Desgranando el gameplay

Red Dead Redemption 2: un repóquer de grandes detalles

Sergio C. González Sergio5Glez

Analizamos el último tráiler de la jugabilidad del título de Rockstar, que llegará a las tiendas el próximo octubre con el objetivo de hacer historia.

Bienvenidos al Salvaje Oeste, en pleno 1889. Los retrasos en el lanzamiento de un videojuego no siempre quedan justificados con una mayor calidad para el título afectado, pero en el caso de Red Dead Redemption 2 se publicó este pasado 9 de agosto un gameplay de 6 minutos empeñado en justificar entrelíneas que este próximo mes de octubre aterrizará en las tiendas una obra que marcará un antes y un después en la historia de Rockstar.

Arthur Morgan es el nombre con el que tenemos que irnos familiarizando, un tipo integrante de una banda donde no está él solo, sino que la unión de Dutch Van der Linde está compuesta por Morgan, John Marston —quien ya protagonizó la anterior entrega—, Bill Williamson, Javier Escuella, Sadie Adler, Charles Smith, Micah Bell o Hosea Matthews. Todos tendrán un papel importante, nadie es casualidad.

Este grupo, en plena huida tras un atraco en Blackwater completamente marrado, nos emplazará en un estilo de vida bastante rudimentario, donde lo poco se convertirá en mucho, en suficiente para sobrevivir en un territorio hostil de arriba abajo.

Y de ancho y largo, porque la magnitud del mapa del juego será enorme. Después de haber visto el gameplay más veces de las que nos gustaría reconocer, vamos a tratar de desmenuzar en este artículo aquellos pequeños pero grandes detalles que nos ofrece la nueva producción de Rockstar, Red Dead Redemption 2.

Un mundo abierto, un mundo vivo

No sabemos cuál será el videojuego de esta generación con el mapa más grande, pero es algo que con el paso de los años entendemos que no tiene tanta importancia; es quizá más relevante lo que podamos hacer en ese área programada y diseñada para mantenernos pegados a la pantalla durante meses. Hay muchos ejemplos que nos vienen a la cabeza después de ver el tráiler, pero esta nueva entrega de la saga no es ni pretende ser The Witcher 3, tampoco The Legend of Zelda: Breath of the Wild, aunque sería absurdo pensar que no hay herencia de estos, pues siempre es positivo fijarse en los títulos que hicieron las cosas bien.

Lo primero que llama la atención es que se siente un mundo vivo, un nuevo episodio en el libro de los sandbox que tantas veces ha autorizado la firma norteamericana. Su cariz cinematográfico se percibe en los planos, en los enfoques, en cómo se dibuja el horizonte. Si en la obra lanzada en PS3 y Xbox 360 allá por 2010 podíamos achacar algo de vacío, como si morásemos en lugares donde éramos nosotros el ombligo del mapa, aquí tenemos la sensación de ser una aguja en un pajar, una migaja más en el mantel.

Desde el momento en que se nos transmite la necesidad de valernos por nosotros mismos y que la limitación de recursos se convierta en virtud, sabemos que todo lo que hay a nuestro alrededor el útil, por eso se está poniendo tanto el acento en la búsqueda de recursos, en la caza con una fauna infinitamente mayor que antes. Por eso se dará tanta importancia a nuestro compañero de viajes.

La importancia del caballo

Esta vez nuestro caballo no será solo un medio de transporte, no será solo el vehículo de Morgan para no enfrentarse a decenas de kilómetros de andaduras, sino que habrá un enlace, un vínculo, entre protagonista y su fetiche. Uno de los objetivos de Rockstar es que le demos importancia a dicho caballo y, para ello, se nos invitará a cuidarlo de diferentes maneras. Desde peinarle el cabello hasta su alimentación pasando por el descanso. Es un animal y requiere de ciertos cuidados para garantizar después un buen rendimiento en situaciones complicadas, momentos donde esperamos que sea capaz de reaccionar ante disparos, estímulos físicos y giros de ciento ochenta grados si es pertinente.

Además, se confirma que habrá diferentes tipos de corceles. No será un avatar iniciado de cero al que mejorar atributos; no será un personaje de juego de rol con un árbol de habilidades en el que nosotros tenemos la última palabra; en este caso son animales con su propia vida, con sus propias virtudes y defectos, lo cual implica aceptar que como tales cometerán errores y también nos darán alguna que otra sorpresa positiva. Águilas, osos, lobos, reptiles…

Por último, un detalle que nos ha gustado del tráiler es que Morgan no tendrá la capacidad de llevar objetos de forma ilimitada sino que aprovechará las alforjas situadas sobre su caballo para depositar algunos ítems. No tendremos un bolsillo ilimitado de ítems: se acabó eso de llevar decenas de armas en un inventario imposible. El realismo extenuado.

