Gameplay no mostrado

Star Wars Jedi: Fallen Order, impresiones. Todo lo que no se ha visto en público

Asalto y control de un AT-AT.

Pocas dudas caben: el juego más esperado de la conferencia de EA era Star Wars Jedi: Fallen Order. Un título que se anunció en desarrollo, casi de pasada, durante el pasado E3 y que ahora ya ha tomado forma definitivamente tras un primer tráiler cinemático y, desde el sábado, gameplay real. 14 minutos de jugabilidad de lo nuevo de Respawn Entertainment, aún en fase Alpha, que luego se nos han ampliado en una sesión a puerta cerrada en la que hemos podido ver muchos nuevos detalles y elementos a tener en cuenta. Esto es lo que no se ha visto del juego de EA.

El gameplay reveal que se ha mostrado del título empieza con el protagonista, Cal Kestis, realizando una misión para liberar unos wookies, pero nosotros hemos podido ver lo que sucede antes para llegar a este momento. La demo a puerta cerrada empieza con Kestis y su robot apareciendo en medio del agua, en un río. El personaje, controlado en tiempo real por un desarrollador de Respawn que estaba jugando ante nosotros, va nadando y se va acercando a unos AT-AT que están iniciando un ataque. Cuando está suficientemente cerca de ellos, empieza la escalada.

El AT-AT en el que se sube tiene algunas raíces y elementos vegetales de haber pasado por alguna zona selvática, excusa suficiente para que el protagonista, al más puro estilo Nathan Drake, empiece a subir y a escalar a través de él, rodeando toda la maquinaria para acabar en la parte alta del artilugio. Desde ahí, llega a la escotilla, se carga a un enemigo del Imperio y se mete dentro del AT-AT para realizar una emboscada. Tras un par de habitáculos llega hacia donde están el resto de soldados imperiales.

El sistema de combate luce como se vio en el gameplay, pudiendo bloquear ataques, realizando algunos combos y usando la fuerza para arrastrar enemigos y acabar con ejecuciones finales. Muy espectacular y parece que sencillo de controlar. Lo interesante es que una vez liquidados los enemigos, se acerca al puesto de mando donde hay los dos controladores del AT-AT, los distrae con una mecánica del robot y los ejecuta para pasar a tomar el control. Es entonces cuando empieza otro festival de explosiones, controlando al mastodonte mecánico y disparando a los que en teoría son sus aliados. Caen otros AT-AT, enemigos en un puente y acaban destrozando una base enemiga donde había tie fighters a punto de partir. La secuencia, aunque parece on-rails y el jugador solo se dedica al disparo, es espectacular.

Una vez acaba toda la pirotecnia, el protagonista se reúne con dos otros personajes y explican que están buscando a otro, que uno de los oficiales de los rebelde define como un “soldado libre”, y cuando le preguntan por qué está a la búsqueda de este personaje, Kestis explica que son “cosas de Jedi”. Cuando acaba esta secuencia se deja libertad al personaje para moverse por el escenario que ha acabado devastado. Vemos como puede hablar con sus compañeros de viaje o entrar en la nave para mirar otros planetas, se presupone que para viajar a ellos. Antes de llegar a la misión vista en el gameplay, el protagonista va explorando la zona, saltando y corriendo por paredes o haciendo un mini puzle: hay un lugar que impide el acceso, y para arreglarlo tenemos que buscar otro camino, equipar una mejora (sobrecarga) al robot y volver al primer camino, sobrecargar un sistema y abrir el camino.

La partida que hemos presenciado era en tiempo real, y hemos visto un combate más humano, con fallos en la ejecución o con situaciones complejas. Durante este tramo que hemos relatado se enfrenta a una araña gigante como la del gameplay visto en la conferencia. La diferencia es que aquí sufre bastante, recibe golpes y está a punto de morir. Se nota cierta exigencia sobre todo en una zona donde hay soldados y dos arañas de estas, y el personaje tiene que recuperar vida con un ítem que le da el robot. A posteriori hemos seguido viendo ya el tramo del gameplay reveal, aunque con una partida ‘no tan perfecta’ en el sentido que lo ha pasado mal ante el soldado de élite que aparece un par de veces y que le complica mucho más las cosas de lo que parecía en la partida que han mostrado.

Teniendo en cuenta que durante el gameplay hemos visto dos puntos de “meditación”, donde se puede sentar a lo hoguera Souls y puede escoger mejoras con los skill points que consigue a medida que va matando enemigos, no es descabellado pensar que los ítems curativos se regeneran en estos puntos de meditación. De hecho, y para ello no hace falta haberlo visto a puerta cerrada, se nota que hay elementos adoptados de la saga Souls, aunque faltará ver hasta qué punto (meditación, barra de stamina o similar, ciertos tics en el combate).

El próximo miércoles en Meristation tenemos una cita para probar el juego con nuestras propias manos, algo que no está disponible para todos los medios presentes en el E3. Una buena manera de, más allá de jugar lo que hemos visto, saber su respuesta a los mandos, qué tipo de controles y opciones tiene y cómo anda de dificultad para alguien que no sea el desarrollador.

Star Wars: Jedi Fallen Order

Star Wars: Jedi Fallen Order, desarrollado por Respawn Entertainment y editado por Electronic Arts para PC, PlayStation 4 y Xbox One, es una aventura de acción basada en la popular franquicia intergaláctica de Geroge Lucas. Cal Kestis, uno de los últimos supervivientes de la Orden Jedi tras la purga de la Orden 66, es ahora un padawan a la fuga. Huye del Imperio y de sus siniestros inquisidores, que intentarán darte caza. Desarrolla tus habilidades de la Fuerza, mejora tus técnicas con la espada láser, explora los antiguos misterios de una civilización perdida hace muchos años y desvela nuevos conocimientos de la Fuerza. Solo entonces podrás reconstruir la Orden Jedi.

Star Wars: Jedi Fallen Order