España
4
FIN
0
Paraguay

FÚTBOL SALA | MUNDIAL

Adolfo lidera el gran debut de España en el Mundial

La Selección se impuso a Paraguay (4-0) en un partido que dominó de inicio a fin con un gran Adolfo, que anotó un tanto clave antes del descanso.

0
Adolfo lidera el gran debut de España en el Mundial
RFEF Getty Images

El debut de España en el Mundial de Lituania no era, a priori, el más plácido posible. Otras favoritas al título, como Brasil y Portugal, tuvieron en frente a Vietnam y Tailandia, y lo sacaron adelante sin mayores complicaciones. La Selección tenía como primer rival a Paraguay, cuartofinalista de pasado Mundial en 2016 (misma ronda en la que cayó España), aunque es un bloque que ha perdido nivel en estos cinco años. Los de Fede Vidal tiraron de oficio, se llevaron los tres primeros puntos (4-0) y, lo más importante, acabaron con buenas sensaciones. Japón (el viernes) y Angola (el lunes), serán los siguientes rivales, pero la lógica indica que España acabará como primera de grupo. Lo contrario sería una sorpresa mayúscula.

De la lista de 16 jugadores, Vidal debe descartar a dos para cada duelo (un portero y un jugador), y esta vez fueron Juanjo y Raya. Sorprendió el seleccionador, con Herrero en la portería y un quinteto muy ofensivo con Sergio González, Adri, Raúl Gómez y Adolfo. Y el primer minuto fue el peor de España en todo el duelo: dos errores en pases comprometidos y solo la falta de acierto del Cholo Salas impidió a los sudamericanos abrir la lata. Eran instantes de tensión en el Klaipeda Arena en el banquillo español, pero fueron pasando los minutos y la Selección era cada vez más reconocible. Empezaron las rotaciones, y la entrada de Solano en el pivote dio el impulso que necesitaba España.

En una gran jugada, tras aguantar el balón de espaldas, el cordobés cedió el esférico a un Raúl Campos y este le devolvió el pase... para que el pívot rematara de espuela. Un gol precioso para la vista y que, a los nueve minutos, permitía respirar a Vidal. Las llegadas de Paraguay fueron de más a menos, y los hermanos Salas (Adolfo y Cholo) junto a Mareco, eran los principales peligros. España dominaba... pero faltaba un segundo tanto que llegó cuando más duele al rival, justo antes del descanso. Quedaban escasos segundos para que sonara la bocina cuando Adolfo, tras un córner botado por Adri, anotaba el segundo. El meta Giménez pudo hacer algo más, pero el disparo era potentísimo. Defensa y balón parado, las dos grandes armas de España, quedaban reflejadas en la primera mitad.

Adolfo, en el momento en el que marca el segundo tanto del partido

Tras la reanudación, Paraguay trató de recortar distancias, pero más con ganas que con juego. España tocaba, dejaba que el partido madurase, hasta que apareció Raúl Gómez. A sus 25 años, y dentro del grupo compacto y equilibrado que es España, es el líder de esta Selección. Suyo fue el tercer tanto que cerró el encuentro, con una acción individual en el pivote y que a la media vuelta, desde casi la línea de banda, superó a Giménez de nuevo con un disparo por la escuadra. Paraguay bajó los brazos y ni recurrió al portero-jugador, sabedores de que la diferencia de goles será clave en sus aspiraciones para avanzar como segundo de grupo. Ya en el minuto final, y para rematar el gran estreno, Raúl Campos tuvo su regalo por centenario (cumplía 100 partidos con España): balón largo de Tolrá y pase de Adolfo, el mejor del duelo, para que el madrileño anotara a placer. Victoria cómoda que ayuda mucho a lo que está por venir, y es que es el primer paso hasta la anhelada tercera estrella.

Consulta aquí todos los resultados del torneo.