Tráiler de lanzamiento

Mortal Kombat 11: Aftermath: ¿Vale la pena? historia, personajes, contenido…

Desgranamos lo que ofrece Aftermath, la nueva historia de Mortal Kombat 11, además de los tres nuevos luchadores y una actualización gratuita.

Probablemente no sea preciso decir que NetherRealm necesite redimirse, ya que en esta generación que está a punto de terminar no ha dejado de hacer las cosas bien, ya sea con Mortal Kombat X, Injustice 2 o el caso que nos ocupa, Mortal Kombat 11, todos ellos fantásticos juegos y con grandes resultados en ventas. Sin embargo, no debió ser plato de buen gusto para el equipo que comanda Ed Boon quedarse fuera de la alineación de juegos con competición en el EVO 2020, una decisión extraña, pero que con el buen hacer y algo de justicia poética mediante –y una grave crisis sanitaria global, la verdad sea dicha- se ha revertido. Finalmente, Mortal Kombat 11 sí estará entre los juegos competitivos en un EVO 2020 que se celebrará de manera online, y lo hará gracias a su potente infraestructura en línea. Pero no estamos aquí para hablar de competición exactamente, pero este es un momento perfecto para descubrir o reengancharse a este juego gracias a una nueva expansión que trae mucho más que una nueva historia: Aftermath.

NetherRealm Studios se ha caracterizado ya desde hace mucho tiempo en cuidar al jugador solitario y ofrecerle contenido suficiente para que no tenga que batirse el cobre en línea para seguir sacando partido a sus videojuegos. Ya el genial Multiverso de Injustice 2 supuso la inclusión de desafíos constantes y buenas recompensas, una fórmula que en Mortal Kombat 11 se ha continuado con las Torres, Klásicas y del Tiempo. Pero más allá de eso, lo que nos han querido ofrecer en este caso es una “nueva” historia para disfrutar de esta carismática pléyade de personajes, y lo entrecomillamos porque continúa con lo narrado en el juego base.

Como recordamos, la historia de Mortal Kombat 11 nos narra como se forjan extrañas alianzas a lo largo de la historia en pos de derrotar a Kronika, la Guardiana del Tiempo que no tiene como objetivo sino reestablecer el equilibrio entre el bien y el mal a cosa de liquidar a varios de nuestros protagonistas a lo largo de diversas líneas temporales. Así, situaciones como juntar a un joven y arrogante Johnny Cage con su homólogo ya adulto y padre de Cassie eran divertidas, curiosas, y daban pie a querer continuar hasta descubrir el final de la trama. Ahora, meses después de su lanzamiento, ha surgido un problema de nombre Shang Tsung.

¿Lo echabas de menos?

Y es que el malvado hechicero se ha quedado atrapado junto a Nightwolf –personaje que pasa de puntillas en la historia original y aquí es jugable- y Fujin en un vacío temporal, regresando con una mala noticia: la única manera de controlar el Cristal del Tiempo sin que se rompa es a través de la corona de Kronika, la cual efectivamente quedaba hecha añicos tras su combate frente a Liu Kang, ahora Dios del Fuego. Para qué queremos más, ya tenemos excusa para enzarzarnos en una nueva trama de viajes temporales, alianzas y traiciones que nos sirven como excusa perfecta para conocer más a algunos personajes y descubrir los nuevos como el mencionado Fujin o Sheeva, ambos presentes en el nuevo Kombat Pack.

En esta ocasión, Aftermath consta de 6 capítulos, como es habitual, cada uno protagonizado por un personaje diferente, y unas cinco o seis peleas en cada uno de ellos. Se trata de un Modo Historia que es notablemente más corto que el original –alrededor de la mitad- y que tiene como pilar, como decíamos, a Shang Tsung, lo cual es garantía de mezquindad. Un aspecto positivo es que estos personajes son inéditos en la trama, o mejor dicho, se encuentran entre los aparecidos tras el lanzamiento: Sindel, Shao Kahn, Nightwolf, Fujin, Sheeva, y por supuesto, Shang Tsung.

Eso sí, hablamos de un argumento que no es absolutamente imprescindible para completar una historia que perfectamente podría haberse dado por terminada con la ya contada en Mortal Kombat 11. No es que se pueda decir que se estira el chicle innecesariamente, es algo que disfrutarán, y mucho, los fans, pero quienes no lo sean pueden pasar perfectamente sin ello. Sin embargo sí resulta satisfactoria a nivel de giros, sorpresas, momentos decisivos –y con más gore- y un final a la altura, por no hablar de la actuación de un Shang Tsung que nos la juega incluso a nosotros como espectadores y que está interpretado por Cary-Hiroyuki Tagawa, quien ya se pusiera en la piel del brujo en la película de 1995, cutre, pero a la vez muy querida y recordada. A priori se trata de un contenido un poco caro, pero por un poco más lo podemos completar con el nuevo Kombat Pack que incluye a tres personajes muy competitivos y lo que es mejor, totalmente diferentes entre sí.

