando finalmente las partidas y poder seguir avanzando. XCOM coge una idea y la impulsa en opciones, complejidad y versatilidad. Y disponible actualmente en un sinfín de plataformas.

8.- The Legend of Zelda: Majora’s Mask 3D

Majora’s Mask es uno de los juegos más especiales de toda la factoría Nintendo, un derroche de imaginación gracias a la mano de Yoshiaki Koizumi, creador de todas las tramas y lore dentro de Ciudad Reloj, y seguramente el Zelda más oscuro de todos. Un título que en Nintendo 64 supo lidiar con el hecho de ser secuela directa de Ocarina of Time, con tantas particularidades que no lo hicieron precisamente amigable. La gestión del tiempo, los puntos de guardado… Son varias las mejoras y facilidades que ofrece la versión de Nintendo 3DS. Empezando por poder seguir jugando tras salvar partida, o la manipulación del tiempo que ahora es más precisa y nos permite escoger la hora concreta a la que nos queremos mover. La cámara libre, el control por giroscopios para apuntar con precisión, la accesibilidad de algunos objetos con la pantalla táctil (como la ocarina), cambios en algunos jefes y la mejora evidente del cuaderno Bomber, con detalles mucho más claros, hacen que seguramente haya perdido complejidad, pero sea actualmente mucho más digerible y disfrutable.

7.- Metal Gear Solid: Twin Snakes

Gamecube recibió algunos de los mejores remakes de su época, y todavía siguen vigentes en nuestro imaginario. Uno de ellos es precisamente Twin Snakes, el remake de la primera entrega de Metal Gear Solid que se desarrolló a cargo de Silicon Knights, los creadores de Eternal Darkness. Un juego que además de suponer un salto gráfico y visual de primer nivel, era capaz de trasladarnos la mejor acción de la segunda parte a esta entrega original. Con varias mejoras en el control, como por ejemplo el uso de la cámara en primera persona, descolgarse de las barandillas, esconder cuerpos en taquillas o el uso de armas que no estaban en el de PSX. Eso sí, el juego pasaba a ser bastante más fácil por todo esto. Todo ello con escenas espectaculares -donde Matrix tenía mucho que ver- que para algunos rompía la esencia de Snake, aunque otros defienden que la saga siempre ha ido por esos derroteros. Una IA que detectaba más detalles, personajes memorables como Ocelot, Psycho Mantis o Vulcan Raven siguen siendo históricos. Aunque por el camino perdimos gran parte de la banda sonora brillante y el gran doblaje de PSX.

6.- Pokémon HeartGold / SoulSilver

La saga Pokémon es una de las más prolíficas, y encima por partida doble a cada estreno, que recordamos. Y también una de las más exitosas. Es imposible no recordar el éxito abrumador de los juegos Oro y Plata, títulos icónicos y que tienen un lugar especial en el corazón de los fans de la serie. Pero es que en 2010 llegó un remake para ambos casos llamado HeartGold y SoulSilver que seguía la historia del viaje por Johto para visitar a posteriori Kanto, pero con ciertos cambios argumentales, nuevos personajes (Lira en lugar de Cris) y con cambios relevantes: una Pokédex totalmente rediseñada, una bolsa de objetos agrupadas, mejoras en la pokégear y un sinfín de detalles más. No solo visual, sino también el cambio de sentido de la zona Safari de Kanto, objetos que pasan a ser claves o diversos pokémon legendarios que se ahora se pueden encontrar en el juego. Igual de mágico y a la vez, mejorado.

5.- Tomb Raider Anniversary

Lara Croft era una protagonista de éxito en su aparición durante los años noventa. Y fue bastantes años después, antes de su reboot, cuando volvió a la carga en 2007 con un remake del juego original. Habían pasado 11 años y Anniversary quería seguir las aventuras de la exploradora a través de su primera carta de presentación. Es verdad que con este remake perdimos parte de la atmósfera que teníamos en la entrega original, pero ganamos en controles mucho más precisos, entornos más bonitos y puzles bien planteados, además de mejoras de ciertas zonas del juego original como todo lo referente a St Francis Folly o los desafíos dentro del palacio Midas. Es difícil calibrar si esta entrega tuvo la capacidad de mejorar a la primera parte en términos absolutos, pero sí que fue un buen cambio para rememorar un juego de antaño.

