Primeras partidas

NBA 2K19, impresiones exclusivas

Pedro Herrero

Traemos desde Los Angeles las primeras impresiones jugables de NBA 2K19 con todas sus novedades.

Tradicionalmente, situamos la cuna del baloncesto mundial en New York, pero algo ha cambiado y es que la llegada del mejor jugador del planeta a Los Angeles ha convertido a la ciudad californiana en el epicentro del deporte de la canasta. LA respira basket, y el aterrizaje de LeBron James a los Lakers y el dominio de los Warriors no hace sino convertir el baloncesto en el deporte número 1 del oeste de Estados Unidos, con lo que, ¿qué mejor lugar que este para presentar por primera vez el nuevo NBA 2K19? Hasta allí nos desplazamos para probar en exclusiva entre los medios españoles y comprobar de primera mano la apuesta por el realismo y la defensa de la nueva entrega de la franquicia deportiva más solvente de la industria.

Allí pudimos jugar nuestros primeros partidos y charlar largo y tendido con Mike Wang, director de gameplay, el cual nos contó qué hay de nuevo en la cancha, lo cual sorprendentemente no es poco. O mejor dicho, son cambios que dan una vuelta de tuerca a lo que conocimos con NBA 2K18 y una suerte de regreso a NBA 2K16, uno de los más queridos por los fans gracias a su énfasis por la defensa y la estrategia, dos aspectos que una vez más se verán refrendados en esta nueva edición. Pero mientras disfrutábamos de nuestros primeros encuentros entre ambas franquicias, nos asaltó la primera cuestión, ya que uno de los mayores méritos de Visual Concepts es implementar la manera en que juegan los equipos de la NBA en el videojuego, pero… ¿qué pasa cuando un equipo cambia tanto de un año a otro, como es el caso, precisamente, de Lakers? Wang nos cuenta cómo piensan en ello actualmente.

"Es una buena pregunta, pero al fin y al cabo, se trata de un ejercicio de imaginación. Nos pasó algo parecido cuando los Houston Rockets ficharon a Dwight Howard hace años, pensábamos que serían uno de los 2 o 3 mejores equipos de la liga y finalmente fueron un desastre, porque nunca sabes cómo va a funcionar la química. Esto ocurre incluso con los Warriors actuales, pero no creemos que DeMarcus Cousins vaya a estropearla. En el caso de Lakers no queda sino imaginar qué tipo de juego van a realizar echando un vistazo a cómo han jugado los anteriores equipos de LeBron, pero no nos preocupa tanto porque podemos actualizar el juego frecuentemente y es algo que tiene fácil solución"

NBA 2K19, un juego de habilidades

Durante la presentación, el equipo de desarrollo insistió mucho en varios conceptos que pretenden dejar clara una idea y es la intención de hacer de NBA 2K19 un videojuego que dependa, por encima de todas las cosas, de la habilidad de quien está al mando, y en este sentido, nos encontramos con dos aspectos que sirven para corroborarlo: el nuevo sistema Takeover y la defensa.

En anteriores entregas, cuando un jugador entraba en racha suponía ver incrementados todos sus ratings en varios puntos, pero este mencionado sistema Takeover cambia eso radicalmente, ya que ahora lo que se ven mejoradas son las habilidades concretas y específicas de cada jugador. De esta manera, nos dábamos cuenta mientras jugábamos de que, por ejemplo, Rajon Rondo no presenta un acierto mayor en el tiro cuando está on fire, sino que es aún mejor defensor, driblador y pasador. Por el contrario, Stephen Curry entra en trance desde la línea de 3 pero no en defensa, Lonzo Ball se convierte en un jugador aún más imaginativo, y LeBron James torna en el jugador decisivo que es desde media distancia y también desde 7’25, siendo capaz de convertir con relativa sencillez lo que conocemos como contested shots, o tiros bien defendidos.

