BOXEO

Kerman Lejarraga vuelve a ser rey de Europa en Barcelona

Kerman Lejarraga ganó por decisión mayoritaria a Dylan Charrat para procalamarse campeón de Europa del superwelter. Mary Romero retuvo el EBU del supergallo.

0
Crónica del Kerman Lejarraga vs Dylan Charrat: Europeo del superwelter.
Matchroom

Kerman Lejarraga es un hombre de palabra. Quien le conoce lo sabe y antes de enfrentarse a Dylan Charrat por el Europeo del superwelter avisó de lo que iba a hacer: "Matar o morir". Esa es su ley y de nuevo volvió a cumplirlo en el ring. Los 1.800 fans (máximo permitido por las restricciones por la pandemia) que se dieron cita en el pabellón Vall d'Hebron de Barcelona vibraron con el 'Revolver de Morga'. Se presentaba renacido y lo notó. "Vamos a ir a por él", apuntó antes del quinto round. Desde ese momento armó la guerra y el francés se la aceptó. Fue valiente al cruzar balazos con un pistolero y en el fragor se produjo un cabezazo fortuito que cortó al vasco. Nos quedamos sin dos asaltos y medio de espectáculo. Había que ir a las cartulinas. Los nervios eran evidentes en todo el mundo, menos en Kerman. El vasco disfrutaba de su afición, del momento de estar en el ring y se sentía ganador. Los jueces corroboraron su sensación con una decisión mayoritaria (95-95, 96-94 y 96-95). Victoria que le vuelve a disparar a nivel mundial y que le iguala a leyendas nacionales como Perico Fernández, Pedro Carrasco, Roberto Castañón y Kiko Martínez. Son los únicos cinco españoles que han sido campeones continentales en dos divisiones diferentes.

El combate empezó con Kerman serio y trabajando con su jab. El primer asalto fue suyo, pero en el segundo y tercero Charrat sacó más trabajo. En el cuarto, de nuevo el vasco conectó buenos golpes. El francés era muy técnico y se notaba, pero todo cambió ahí. En ese momento Lejarraga subió de marcha para armar la guerra. "La idea era ir de menos a más. Sufrir en los primeros y subir el ritmo", reconoció tras el pleito. Lo hizo. El paso al frente incomodó a Charrat, quien cuando se paraba encajaba golpes. Cada vez ese trabajo era más efectivo. El galo sufría y en el octavo asalto lo pasó realmente mal. Kerman trabajó mucho abajo y con un hook le sacó el aire. La frase "salvado por la campana" nunca estuvo tan bien dicha. Llegó el golpe y sonó la campana. Charrat tuvo que aguantar en pie y no fue capaz de llegar a su esquina sin agarrar las cuerdas. Con 30 segundos más de asalto esa pelea se acababa.

La guerra la abandonó Charrat en el noveno. Empezó a correr y evitó chocar. En el décimo, Kerman logró volver a poner la pelea cabeza por cabeza y ahí se produjo el lance que acabó el pleito antes de tiempo. El médico revisó la herida y paró el duelo. Bien parado y momento de ir a las cartulinas. Lejarraga estaba inclinando el duelo de su lado y la victoria fue de justicia. Renació en Barcelona y fue claro: "Quiero defender el Europeo en Bilbao".

Mary Romero reafirma su reinado Europeo

Mary Romero golpea a Amy Timlim.

Brotaban las lágrimas del rostro de Amy Timlin cuando su esquina le dijo al árbitro que no continuaba en el combate. Era su primera vez por un Europeo, pero la campeona, la española Mary Romero le explicó en el ring el motivo por el que tenía ese cinturón. La murciana, de 35 años, dio un recital en ocho asaltos y la esquina visitante no quiso continuar con el castigo. Mary y su equipo estudiaron a la perfección la pelea. Fue un éxito. La española sabía perfectamente por donde estaban los huecos que debía atacar y lo hizo. Con los crochets de derecha (logró cortar a su oponente con uno en el round inicial), el jab y los upper fue castigando a la inglesa. La pelea solo iba de un lado y el resultado estaba claro. Mary es reina de Europa.

Kiko Martínez, Moussa Gholam y Cristóbal Lorente lucieron

Antes del doble Europeo, Matchroom quiso darle la oportunidad a varios de los púgiles españoles más destacados. Kiko Martínez, que boxeará en diciembre contra Zelfa Barrett (según indicó Eddie Hearn en DAZN), derrotó a Izán Durán por decisión unánime (80-71, 79-72 y 79-72). El español es una máquina que nunca falla cuando llega su momento. Era mejor, pegaba más duro y fue bombardeando a su oponente, quien tenía problemas con su esquina y salió un tanto descentrado, lo que impidió que el español luciese todo lo que mereció. Kiko no pensó en nada más e hizo su trabajo. En el quinto round Martínez envió al hondureño al suelo, pero la valentía del visitante impidió el final antes.

Kiko Martínez golpea a Anuar Salas.

Cristóbal Lorente se impuso por decisión unánime (79-72, 80-70 y 80-71) a Anuar Salas. El catalán ganó el Nacional del pluma el 24 de julio y estaba listo para dar un gran espectáculo en el Vall d'Hebron. Dominó la pelea, pegó duro y envió en dos ocasiones a Salas al piso, pero se encontró un oponente rocoso y pudo llevar la pelea a las cartulinas. Por su parte, Moussa Gholam venció por retirada en el último asalto a Mauro Alex Hasan Perouene. El marroquí, residente en Barcelona desde su infancia y miembro del equipo Gallego Prada, lució todas sus cualidades: boxea calmado, variando golpes y planos, pega duro, cuida la defensa... Dio un recital, que solo se vio frenado en el round final cuando el argentino, sin físico, trabó la pelea. Al final, su esquina, decidió parar el pleito con buen criterio. Debían haberlo hecho antes.