BOXEO

Reyes Pla, a por el oro en el preolímpico de París

Enmanuel Reyes Pla disputará este martes la final del preolímpico, lo que le pondría situar de cabeza de serie en Tokio. Escobar y Jalidov cedieron y son bronce.

Reyes Pla, a la final del preolímpico de París.

Enmanuel Reyes Pla (91 kg) es una baza de medalla en los Juegos de Tokio. Cada vez que se sube a la tarima lo deja claro. Ganó con holgura los dos primeros combates, los que le clasificaron para la cita japonesa. En las semifinales le esperaba el británico Cheavon Clarke, un púgil difícil, pero al que volvió a anular. El hispano-cubano está en un gran momento de forma, no ha perdido desde que defiende a nuestro país y en cada combate deja de ser la 'baza secreta española' para ser el rival al que nadie quiere. Reyes Pla siempre está en movimiento, ya sea para esquivar o para hacer que su oponente entre y castigarle. Clarke se desesperó un poco, siempre que intentaba conectaba acababa contragolpeado. Tiene mucho talento y cada vez que está en el ring imparte cátedra. Al británico le ganó por decisión dividida (29-28, 27-30, 27-30, 27-30 y 27-30), pero debió ser unánime sin sufrir venció claro. Y es que el peso pesado español hace fácil lo difícil. El oro se lo jugará ante otro superclase, el ruso Muslim Gadzhimagomedov. En juego está una medalla, pero lo más importante es que el ganador tendrá gran ventaja (seguramente será cabeza de serie) en Tokio, la cita realmente importante.

La de Enmanuel fue la única buena noticia del día en París. Las otras dos fueron cruz para España. El primero en salir al ring fue Gabriel Escobar (52 kg), quien se despidió del torneo en un combate que deja mal sabor de boca, ya que el español mereció más. Cayó frente al francés Billal Bennama por decisión unánime (29-28, 29-28, 29-28, 30-27 y 30-27) una puntuación cuanto menos discutible. El español salió como en él es habitual: mucha velocidad, manos rápidas y buena defensa. El galo tenía más envergadura y lanzaba golpes, pero Escobar se los quitaba bien... o eso pensamos todos. Los cinco jueces le dieron a Bennama (actual bronce Mundial) el round. Gabi apretó entonces, subió el ritmo y el segundo round fue claro, pero solo un juez se lo dio. En el asalto final, sin nada que perder, el español metió todo lo que tenía. Ritmo frenético, dañó a su oponente abajo... pero no fue suficiente. Un bronce que sabe a poco, pero el objetivo está mas que cumplido.

Por el orden establecido, el segundo subirse al ring debía ser Gazi Jalidov (81 kg), pero no lo hizo. El hispano-ruso venció en cuartos de final en una dura batalla en la que acabó tocado. Pese a que este domingo pudo descansar, este lunes se levantó con una inflamación en su mano derecha y el equipo español no quiso arriesgar. Quedan 46 días para los Juegos y con el objetivo cumplido es tiempo de pensar en esa cita. Así, con la incompetencia de Jalidov, el azerí Loren Alfonso Domínguez se clasificó para la final.