E3 2019

Hemos jugado a Final Fantasy 7 Remake: ¿el ganador del E3 2019?

Cloud, Barret, el primer jefe y sistema de combate.

Era una de esas citas que conocíamos desde algunas semanas antes del E3 2019, pero de las que no podíamos decir nada. Las compañías tienen dos maneras de ofrecerte los juegos que puedes ver en Los Ángeles una vez les confirmas que vas a estar ahí. Diciendo el clásico ‘juego no anunciado’, algo que permite generar cábalas y en algunos medios seguro que una gran fuente de rumores y podrían. La otra, dando los nombres y apellidos. Y desde finales de mayo sabíamos que Final Fantasy 7 Remake estaba jugable por primera vez. El miércoles fue el día señalado para poder probarlo. ¿El mejor juego de la feria?

Tras una presentación-tutorial, pudimos coger el mando de Playstation 4 y empezar el asalto al primer reactor con Cloud y Barret bajo la transmisión de Jessie. Lo primero que vemos es la libertad total de control del personaje y de cámara en un entorno que nos es familiar, aunque ahora esté repleto de detalles. Avanzamos y nos encontramos con los primeros soldados de Shinra patrullando la zona. No hay transición a zona de combate ni nada por el estilo. Todo es en tiempo real. Nos ven y vamos al asalto. El combate, simplemente, funciona a las mil maravillas.

Con cuadrado lanzamos los golpes estándar, espadazos para Cloud y balazos con Barret; pero esto es solo un sistema para cargar la barra ATB. Está claro que ante enemigos débiles es suficiente para vencerlos, pero el combate en tiempo real es la puerta de entrada al modo táctico. A la que tenemos la barra ATB cargada, pulsamos X y el tiempo se casi detiene del todo para que escojamos alguna acción, como habilidades especiales o magias. Así asestamos los grandes golpes, que en cada caso pueden tener un coste de MP. El dinamismo de combate se expande con la posibilidad de cambiar de personaje en cualquier momento usando la cruceta. Cuando no usamos un personaje, éste actúa de manera totalmente autónoma.

Hay varios atajos para tener en cuenta de esta fórmula. El primero, que con uno de los gatillos podemos pedirle a un compañero que lance algunos de los ataques devastadores sin tener de controlarlo. El segundo, atajo para lanzar los ataques en tiempo real sin usar el modo táctico, aunque no es lo más recomendable al menos ante el gran jefe. Durante la partida nos encontramos con enemigos voladores a los que solo puede llegar Barrett, haciendo uso de sus ataques a larga distancia cañón en brazo y, naturalmente, podemos fijar enemigos para decidir dónde atacar.

La secuencia dentro del reactor no tarda mucho en llegar hasta el lugar en el que debemos instalar la bomba. Pero entonces aparece esa enorme bestia mecánica con cola devastadora de Final Fantasy 7, pero remozada y con unos movimientos propios para la ocasión y el contexto del remake. Es una batalla dura, en la que debemos usar alguna vez el spell de curación o alguna poción, ya que dicho enemigo mecánico golpea fuerte y tiene varios ataques: desde una descarga eléctrica hasta lanzarse a una pared a lo lejos y hacer llover todo tipo de proyectiles, pasando por un momento, avanzado el combate, que prepara un ataque inbloqueable que debemos evitar escondiéndonos detrás de unos escombros.

Mientras vamos luchando agradecemos la presencia de una segunda barra de resistencia en los enemigos, además de la vida. A medida que golpeamos y lo hacemos con ciertos ataques más ótpimos para el tipo de rival, se va rellenando una barra que cuando está al máximo, deja aturdido al enemigo. Durante ese período limitado de tiempo el daño que se le puede asestar es mucho mayor, y ahí vale la pena guardar el ataque Limit -barra que cargamos cuando nos dañan- para tener la máxima eficiencia en el daño que le asestamos. En esta última parte del combate también podemos apuntar a las piernas del robot para dejarlo inmovilizado y así impedir que haga algunos de sus ataques. Finalmente, como es lógico, acaba cayendo y la demo, terminando.

Todo ello, bajo un apartado visual espectacular, con ciertos elementos mejorables (como la recreación del pelo de Cloud y su movimiento), pero muy sólido tanto en el modelado de los personajes como en los entornos, capaces de trasladarnos a un mundo que siempre habíamos imaginado tan real como se ve en el título. La banda sonora, orquestada y reconocible desde un primer momento, ciertos diálogos que respetan el tramo original del juego y los efectos especiales hacen el resto. Han sido 20 minutos suficientes para convencernos que el camino tomado a nivel jugable es tan acertado como el renovado apartado audiovisual.

Final Fantasy 7 Remake desvanece casi cualquier duda que podamos tener a su alrededor. Lo hizo durante la presentación en la conferencia de Square Enix y lo reitera una vez se deja probar por primera vez. Solo esa confusa e indeterminada manera en la que nos lo van a servir puede empañar el que puede ser, simple y llanamente, un retorno histórico como pocos recordamos.

Final Fantasy VII Remake

Final Fantasy VII Remake es una nueva versión del célebre J-RPG de Square Enix para PlayStation 4 con un apartado técnico de nueva generación para un título que se lanzó por primera vez en 1997 y se considera universalmente como título de referencia del género RPG. A la cabeza del desarrollo estarán los miembros clave del proyecto original: el productor Yoshinori Kitase, el director Tetsuya Nomura y el guionista Kazushige Nojima.

Final Fantasy VII Remake

Las nuevas series Swamp Thing

Esta serie lo tenía todo para ser un referente en el género de terror. Algunas de las mentes creativas más perversas y experimentadas el género de terror, un personaje y una historia a adaptar de lo mejor que se ha en el género de terr...

[MERIJUEGO] 10 juegos donde... ¡Cumplimos 5 años!

El juego es sencillo, trata de hacer listas de 10 juegos que sean válidos dentro del tema que se pida. Las normas son: - Cada usuario podrá poner 1 juego por lista. - No vale repetir sagas y franquicias. - No valen mods. - No valen recopilatorios. - Si valen expansiones y contenido adicional si...