BOXEO

Profeta de bronce: Reyes Pla cae en las semifinales del Mundial

Enmanuel Reyes Pla cae, por decisión dividida, en las semifinales del Mundial ante el italiano Mouhiidine. Se queda con el bronce y sin revancha contra La Cruz.

0
Enmanuel Reyes Pla cae en las semifinales del Mundial de Serbia.

Rozó la revancha olímpica Enmanuel Reyes Pla, pero no la tendrá en el Mundial de Serbia. El Profeta y el cubano Julio La Cruz (le privó de medallas en los Juegos) iban cada uno por un lado del cuadro. Solo podrían verse en la final. Los dos fueron cumpliendo y en semifinales, La Cruz no titubeó y aplastó con claridad (todos los jueces le dieron todos los asaltos) al uzbeko Saydrakhimov. Le tocaba el turno al español, pero no pudo con el italiano Aziz Abbes Mouhiidine, quien se impuso por decisión dividida (29-28, 29-28, 28-29, 30-27 y 30-27).

No fue el día de Reyes Pla, que estaba cabizbajo mientras esperaba la decisión oficial lo dio todo, pero no le llegó ante un rival que estuvo más rápido en los dos asaltos iniciales. Pese a la tristeza lógica por la derrota, Enmanuel no debe olvidar que ha hecho historia para el boxeo español. Solo Enrique Rodríguez Cal, en 1974, había logrado antes un metal en un Mundial. También fue bronce. España no pasa esa barrera, pero Pla ha demostrado que esta generación está llamada a hacer grandes cosas. De momento solo es de bronce, pero no por mucho tiempo.

El primer asalto del combate dejó claro la diferencia de velocidades. Mouhiidine estaba muy rápido con sus manos y sus piernas. Enmanuel, más pausado, tardó dos minutos en leer el combate que planteó el italiano. El español cerró bien el round, pero no fue suficiente para convencer a cuatro de los cinco jueces. En el segundo asalto, Reyes Pla estaba más cómodo, pero de nuevo la rapidez de manos del transalpino fue la clave. Contragolpeaba con buen criterio y llegaba. Fue más cerrado que el anterior, pero la pelea ya se había decantado. Cuatro de los cinco jueces tenían la pelea 20-18. Tocaba ir a por el KO.

La experiencia de El Profeta es oro y le valió para apretar. Mouhiidine trabó la pelea y no permitió a Enmanuel enlazar buenas combinaciones. Tocaba quedarse con la mano abajo en semifinales. El Mundial no llegó bien para el púgil. "Es imposible que lleguen al 100% en los Juegos y aquí. Son fechas muy cercanas y priorizamos los Juegos", avisaba en la previa Rafa Lozano. Esa forma justa y que no fue cabeza de serie (tuvo que disputar cuatro pleitos para alcanzar las semifinales) le hicieron carecer de la frescura que necesitaba. Bronce amargo para El Profeta.