Desde la cantera

F1 2019, impresiones: Fidelidad máxima

La Fórmula 1 vuelve como cada año y desde MeriStation hemos podido acudir al evento de presentación para saber qué novedades incluirá la edición de 2019.

2019 se presenta como un año de pocos cambios para el circo de la Fórmula 1. El reinado de Mercedes sigue más vigente que nunca, refutado tras otra exhibición de la dupla de los germanos en Bakú. Pocos rostros de ilusión se reúnen dentro del box de Ferrari, quienes se veían más cerca que nunca del liderato y que sin embargo se han enfrentado a multitud de problemas internos y algún que otro infortunio en pista. Por la parte patria, el aficionado español siente que le falta algo, algo que le acompañó durante más de una década. La marcha de Fernando Alonso es una losa que todavía pesa en el tendido; su sustituto, otro guerrero como Carlos Sainz Jr., tampoco ha conseguido reconciliar el sinsabor en el proyecto McLaren tras un inicio de temporada envuelto en los errores de otros compañeros de pista.

Es curioso la situación de la licencia. Si bien en la vida real no se encuentra en los mejores datos de audiencia, su homólogo digital demuestra año tras año ser unos de los referentes de la conducción a medio camino entre la simulación y la accesibilidad para el mayor espectro de jugadores. Fórmula 1, el videojuego oficial, ya es un habitual de la etapa veraniega. Desde MeriStation, acudimos al Automuseum Prototyp en la ciudad de Hamburgo para comprobar de primera mano cuáles son las novedades de la entrega del presente año.

Duro camino a la F1

Innovar es una empresa difícil en un ciclo de desarrollo de lanzamiento anual. Tras venir de dos entregas de las mejores que se recuerdan en este viaje de diez años, el paso lógico era ir más allá tras afianzar la calidad a los mandos. ¿Cómo? Pues con la introducción de la categoría cantera: Fórmula 2. El paso previo a la competición reina será clave para expandir la oferta tradicional de todos los modos de juego principales. Eso sí, llega con una particularidad, y es que de lanzamiento tendremos la edición de 2018 al completo; la de 2019 se espera que llegue a través de una actualización gratuita próximamente.

De esta manera, cuando el juego aterrice el próximo 28 de junio, al iniciar el modo carrera podremos elegir empezar desde un peldaño atrás, con la oportunidad de vivir los acontecimientos del pasado año de cara a entrar por la puerta grande a lo que nos espera en 2019. Antes de comenzar, además de elegir la escudería, podremos escoger en qué academia de pilotos queremos participar de cara a la promoción de conductores del siguiente año. Entre ellas se encuentran grandes marcas como Mercedes o Red Bull, lo que nos llevará a dar lo mejor de nosotros mismos para cumplir los objetivos y obtener un sillón mejor de los ofertados.

La Fórmula 2 romperá con el tono frío que mantenía hasta el momento la cara alejada del asfalto mediante la introducción de un pequeño hilo narrativo. Comenzaremos nuestro periplo junto a otros dos pilotos y dependiendo de nuestras actuaciones variará su comportamiento en el paddock. Lee Mather, director de la franquicia, nos muestra unos ejemplos de las escenas cinemáticas que protagonizará el dúo. En concreto, tres de ellas reflejan el cambio del lenguaje corporal y diálogo de ambos. Tomároslo como la repercusión en formato vídeo de nuestras respuestas a la reportera del pasado año. Lee nos promete mejorar el impacto de las elecciones al micrófono, aunque no hemos podido verlo en directo. Las rivalidades y las amistades que granjeemos en esta etapa se trasladarán cuando demos el salto a la F1.

Pilotar un Fórmula 2 es una experiencia diferente, más simple en cuanto a la gestión de las opciones en carrera. La obvia pérdida de potencia respecto a los monoplazas a los que estamos acostumbrados hace que tengamos que tomarnos las carreras de otra manera, como si de una partida de supervivencia se tratara. El tú a tú está ajustado, cada palmo de asfalto debe ser ganado en el combate por nuestra habilidad, sin ningún agente externo que altere nuestro rendimiento. Es una competición de las que crean callo. La recreación de la licencia es total, a la altura del cuidado al que Codemasters nos tiene acostumbrados. Para disfrutarla en multijugador, tendremos que esperar a que la actualización que incluye la edición 2019 llegue.

Fidelidad como nunca antes

La calidad visual que ha logrado presentar en la actual generación se ha mantenido en la misma línea desde el debut en 2015. En consola, la mejora siempre ha ido ligada al aprovechamiento del hardware de cara a lograr el mejor rendimiento posible. Este año la cosa cambia, y es que el estudio ha introducido un nuevo sistema de iluminación que mejora sustancialmente la representación visual del ecosistema FIA. Los cambios de luz por el ciclo dinámico se presentan de una forma más natural, así como la manera en la que los focos inciden en la pista durante los trazados nocturnos.