Es decir, cada jugador puede incidir en el partido y ser decisivo pero de la manera única en que puede hacerlo. Esto se consigue haciendo uso de esas habilidades especiales de cada uno, y a medida que lo logramos, como si de un RPG se tratara, se completa una barra de Takeover hasta alcanzar el estado en que el jugador en cuestión es decisivo sobre lo que ocurre en la cancha. Este estado es fácil de identificar ya que bajo el nombre de cada uno aparecería el icono de la habilidad en cuestión rodeada de llamas, y así, tras varias canastas consecutivas al poste, pudimos vislumbrar un buzón de correos en DeMarcus Cousins que no significaba sino que estaba listo para enviar el balón a su destino en cada jugada. O según palabras del propio Mike Wang…

"Takeover representa la idea de que cada jugador es su propio arquetipo único. Cuando un jugador entra en racha, este tiene sus propias habilidades, así como nuevas animaciones que otros arquetipos no tienen. Con esto lo que queremos destacar es lo que hace especial a cada jugador de la NBA, y así hacer de NBA 2K19 un juego menos automático en el que quien está al mando tiene que aprovechar de diferente manera a los jugadores de su equipo"

Como decíamos antes, otro aspecto que se ha visto muy cambiado es el juego uno contra uno, y concretamente y sobre todo, la defensa. Por un lado, el sistema de ataque en esta situación ha mejorado nuevamente en los controles del stick derecho, haciéndolo más intuitivo pero a su vez, más dependiente de la habilidad del jugador con el mismo, no siendo suficiente con hacer movimientos random para deshacernos de nuestro defensor, algo que tampoco será fácil precisamente. En nuestras primeras horas a los mandos de NBA 2K19 nos hemos encontrado una defensa individual más solvente, y lo que es mejor, más divertida y más satisfactoria. Controlar a un jugador excelente atrás como es Rajon Rondo se convierte en un placer, viendo cómo ponemos en verdaderos aprietos a un fuera de serie como Steph Curry mientras nuestro defensor hace gala de un juego de pies y desplazamiento defensivo extraordinarios.

Así, lo que se consigue es hacer que los grandes defensores exteriores también puedan marcar diferencias a la hora de defender su canasta, ya que en anteriores ediciones, especialistas defensivos interiores como Rudy Gobert o Clint Capela hacian estragos protegiendo el aro, pero no ocurría lo mismo con otros como Kawhi Leonard o el propio Rondo. Esto ha cambiado, y ahora también estos serán decisivos atrás, haciendo de la defensa ya no solo una herramienta para recuperar el balón y atacar, sino una nueva manera de disfrutar de NBA 2K hasta ahora casi inédita. Vamos un paso más allá y concretar algunos nuevos aspectos en este sentido.

Si echamos la vista atrás, en el lanzamiento de NBA 2K17 llamó poderosamente la atención lo fácil que es robar balones. No vamos a decir que es igual de sencillo, pero sí es eficaz si lo hacemos con un jugador especialista en ello y sabemos cómo manejarlo, y para explicar mejor esto, hay que volver a la defensa de Rajon Rondo sobre Stephen Curry. Cuando Curry intenta driblar por un lado, Rondo cierra bien ese camino y en ese preciso momento, Curry está vulnerable al robo, ya que tiene que realizar un cambio de mano o rectificar su posición, lo que a su vez conlleva un aumento considerable en su nivel de fatiga. Esto supone la oportunidad perfecta para que amenacemos el bote y poder robar, pero hay que saber con qué jugador hacerlo, cuándo hacerlo y por primera vez, cómo hacerlo. Según nos contaron Mike Wang y Scott O’Gallagher -productor de gameplay-, podemos robar pulsando solo X -jugamos la versión de Xbox One- o bien usando el stick derecho y así poder atacar el balón por arriba o por abajo. Tampoco intentar puntear un tiro será una animación automática, sino que exigirá tirar de stick para defender un lanzamiento a canasta. En definitiva, tenemos múltiples opciones para poder detener a los aparentemente imbatibles Golden State Warriors.

"Bueno, hay muchas viejas y nuevas herramientas defensivas, pero no sé si son suficientes para ganar a Golden State. Son un equipo de all-stars, pero ponemos a disposición del jugador mútiples acciones más las que hemos añadido: el juego 1 vs 1 está rehecho desde cero, la defensa en el poste, el nuevo sistema de robos… Es completamente un juego de acción y reacción basado en la habilidad, pero no sabemos si será suficiente para derrotar a los Warriors, tal y como ocurre en la NBA real"

Pero como decíamos, también las opciones en ataque han mejorado, y sorprendentemente, también en el poste. El baloncesto moderno se basa sobre todo en el spacing, en crear espacios para que los tiradores hagan gala de su buena muñeca, pero los que gusten del juego de espaldas también tendrán su hueco en NBA 2K19. Así, pudimos disfrutar de movimientos de auténtico lujo por parte de DeMarcus Cousins en manos de Rafael TGR, uno de los mejores jugadores de Europa de NBA 2K.

