ATLETISMO

Jesús Gómez bate el récord de España de 1.000m de Cacho

El burgalés de 30 años paró el crono en 2:15.99 batiendo el tiempo del soriano de 1993. Récords de Daniela García, Carla Domínguez y mínima olímpica para Katir en 1.500.

Jesús Gómez bate el récord de España de 1.000m de Cacho
JESUS ALVAREZ ORIHUELA DIARIO AS

Récords del pasado. El Meeting Desafío Nerja 2021 Resturantes Pulguilla y Ayo, en el Estadio Enrique López Cuenca, no decepcionó y la presencia de grandes estrellas del atletismo español en excelente estado de forma llevó a destrozar marcas que llevaban muchos años como récords de España. En los 1.000 metros, Jesús Gómez, medalla de bronce en el Europeo indoor en 1.500 de Torun, quitó del pedestal de los cronos a Fermín Cacho. El soriano tenía el récord nacional de la distancia en 2:16.13 desde 1993 y el burgalés de 30 años paró el cronómetro en 2:15.99 aprovechando un buen trabajo de la liebre Saúl Martínez. "No pensaba encontrarme tan bien", aseguraba Gómez al micrófono de Juan Carlos Higuero.

Gómez no fue el único atleta que rebajó un tiempo de hace décadas. Daniela García, el gran talento de futuro del mediofondo, la deportista que parece levitar sobre el tartán, quedó segunda en el 1.000 femenino, a espaldas de Esther Guerrero (2:38.57), y con su 2:39.66 rebajó en cinco segundos el récord de España sub23 (Daniela tiene 19 años) que tenía Jacqueline Martín con 2:44.22 desde 1996. "Me he visto muy bien. Iba muy cómoda en el ritmo y estoy muy contenta", aseguraba la mallorquina.

ATLETISMO 20/21Daniela García.

Otra fémina, Carla Domínguez reventó también el récord de España sub20 de 2.000 metros. La atleta de Tarrasa (17 años) fue segunda tras Marta Pérez (5:46.90) con un tiempo de 5:56.63, cinco segundos menos del 6:01 que tenía Angelines Rodríguez desde 1988.

La última carrera de la tarde, el 1.500 masculino, fue una exhibición de Mohamed Katir. El atleta de 23 años, que lleva desde los 5 años viviendo en Mula (Murcia) y que fue cuarto en la final europea de 3.000 metros en Polonia, siguió con su excelso estado de forma y empieza la temporada al aire libre a un nivel altísimo como demostró en la pista cubierta. Katir selló un impresionante 3:33.62, mínima olímpica para Tokio y mejor marca europea del año. "No tenía ni idea de que iba a estar asó, de hecho no tenía ni intención de venir", afirmaba.