NATACIÓN

De Gran Canaria al podio de París: el reto de Olivier

El nadador francés, bronce en Río 2016, preparará los Juegos de París 2024 con Fred Vergnoux, técnico de Mireia Belmonte, en el CN Metropole.

0
Marc-Antoine Olivier.
BERTRAND GUAY

Después de Tokio, la natación española mira con un ojo el Mundial de Fukuoka en mayo y con el otro observa París 2024, que está a la vuelta de la esquina, pero no tanto para una generación de nadadores que se acercan a la edad habitual de la retirada. Hay pocas cosas seguras por el momento, una de ellas, en clave internacional, ha sido la decisión del medallista olímpico francés Marc Antoine Olivier de entrenarse en el CN Metropole de Gran Canaria con Fred Vergnoux.

El técnico de Mireia Belmonte desde 2010 ha vivido un punto de inflexión en este 2021. Se ha desvinculado de la Real Federación Española de Natación (RFEN), en la que desarrollaba el cargo de jefe de equipo, y ha trasladado su centro de entrenamiento al Metropole, club que ha apostado fuerte por dinamizar su natación. Aún no ha trascendido dónde se entrenará su grupo, con Mireia y los olímpicos Alberto Martínez y Jimena Pérez, ambos participantes en Tokio 2020.

A la espera de conocer esta noticia, el francés Olivier ha decidido sumarse al nuevo proyecto de Vergnoux, que en los últimos años se ha especializado en aguas abiertas, una disciplina que ya intentó incluir en el programa de Mireia Belmonte para los Juegos de Río en 2016 y que nadó en el Europeo de Berlín de 2014. En los últimos años ha estado al frente de la preparación de Martínez y, brevemente, de Paula Ruiz, la olímpica en categoría femenina.

Cambio de aires después de la eclosión de una generación

Entrenado desde siempre con Philippe Lucas, uno de los gurús de las aguas abiertas, Olivier despuntó en 2015 y en Río 2016 llegó en condiciones de pelear el oro olímpico. Finalmente se conformó con el bronce en los 10 kilómetros junto a las aguas de Copacabana. A partir de ahí, siguió como uno de los mejores nadadores del circuito mundial. Su palmarés lo atestigua: dos oros, una plata y un bronce mundial; y dos platas y un bronce europeos.

Francia ha destacado desde la llegada del director técnico Stephane Lécat como una de las grandes potencias de las aguas abiertas mundiales gracias a sus sistemas de entrenamiento y al haber apostado por una generación joven. Olivier, en una entrevista a la FINA en marzo, comentaba lo siguiente: "Esta joven generación y la experiencia y el conocimiento de Stephane Lecat hicieron que el equipo francés triunfara y alcanzaron nuestros primeros podios, por ejemplo, en los 10 km con Aurelie Muller y yo en los Juegos Olímpicos. Esta colaboración ha abierto muchas puertas y una mejor formación y preparación de los jóvenes", dijo. Ahora Olivier cambia de aires y formará parte del equipo de Vergnoux.