Tres luchadores más en el kombate

El primero de ellos es Sheeva, de la raza de los Shokan y que hiciera su debut en Mortal Kombat 3 como respuesta a las peticiones de los fans de poder manejar un personaje de varios brazos como era Goro, jefe final de las dos anteriores entregas. Narrativamente encaja perfectamente en la historia de Aftermath, al ser guardiana personal de Sindel –también con mucho protagonismo en esta nueva historia-, y viene a cumplir un papel de grappler que no está muy representado en el juego. Eso sí, si bien sus cuatro extremidades le otorgan la capacidad de llevar a cabo numerosos y muy dañinos agarres tiene también herramientas para mantener a sus enemigos a distancia, así como la siempre sorprendente Caída del Dragón.

Por otro lado tenemos a Fujin, hermano de Raiden, jugable por primera vez en Mortal Kombat 4, aunque ya fuera un jefe de Mortal Kombat Mythologies: Sub-Zero. Como no podía ser de otra manera y siendo el Dios del Viento, sus movimientos son realmente rápidos y se adapta muy bien a jugadores nuevos que pueden sacar partido de esa rapidez, aunque si los veteranos logran dominarlo se convierte en un luchador letal y muy complicado de parar. Para colmo, completa su repertorio de movimientos con una ballesta la cual puede disparar proyectiles en todas direcciones, y así contar con un arsenal al que no le falta prácticamente de nada.

El tercer nuevo personaje, que evidentemente no tiene presencia en la historia de Aftermath, es Robocop, el tradicional invitado especial como antes lo han sido Terminator, Joker o Spawn. Como ya sabemos, el policía de Detroit es un personaje muy lento y que no cuenta con combos devastadores, pero sí con una gran cantidad de maneras de mantener a raya a su rival, contando también con el característico escudo antidisturbios para repeler y contraatacar todo tipo de ataques. Perfectamente representado físicamente y en sus características, hará también acto de presencia nostálgica el veterano Peter Weller, quien ya lo interpretara en la película de Paul Verhoeven, así como el ED-209, un prototipo que da no pocos disgustos en aquella memorable cinta de 1987.

Unas horas más de historia y tres nuevos personajes parecen motivos más que suficientes para volver –si es que alguna vez nos hemos ido- a Mortal Kombat 11, pero hay más, y para todos los jugadores. Para empezar, los simpáticos Friendships para acabar un combate de una manera más desenfadada, o si lo preferimos, los siempre sangrientos Fatalities ambientales, cantidad que aumenta con cuatro nuevos escenarios: Fortaleza de Kronika, Cámara de Almas, Charca de los Muertos y Retrokade, un entorno genial que nos trasladará directamente a los orígenes de la saga. A todo esto sumémosle las correspondientes Torres para Sheeva, Fujin y Robocop y tenemos como resultado un juego de lucha completísimo para todo tipo de jugador: solitario o competitivo. Insistimos, si bien el precio del DLC nos ha parecido un poco caro –la mejor opción es Aftermath + Kombat Pack-, el bundle que incluye absolutamente todo para quienes aún no tengan Mortal Kombat 11 es muy completo, abrumador en cuanto a contenido y a un precio más ajustado. En definitiva, una expansión que, con sus luces y sus sombras, viene a completar una generación en la que NetherRealm se ha consagrado como el estudio más en forma en el género de los fighting games.

Mortal Kombat 11: Aftermath

En la historia cinematográfica original de MK11, asume el papel de los protectores de la Tierra mientras un nuevo y peligroso enemigo controla las fuerzas del tiempo, amenaza con cambiar las tornas y reescribir su propia historia oscura. Aftermath kontinúa la icónica trama en una nueva aventura. Las alianzas más frágiles se pondrán a prueba y el destino de dos mundos penderá de un hilo. Es hora de forjar una nueva historia. Mortal Kombat 11: Aftermath es una expansión para el título de acción y lucha MK 11 a cargo de NetherRealm Studios para PC, PlayStation 4, Xbox One, Switch y Stadia e incluye nuevos personajes, Friendships, escenarios y Fatalities de escenario.

Mortal Kombat 11: Aftermath