GOLF

Rahm pone rumbo a Tokio

El español de Barrika representará a España en los Juegos Olímpicos en una competición que se disptará en Saitama del 29 de julio al 1 de agosto.

0
Rahm pone rumbo a Tokio
Matthew Lewis/R&A R&A via Getty Images

Jon Rahm concluyó el cuarto major del año, pero en el horizonte aparece un desafío que al jugador de Barrika le apasiona desde niño: los Juegos Olímpicos. Tras unos días de descanso con su mujer y su hijo, el golfista de 26 años representará a España en la competición que se jugará en el Kasumigaseki Country Club de Saitama, del 29 de julio al 1 de agosto, en cuatro recorridos a imagen y semejanza de cualquier torneo del circuito.

"Para mí es una grandísima oportunidad, sería un momento increíble poder darle una medalla de oro a España en golf en unos Juegos. La última vez que el golf estaba en los Juegos hasta que ganó Justin Rose fue a principios del siglo XX, así que sería el segundo jugador de la era moderna con una medalla de oro, algo muy tentador para mí", afirma Rahm.

Ganador de un major (US Open 2021), el español sorprende al colocar los Juegos entre sus prioridades: "Tienes la opción de la Ryder Cup, pero no es lo mismo que unos Juegos Olímpicos. Poder tener esa oportunidad como profesional, algo que hasta hace cuatro años ni siquiera era una posibilidad, es algo de lo que yo nunca duraría. Tienes la ocasión de llamarte deportista olímpico, algo que muy pocas personas en la historia logran, y si consigues una medalla, especialmente una de oro, entras en un grupo aún más selecto".

Mensaje rotundo aunque el de Barrika no quiere polemizar ante la decisión de otros jugadores que han renunciado a ir a Tokio como Louis Oosthuizen, Dustin Johnson o Sergio García: "Yo no puedo hablar por los demás, habría que preguntarles a ellos los porqués. En mi caso, he tenido la suerte de representar a España a todos los niveles como amateur desde que tenía 13 años. He podido ganar muchos eventos por equipos en todo el mundo con mi país. Y cuando te vuelves profesional no tienes esa oportunidad".

El único 'pero' que Rahm pone a Tokio es... no poder animar al resto de la delegación española. "Aunque no podré ir a ver otros eventos deportivos y apoyar a mis amigos y compatriotas, sé que todos estaremos allí, y aunque no sea físicamente, el espíritu de equipo no faltará", dice Jon. Un fenómeno en todos los sentidos.