4.- Shadow of the Colossus

Shadow of the Colossus es posiblemente uno de los mejores juegos de siempre. Una obra íntima, muy particular y a la par épica de Fumito Ueda y su Team ICO. Una historia, además, devastadora por lo que cuenta y cómo lo cuenta. En la que, cuando acabas, te das cuenta de lo que ha sucedido. En manos de Bluepoint, Shadow of the Colossus es simplemente un juego todavía más impactante. Parece un juego de esta generación a nivel visual, con colosos que imponen todavía más, una banda sonora que deja huella cuando tiene que hacerlo y, para quien lo quiera, modos y extras para alargar su vida útil. En general, la experiencia mejora sin paliativos, aunque sigamos teniendo algún problema de cámara en ciertos momentos. Un juego que es historia y que la mantiene igual o más viva gracias a una renovación de altura.

3.- Black Mesa

Hablar de Black Mesa es hacerlo de Half-Life. Y de un proyecto que empezó por y para los fans y que ha acabado siendo el remake oficial de uno de los mejores videojuegos de la historia. Usando el motor Source de la segunda entrega, y tras dejar boquiabiertos a la gente de Valve con el resultado, el título pasó a tener vitola de producto oficial. El desarrollo tardó suficiente como para que publicado en este 2020, visualmente parezca de hace cinco o seis años, sí. Pero no estamos ante una nueva capa de pintura, sino en una reimaginación ampliando secciones, editando zonas irregulares, corrigiendo problemas y, además, expandiendo la experiencia como no podíamos imaginando. Eliminando los cuatro niveles del mundo de Xen, donde el original caía en picado, para ofrecer cuatro niveles increíbles, que son de lo mejor del título y que suponen un trabajo que no sabemos ni si Valve se habría atrevido a realizar. La mejor manera de jugar hoy a Half-Life es esta. Sin duda.

2.- Resident Evil 2

Llegamos al segundo puesto con uno de los mejores juegos de la presente generación. El remake de Resident Evil 2 que Capcom publicó a principios de 2019 ha calado hondo y es la demostración del buen hacer con los remakes en las plataformas actuales. Un juego que iba mucho más allá de ser una puesta al día de un clásico: lo reinterpreta, lo redefine, lo remueve. Todo ello para sorprender a nuevos jugadores y a viejos. Además de ser el retorno a la esencia survival horror perdida con las últimas entregas numeradas. El equilibrio entre acción, puzles y exploración es ideal, como lo es el respeto por su obra original. El título, además, es capaz de no ligarse a ninguna situación inamovible si cree que lo que va a ofrecer tendrá sentido. Y lo consigue. La voluntad de reinterpretar manteniendo la esencia es lo que hace que estemos en uno de los mejores juegos por sí solo y, además, en uno de los mejores remakes.

1.- Resident Evil Remake (Gamecube)

Y llegamos al número 1, que ha ganado con una cantidad de votos muy superior al resto. El juego que fue exclusivo de Gamecube y que redefinía un clásico como Resident Evil de PSX, mejorando absolutamente todos los aspectos de la obra original de Capcom. Lo más evidente eran las mejoras gráficas tanto en modelados como en los entornos pre renderizados. Un salto generacional de primera. Pero además, impulsando la tensión y la sensación de peligro constante. Todavía más. Y a nivel jugable, otro título. Los Crimson Head que volvían a levantarse, nuevas localizaciones como el cementerio o la impresionante trama de Lisa Trevor, así como algunos documentos nuevos. La presencia de armas de defensa como los cuchillos y las baterías con descargas, nuevos puzles o el poder hacer un giro de 180 grados (sí, se mantenía el control tipo tanque) completaban una auténtica obra maestra. Y el ejemplo perfecto de como tomar de base un juego brillante y conseguir mejorarlo en todos los aspectos. Sin duda alguna, el mejor remake que recordamos tras las votaciones emitidas en Meristation y que, después de su salida en Gamecube, recibió una revisión HD con otros cambios.

Resident Evil

La primera de las partes de la exitosa saga de "survival horror" aterrizará en GameCube con numerosas mejoras, sobre todo en aspectos técnicos.
Resident Evil