Impresiones y gameplay

One Piece: Pirate Warriors 4, jugamos con Big Mom, Cavendish y Katakuri

Jugamos a One Piece: Pirate Warriors 4 (PS4, Xbox One, PC y Nintendo Switch) con tal de probar una de las novedades del título: los personajes gigantes.

La cuarta parte del musou One Piece: Pirate Warriors, a cargo de Koei Tecmo, aterrizará en nuestros PC y consolas PS4, Xbox One y Nintendo Switch el próximo 27 de marzo de 2020. Ya lo pudimos probar en la Gamescom de 2019, pero en esta ocasión hemos vuelto a ponernos a los mandos de una demo con tal de probar una de las novedades que el título traerá consigo: el poder controlar a personajes gigantes tales como Big Mom y Katakuri. Os lo contamos al detalle, además de recordar que en el mismo evento organizado por Bandai Namco en que pudimos jugar a One Piece: Pirate Warriors 4 también probamos Captain Tsubasa: Rise of New Champions por primera vez, un título que forma parte del catálogo de videojuegos de anime en 2020.

Un modo libre para escoger a cualquier personaje

Debido a que la demo que pudimos probar estaba muy limitada, tan solo pudimos acceder a un modo de juego, una misión con su correspondiente localización y a tras personajes jugables. Por ello, nuestras impresiones de este segmento quedan limitadas tan solo a lo que pudimos jugar y se centran en el control de los personajes gigantes, tales como Big Mom y Katakuri.

El modo de juego que probamos se llama “Modo Libre”. En él, podemos elegir entre una amplia selección de personajes con tal de lograr un determinado objetivo y no restringirlos a lo que dicta la historia. Por este motivo, resulta interesante entrar en este modo con tal de poder controlar a nuestros personajes favoritos de forma libre y sin estar ligados a los objetivos y misiones que marca el Modo Historia.

En cuanto a los personajes, podemos asegurar que hay una gran cantidad de luchadores a nuestra disposición que ya conocemos del famoso manganime de Eiichirō Oda tales como Luffy, Zoro, Usopp, Sanji, Nami, Chopper, Robin, Franky, Blook, Smoker, Law, Bartolomeo, Carrot, Hawkins, Reijyu, Yonji y muchos más.

En cuanto al escenario que pudimos visitar, fue el Bosque de Golosina del Arco de Whole Cake Island, es decir, la Isla de Big Mom. Un lugar repleto de dulces y piezas de ajedrez al servicio de su reina, además de unos misteriosos clones de Luffy a los que tendremos que derrotar para seguir avanzando. Una de las particularidades de este terreno es el hecho de que va cambiando a medida que cumplimos ciertas condiciones tales como acabar con el líder de un grupo de enemigos, gracias a lo cual unos árboles que estaban realizando una barrera se retiran para dejarnos paso.

Además, en este modo fueron surgiendo diversas tareas secundarias a medida que avanzamos, tales como reunirnos con Chopper y Carrot para ayudarlos a deshacerse de los enemigos que tenían alrededor o rescatar a Sanji del bloqueo de unos árboles bailarines con divertidos rostros. Así, podemos sentir una ligera sensación de cooperación con el resto de compañeros de aventuras, que se encuentran actuando de forma autónoma por la zona de juego.

Jugabilidad divertida…pero algo repetitiva

En cuanto a la jugabilidad del título llevando a personajes gigantes, resulta diferente respecto a los de tamaño normal. El motivo es que podemos golpear a un número mucho mayor de enemigos con cada golpe y ataque especial, por lo que el efecto en pantalla resulta más satisfactorio al poder limpiar las zonas de enemigos de forma más fácil. Eso sí, dependerá de nuestras preferencias personales el hecho de que disfrutemos más llevando a personajes de tamaño convencional o bien con estos gigantes. Es cuestión de gustos, pero siempre está la opción sobre la mesa de probarlos todos e ir alternando.

Los controles del juego son bastante sencillos una vez que nos acostumbramos a ellos: movimiento del personaje con stick izquierdo, ataques con cuadrado y triángulo, saltos y balanceos en el aire con X, poder de lanzamiento con redonda, lanzarse con L2 y uso de ataques especiales combinando R1 con los botones de la parte derecha del mando. Por supuesto, cada personaje cuenta con unos ataques especiales distintos, por lo que resulta interesante ir cambiando de luchador con tal de verlos todos en movimiento.

En general, el título cumple las reglas de lo que un buen musou (o título de acción beat-‘Em-Up) debe ser. Sin embargo, se trata de un género especial que puede jugar cualquiera pero pocos jugadores disfrutarán realmente debido a que se hace algo repetitivo a medida que las horas de juego van transcurriendo. Aun así, si nos fijamos en la nota media de la entrega anterior en Metacritic (versión PS4, como la que pudimos probar) comprobamos cómo se sitúa en un notable y se destacan aspectos tales como su jugabilidad rápida, frenética y divertida a pesar de ser “más de lo mismo” respecto a los anteriores.

Aun así, One Piece: Pirate Warriors se encuentra actualmente sacando su cuarta entrega, por lo que parece que la saga va por buen camino y Luffy y sus amigos (y enemigos) podrán seguir viento en popa con tal de machacar a grandes cantidades de enemigos que vengan a su encuentro.

One Piece: Pirate Warriors 4

One Piece: Pirate Warriors 4, desarrollado por Koei y editado por Bandai Namco para PC, PlayStation 4, Xbox One y Switch, es una nueva entrega de la saga de aventura y acción protagonizada por Monkey D. Luffy y compañía.

One Piece: Pirate Warriors 4