PELOTA

Aimar se despide del querido Bizkaia

La leyenda de la pelota y Albisu se llevaron el triunfo en el estelar del frontón bilbaíno ante Urrutikoetxea e Imaz. "Os llevaré siempre en el corazón", señaló. Aurresku de Aretxabaleta.

0
Aimar se despide del querido Bizkaia

El frontón Bizkaia de Bilbao ha sido uno de los recintos más recientes en aterrizar en el circuito de la mano. Un rincón fetiche para Aimar, que aquí ha labrado parte de su leyenda. El fenómeno de Goizueta siempre ha sostenido que le va muy bien a sus características. Para una cita tan emotiva, se ha juntado con Albisu, un compañero que no es uno más, pues tiempo atrás pues tiempo atrás formaron una pareja temible. Recibió la sorpresa de un aurresku de su compañero y amigo Aretxabaleta y luego le entregaron un obsequio el diputado general de Bizkaia, Rementeria, y la diputada de Euskera, Cultura y Deporte, Lorea Bilbao, "Este frontón y Bizkaia siempre han sido muy especiales para mí. He jugado unos cuantos partidos y la gente ha llenado las gradas muchas veces. He notado el respeto, me he sentido a gusto porque es de las mejores aficiones. Ver este ambiente es para estar agradecido. Os llevaré siempre en el corazón", señaló sin alargarse mucho, fiel a su estilo.

Urruti e Imaz, dos rivales de mucho nivel, han sido los testigos de la despedida dentro de este circuito diseñado por AImar con colofón el 13 de noviembre en su Goizueta natal. En ningún momento este y Albisu han visto peligrar el triunfo. Después de que los azules, arrancaran con un 2-0, se marcharon los colorados hasta un 10-2, armaron la tacada con una pelota que tenía salida de suelo y que incomodó a Imaz, ya que se le venía muy encima. Albisu dominó desde los cuadros traseros y dejó bolas francas al gran protagonista de la tarde.

Cuando los azules pudieron cambiar y sacar su material, Imaz consiguió igualar el peloteo, aunque Jon Ander no se veía dominado nunca. En el desenlace, el de Ataun cometió algún error, pero la victoria no peligraba para los colorados: 22-13. La leyenda se marchó de la cancha con el público en pie. Cae el telón del Bizkaia para uno de los más grandes.