"Es cierto, pero aún tenemos jugadores capaces de hacer daño en el poste, como Joel Embiid, y nuestro productor es un gran amante del juego de espaldas de los pivots. No solo Embiid, también Cousins, al que hemos visto hoy en acción, y confío en que muchos equipos traerán de vuelta ese juego que es un poco old school. El ataque en el poste bajo es un recurso más, y no tenemos intención de dejarlo de lado"

De hecho, a pesar de esa creación de espacios, la zona sigue siendo donde se marcan diferencias en ataque y en defensa, y por eso el tráfico en la misma sigue determinando el devenir de los partidos. No hablaremos de las habituales mejoras en las animaciones y el sistema de colisiones entre los jugadores, algo que según nos prometieron, no dará a situaciones en las que algunos traspasen a otros, sino en un añadido que hará las delicias de todos los jugadores de NBA 2K: el medidor de tiro también en las bandejas. Según contaba Mike Wang, son perfectamente conscientes de que la “facilidad” con la que se fallaban bandejas en NBA 2K18 frustraba a muchos, con lo que han decidido implementarlo para alegría de todos los que lo descubrimos allí mismo. Obviamente, hay tantos timings diferentes como bandejas o entradas: frontales, bombas, a aro pasado, rectificados… Todas ellas necesitan de un timing diferente en el medidor. Dicho esto, también se nos dará a elegir el medidor de tiro que queremos, una opción que se intuía hace semanas en una encuesta que Wang publicaba en Twitter, y podremos utilizarlo tanto sobre el jugador como junto a él, o incluso ambos.

Para terminar, no queríamos irnos sin preguntarle a Mike Wang sobre algo que dio mucho que hablar en los días previos, como son los ratings de algunos jugadores. Concretamente, nos llamó la atención el caso de Jayson Tatum, un jugador que a pesar de haber realizado un papel excepcional en playoff, apenas alcanzaba los 14 puntos por partido en temporada regular. Así mismo, Kawhi Leonard, que lleva meses sin pisar una cancha, luce un espléndido 94. ¿Tiene NBA 2K19 la media de ratings más alta de la historia de la franquicia?

"Es posible, pero también creo que la media de calidad de los jugadores de la NBA también es más alta que nunca. A lo largo de la historia hemos visto grandes estrellas, pero también una diferencia muy grande entre ellos y el resto de los jugadores. Ese salto entre la clase alta y la baja ya no es tan grande, y hay incluso jóvenes que ya son estrellas, y el propio Tatum es un buen ejemplo: es atlético, tiene un tiro en suspensión maravilloso… Creo que sí es cierto que los ratings son altos, pero son los que merecen y además reflejan bien el estado de la liga"

Con esto, hemos podido vislumbrar unas primeras impresiones jugables de NBA 2K19, que promete volver a dejar satisfechos a los jugadores más puristas, haciéndolo más exigente y aumentando su nivel de simulación aún más si cabe. Próximamente y en fechas más cercanas a su lanzamiento podremos hablar más largo y tendido sobre las novedades en sus modos de juego, que no cabe duda que también las habrá, todo con la intención de mantener el liderazgo absoluto en el baloncesto virtual.

NBA 2K19

NBA 2K19, desarrollado por Visual Concepts y editado por 2K Sports para PC, PlayStation 4, Xbox One y Switch, es la nueva entrega de la popular saga de deportes y baloncesto de 2K Games perteneciente a la temporada 2018-2019. NBA 2K cumple 20 años redefiniendo los juegos de deporte, con los mejores gráficos, las mecánicas más realistas, modos de juego innovadores y un entorno abierto cautivador, “El Barrio”. Con NBA 2K19, la saga vuelve a superar sus propios límites y acerca el juego aún más a la cultura y la emoción del baloncesto real.

NBA 2K19