Parece baladí, pero la primera impresión entre los compañeros que asistimos al evento fue de sorpresa por la manera en la que lucía el juego. La diferencia directa se siente en las ruedas, cuyo aspecto sintético se traslada mejor al jugador, al igual que la calidad de sus reflejos. Hay que tener en cuenta que el hands on se realizó en un equipo de gama alta; todas las opciones gráficas se mantenían en la opción más alta a resolución 4k. No estábamos ante cualquier cosa.

Por ello, la pregunta era obvia. ¿Hasta qué punto mantendrán el tipo la versión de consola? Lee nos habla de una versión digna del trabajo que han llevado a cabo en todos estos últimos años, por lo que no hay que tener ningún temor. Eso sí, las mejoras para los modelos PS4 Pro y Xbox One X serán similares a las del año pasado.

En cuanto a la representación de las retransmisiones reales, se han incluido todas las tomas inéditas de esta temporada, las cuales se suman a los planos y secuencias del pasado 2018, incluyendo el retrato real de los pilotos en los marcadores después de cada sesión. Este año merece la pena dejar la introducción de cada Gran Premio, sobre todo si eres un amante empedernido de la versión real.

La otra cara de Fórmula 1 2019 es el compromiso por mantener las leyendas que mantienen vivo el recuerdo de los grandes momentos en su larga historia. 22 vehículos legendarios completan el catálogo ya reunido hace doce meses. En la presente temporada hemos vivido el GP número mil, una cifra que despierta la ilusión por recordar qué pasos nos han llevado hasta aquí. El lado histórico de esta entrega pasa por la representación de la mítica rivalidad entre Alain Prost y Ayrton Senna, cuya muerte ha cumplido tristemente 25 años. Desde el menú principal podremos acceder a una minicampaña de 8 eventos especiales, donde controlaremos sus monoplazas característicos.

Construyendo un futuro entre la comunidad

La inclusión en F1 2018 de la superlicencia del piloto abrió un camino hacia la igualdad entre las acciones en pista. El sistema de penalizaciones debía mejorar, está aún lejos de lo que otros competidores como GT Sport plantean, y la falta de recompensa hacía que el ecosistema en línea quedara únicamente para los verdaderos entusiastas de la competición. 2019 es un año de cambios que también tiene resuenan en este modo tan popular entre la comunidad.

El objetivo es precisamente ese, fomentar a que la masa de jugadores interactúe entre sí mientras se le plantean objetivos a corto y medio plazo que les hagan permanecer atentos a la evolución del título. Al igual que otros proyectos de Codemasters, como Dirt Rally, se han incluido retos diarios y semanales, cuya recompensa girará en torno a los puntos de competición, una moneda que abre la ventana a la personalización masiva por primera vez en la marca.

Ahora, podremos personalizar los guantes, mono, casco, emblemas, patrocinio y más mediante la adquisición de nuevos objetos en la tienda ingame. No debemos olvidar la presencia del vehículo personal, cuyo semblante podremos también ajustar entre los diferentes estilos visuales planteados. En definitiva, se abraza la posibilidad de crear una identidad única que compartir entre el resto de adversarios… o miembros de liga. Sí, una nueva opción de juego llega al multijugador, la cual plantea la creación de una competición propia donde el administrador plantea las reglas en las que se regirán todos los participantes del campeonato. Está por ver cómo funciona en directo, pero lo que está claro es que estamos ante una especie de sistema de clanes llevado al terreno de la competición.

Otro de los platos fuertes para los entusiastas de la recolección es la presencia de una sala de exposición donde se encuentra todo el contenido de la Fórmula 1 junto a un pasaje que narra la historia del monoplaza o circuito en el que nos encontremos. Hace las veces de museo; permite echar un vistazo en profundidad al nivel de calidad logrado en la representación del material licenciado. Por último, la parte eSport tendrá su hueco dentro de los menús para que nadie pierda ni un segundo de su actualidad.

Arrancamos motores dentro de un mes

Las sensaciones son inmejorables. Mientras que las sensaciones al volante son exactas a lo visto con anterioridad, todo el envoltorio ha tomado un camino ambicioso. Pocos son los juegos licenciados que alcanzan la fidelidad que ha conseguido el equipo de Lee Mather. Esto, unido a la extensión de la oferta jugable hacia la F2, hace que nos planteemos el futuro de la franquicia más allá de la categoría reina. ¿Un lugar donde el máximo número de experiencias de corte similar se den la mano? Quién sabe, lo que está claro es que todo apunta a que el listón se ha vuelto a elevar por tercer año consecutivo. Codemasters lo ha vuelto a hacer.

F1 2019

F1 2019, desarrollado y editado por Codemasters para PC, PlayStation 4 y Xbox One, es una nueva entrega del simulador de conducción basado en el Campeonato Mundial de Fórmula 1 con todos los pilotos, monoplazas, escuderías y circuitos oficiales.

F1 2019

The Boys, la serie y el cómic

Al contrario de lo habitual, comencé The Boys por la serie de Amazon y creo que ha sido una suerte porque la he disfrutado muchísimo. Me ha gustado tanto que después me he lanzado a por el cómic y en una semana he leído más de cincu...