Una historia trenzada

A nivel narrativo parece que nos vamos a encontrar con un título que recogerá lo visto en GTA 5 pero con mucha más naturalidad. Los personajes interactuarán entre sí y llevarán a cabo tareas de la vida diaria sin necesidad de que seamos nosotros quienes intervengamos. Esto afecta tanto a seres humanos como a animales. Hemos visto interrogatorios, quizá ahora con un peso más parecido al de otras obras de la compañía como L.A. Noire. Red Dead Redemption 2 hará que no tengamos días de la marmota, sino que las historias que nos encontremos en el pueblo más recóndito de la montaña tenga peso en la vida del protagonista.

Está por ver cómo se ejecutan las misiones secundarias, si tendremos recados basados en funciones casi banales a cambio de algo de dinero o si van más allá. La sensación, no en vano, es que esa narrativa se vaya contando dependiendo de nuestros actos. Seguramente no sea tan agresiva como en obras de Telltale Games o David Cage, pero sí que haya un pequeño componente de narrativa emergente. ¿Y si en un tiroteo decidimos no acabar con uno de los enemigos? ¿Y si nos volvemos a topar con él en el futuro? Podremos salvar la vida de un inocente… o también dejarle que perezca en el barro (hemos visto acciones como Amenazar, Golpear o Ignorar). Será crudo. Seremos miembros de una sociedad, habrá que adaptarse para poder vivir. En definitiva: nuestras acciones tendrán consecuencias, tanto para lo bueno como para lo malo.

Combate: más allá de las balas

¿Quién es el malo de la película? Antaño aprendimos que en el Salvaje Oeste el bueno es el que termina quedando en pie, el que mejor se las apaña. Una época donde la violencia se servía como plato principal requiere de una reputación forjada a base de golpes; es por ello que Rockstar hizo tanto hincapié en el último gameplay en lo referente al combate, especialmente al cuerpo a cuerpo. La posición de la cámara es una clara declaración de intenciones, mucho más cercana y posicionada para dar cobertura visual a los impactos en todas las partes del cuerpo.

No nos engañemos, en el título previo al que nos atañe había una carencia clara en el desarrollo de las peleas puramente físicas, había que mejorar. Fijémonos en que no hay dos puñetazos iguales, que la hitbox será mucho más aguda y que los impactos llevarán consigo también un tiempo de espera ante la reacción del afectado. El Dead Eye en los tiroteos también presentará mejoras, esta vez sin hacer zoom en la cámara precisamente para no impedir que tengamos una apertura de campo visual necesaria. Un color sepia bordeado por un marco negro nos brindará apenas unos segundos para reaccionar, para oler el plomo. Es de esperar que cada elemento tenga su propio peso, desde el daño inflingido pasando por cómo afecta en ello la posición, el retroceso de los disparos. Incluso el sonido. Agarres, esquives, puñetazos, patadas, tortazos.

Acabados de película

La distancia de dibujado habla por sí sola. A falta de ver cómo se comportan Xbox One X y PlayStation 4 Pro —esta última ya confirmado que moverá el título en resolución 4K— a nivel técnico, son quizá las actuales consolas de Sony y Microsoft las que pueden trazar la línea sobre cuánto podrá sorprendernos gráficamente Red Dead Redemption 2. Es siempre molesto ver cómo se van cargando elementos del mapa mientras nos acercamos a un punto fijo, es en ocasiones inevitable; aquí, por lo que hemos visto, no tiene pinta de que vaya a haber tiempos de carga, tampoco texturas planas. El sol impactará con absolutamente todo, obligando al cielo a adaptarse a sus caprichos.

Fijémonos en los atardeceres, en el clima dinámico. Falta saber si el clima afectará directamente al protagonista, si el frío nos hará más débiles y el calor seco del Salvaje Oeste hará de las suyas recordándonos la sed. Podemos seguir soñando.

Mientras tanto, toca seguir esperando. Sabemos hasta cuándo, 26 de octubre, y sabemos dónde, PlayStation 4 y Xbox One. El veredicto no está escrito, pero las expectativas son muy elevadas.

Red Dead Redemption 2

Red Dead Redemption 2 es la secuela de la aventura de acción Red Dead Redemption a cargo de Rockstar Games para PlayStation 4 y Xbox One que nos trae una historia épica sobre la vida en el despiadado corazón de América. Su vasto y evocador mundo sentará, a su vez, los cimientos para una experiencia multijugador online totalmente nueva.

Red Dead Redemption 2