The Capcom Five

Cuando Resident Evil fue exclusivo de Nintendo

Un acuerdo entre Capcom y Nintendo perfiló varios juegos exclusivos para GameCube, aunque el plan no saliera tal y como las dos partes esperaban.

Shinji Mikami declaró que se cortaría la cabeza si Resident Evil 4 saliera en una plataforma diferente a GameCube. Tal afirmación nos recordó de nuevo ese dicho que dice eso de que 'nunca digas nunca', al menos en lo que a videojuegos se refiere. Si se lo hubiera tomado al pie de la letra, su cabeza hubiera rodado no mucho tiempo después, ya que la cuarta entrega de la serie salió en muchas consolas e incluso en móviles.

El valor de la exclusiva en videojuegos es volátil. Sagas que han estado vinculadas a una u otra plataforma han terminado en máquinas de la competencia. Probablemente, los seguidores de la SEGA de los noventa nunca habrían imaginado que Sonic acabara visitando las consolas de Nintendo, especialmente teniendo en cuenta las malas relaciones que existían en aquella época. Y sin embargo, el erizo azul ha protagonizado hasta títulos exclusivos para dispositivos Nintendo.

En el caso concreto de Resident Evil, no nació como una franquicia exclusiva, muy pesar de que siempre se la haya relacionado con la marca PlayStation. El primer juego vio la luz también en Sega Saturn, mientras que la segunda entrega se pudo disfrutar en Nintendo 64 y Dreamcast, además de en la gris de Sony. Code Veronica sí se diseñó para la 128 bits de SEGA, pero cuando la consola murió se hizo una conversión que salió en GameCube y PlayStation 2.

Un acuerdo entre Nintendo y Capcom abrió la posibilidad de que la saga saliera solo en GameCube. Durante una conferencia conjunta en la que asistió el propio Shigeru Miyamoto, se oficializó la llegada de toda la saga a la entonces nueva máquina de Nintendo. Fruto de esa alianza se desarrollaron tres Resident Evil principales para GameCube: el remake del primero, Zero y Resident Evil 4. A medida que los años fueron pasando, se vio claro que la consola no estaba generando los números que Nintendo hubiera deseado. La distancia entre PlayStation 2 y sus competidoras se fue agrandando más y más. Con ello, los primeros rumores sobre el adiós de la exclusividad comenzaron a resonar con fuerza, aunque Capcom lo negara varias veces.

The Capcom Five

Antes de que la decisión de volver al formato multiplataforma se tomara, se trazaron más planes junto a Nintendo. The Capcom Five era un proyecto de títulos exclusivos que iba más allá de Resident Evil. Como su nombre indica, contenía cinco videojuegos: Resident Evil 4, Killer 7, Viewtiful Joe, Dead Phoenix y P.N.03. De todos ellos, solo el último se mantuvo exclusivo. Además, Dead Phoenix nunca llegó a cristalizar y fue cancelado en agosto de 2003.

Con Resident Evil 4, Shinji Mikami abrió una nueva vía de entender la saga. La jugabilidad de la trilogía clásica ya se sentía caduca, por lo que el desarrollador quiso darle un nuevo enfoque. El resultado fue un juego con gráficos tridimensionales que no prescindía el miedo ni de las ambientaciones terroríficas, pero cuya propuesta se acercaba más a la acción pura y dura, a la de un shooter en tercera persona. El quinto capítulo, ya sin Mikami al frente, profundizó en esa visión sin innovar demasiado. La deriva hacia la acción concluyó con Resident Evil 6, una ensalada de tiros con escenas de acción palomiteras y algunos personajes conocidos.

Todas las fórmulas caducan al final, le ocurrió a los Resident Evil clásicos y también a los más orientados hacia la acción. Por suerte, Capcom tuvo la suficiente visión como para replantearse la serie en la séptima entrega y volver a sus raíces. No con el mismo juego que antes, sino con una producción que recogía elementos de aquí y allá hasta conformar una propuesta propia. Por otra parte, el remake de Resident Evil 2, todo un ejercicio de adaptar una fórmula de antaño a los tiempos que corren, no deja de ser una señal inequívoca de que goza de buena salud.

Nintendo Switch es una consola diferente al resto, no solo por su condición híbrida, sino también porque su hardware no es tan potente como el de PS4 y Xbox One. Con todo, otras compañías como Bethesda sí han dedicado recursos a adaptar juegos como Doom o Wolfenstein 2: The New Colossus a la pequeña de Nintendo, con resultados bastante positivos. Si RE Engine es compatible o no con Switch es algo que no sabremos hasta que Capcom diga lo contrario, pero es probable que no esté dispuesta a gastar en la inversión tecnológica que supone adaptar el motor a Switch. Por el momento, los japoneses juegan a Resident Evil 7 a través de la nube, pero no hay planes de que el servicio llegue a Europa.

Lo que ya está confirmado es que tras los dos Revelations, volveremos a disfrutar del survival horror en Switch. Hace poco se anuncio que 0, 4 y remake (el del primero), pondrán rumbo a la consola en 2019. Quién sabe, si funcionan comercialmente tal vez nos llevemos una buena sorpresa. Tal vez.

Resident Evil

La primera de las partes de la exitosa saga de "survival horror" aterrizará en GameCube con numerosas mejoras, sobre todo en aspectos técnicos.
Resident Evil