FÚTBOL SALA

Un regreso ilusionante

José Luis Ballano, capitán del Rivas Futsal, vuelve este sábado tras superar un cáncer en seis meses: "Tengo la ilusión de un niño cuando va a jugar al parque", dice a AS.

Rivas-Vaciamadrid
0
Un regreso ilusionante
EDUARDO CANDEL DIARIO AS

En la pasada primavera, José Luis Ballano (26 años), capitán del Rivas Futsal, notó algo raro en la zona cervical. “Tenía tres bultos del tamaño de una pelota de ping pong”, cuenta. Tras ir al médico y pasar las pruebas pertinentes, le dieron la temida noticia: tenía cáncer, concretamente un Linfoma no Hodgking. “En ese momento se te cae el mundo a los pies”, destaca Ballano para AS desde el vestuario del equipo.

El club, que esta temporada milita en Segunda B, lucha por volver a Segunda y, desde este sábado, tendrá un refuerzo más, el de su capitán, que en escasos seis meses ha superado la enfermedad. “Tengo la ilusión de un niño cuando va a jugar al parque, ahora valoras todo mucho más”, añade. En el momento del cáncer, estaba en su auge deportivo. Intereses de equipos de Primera, contratos para firmar en Segunda... pero todo cambió. “Daba rabia, porque yo físicamente me sentía bien, pero si hacía esfuerzos era perjudicial, aunque no te dieras cuenta”, lamenta.

José Luis Ballano, entrenando con el Rivas esta semana

El viernes estará en la lista de convocados de David Madrid, ilustre entrenador español. “Esta categoría se le queda pequeña”, recalca el técnico, que guardó la ficha a Ballano aún sin saber si los plazos de recuperación se cumplirían. El capitán no pierde la sonrisa en su vuelta a las pistas: “Cuando me diagnosticaron el cáncer dije; vale, hoy es el día de llorar. A partir de aquí, a trabajar para recuperase”, cuenta. Y así lo superó, no sin dificultades. “Lo más complicado es el apartado mental, la psicología. Claro que pasé miedo, pero no es algo malo. Te hace estar alerta. Si psicológicamente estás débil, es probable que el sistema inmunológico empeore”, relata sobre su experiencia y “agradece” ser un ejemplo de superación para muchos.

“En mi caso se cumplieron todos los plazos de brevedad posible. Llevo un tiempo entrenándome con el grupo y estoy genial. ¡Tendré que controlar mis ganas el sábado!”, dice entre risas sobre el duelo ante el Nueva Elda en el Cerro del Telégrafo (17:00). Agradece el esfuerzo al club y su constante atención: "Se han volcado conmigo en todo momento con homenajes, llamadas... se me ponían los dientes largos cuando veía sus partidos. Quería estar en la pista, y por fin lo podré hacer". Su objetivo es llegar a lo más alto, como su referente, Sergio Lozano: “Ilusión y ganas no me faltan”. Antes de jugar, Ballano ya tiene su propia victoria con su regreso a las pistas.